Última actualización: 27.05.20

 

Si sientes algo de frustración porque no ves los beneficios de la crema hidratante en tu piel, es momento de revisar cómo estás realizando su aplicación. Aunque no lo creas, seguir las instrucciones de la etiqueta al pie de la letra no siempre es suficiente, ya que hay errores comunes que tienden a cometerse.

 

Puede que en oportunidades sientas que tu rutina de hidratación no está mostrando los efectos esperados. Tal vez, los esfuerzos que haces para el cuidado de tu piel no están siendo los adecuados. Un buen producto para hidratar tu rostro o cuerpo es una inversión en la que no se debe escatimar, por lo que saber aprovechar sus beneficios se vuelve fundamental. 

Veamos lo que muchos expertos identifican como posibles desatinos y cómo corregirlos para que, de esta manera, la crema hidratante pueda ser el paso final exitoso de una buena y bien llevada rutina de cuidado de la piel.

 

Una exfoliación muy frecuente

La exfoliación es parte de un cuidado vital que ayuda a eliminar las células muertas de la capa superior de la dermis. Hidratar la piel después de hacerlo es imprescindible, pero si exfolias más veces de lo recomendado, será inevitable que tu piel muestre señales de irritación y enrojecimiento, así uses posteriormente gran cantidad de crema humectante. 

Recuerda que es clave seguir la recomendación dermatológica para la frecuencia de exfoliación según el tipo de piel. A una piel grasa puede caerle muy bien el proceso una o dos veces por semana, la piel seca solo una vez semanalmente y, para la piel sensible, se debe tener gran cuidado y probar primero un poco de producto para evaluar la reacción. 

Después de la exfoliación, la aplicación de una excelente crema hidratante con protección solar es primordial. Al asegurarte de dar tiempo suficiente a que ocurra la renovación de las células, estarás garantizando, al mismo tiempo, que el efecto de la hidratación se mostrará con una piel sana y hermosa. 

Dejar pasar tiempo después del lavado 

Cuando dejas pasar mucho tiempo para aplicar la crema después del lavado de tu piel, tu rostro, especialmente, tiende a resecarse y apretarse no favoreciendo a la absorción del producto humectante que uses. Uno de los mejores consejos que dan los expertos es hidratar a breves minutos de haber terminado la limpieza. 

Dedicar un tiempo con calma y sin apuros para consentir tu rostro y cuerpo llevando a cabo todos los pasos como es debido será determinante. Lava tu rostro, seca suavemente con una toalla de baño o una delicada toallita de microfibra y, dentro de los dos minutos posteriores, comienza la hidratación. Esto permitirá que la piel se encuentre ligeramente húmeda aún y pueda humectarse de inmediato. 

 

Aplicar simultáneamente varios productos 

Abrumar a tu piel con un producto tras otro sin permitir el tiempo adecuado de secado no solo creará una capa densa que impedirá que tu dermis respire, sino que, en consecuencia, minimizará el efecto hidratante de la crema. Aplica el serum y deja que se produzca una absorción completa de sus ingredientes. Solo cuando este producto cosmético esté seco, puedes aplicar tu crema humectante.

Con el FPS es lo contrario. Como es lo último que debes aplicar, hay que asegurarse que la crema hidratante haya penetrado y que la textura de la piel indique que la ha absorbido totalmente. Por lo tanto, permitir, por lo menos, un minuto de secado favorecerá a la efectividad de ambos productos. 

Tampoco se trata de sustituir un producto por otro para hacer la rutina más rápida y ganar tiempo, ya que los propósitos de uso son diferentes. Por ejemplo, los profesionales de la belleza resaltan la confusión común entre el serum, la crema hidratante y el FPS. 

El primero es para nutrir lo más profundo de la piel, la crema protege humectando y restaurando la superficie de la epidermis y el factor de protección solar es una película protectora en contra de la nocividad de los rayos solares. Así que no se trata de lo mismo y cada uno aporta beneficios distintos.

Necesidades diferentes 

El funcionamiento de las hormonas, el estilo de vida y factores como el estrés dan a cada piel características y necesidades diferentes. Todos estos aspectos pueden contribuir o afectar el nivel de hidratación y dejar propensas a la sequedad las áreas del rostro y cuello. Sin embargo, una misma emulsión de agua y óleos no es la adecuada para todas las pieles. 

Un buen producto hidratante debería tener una composición variada de elementos y es su fórmula la que indica si tiene más aceites, siliconas, sorbitol, cera de abejas, karité, ácido hialurónico, glicerina y colágeno, entre otros. Por ejemplo, para un tipo de piel grasa, la opción no es dejar de hidratar, ya que el exceso de grasa no es equivalente a una hidratación favorecedora. 

Por lo contrario, ayudar a que encuentre el equilibrio es lo ideal. Por lo tanto, para este tipo de piel no se debería usar una crema espesa que pudiera crear obstrucción y brotes, sino una liviana que tenga ingredientes de forma natural como la jojoba y glicerina que hidratan intensamente sin obstruir.

Para pieles más secas, las cremas ricas en composición y densidad pueden tener grandiosos efectos en un día de frío o brisa intensa, por ejemplo. Para estas pieles, hay dermatólogos que sugieren usar una hidratación profunda para dormir y otra menos densa para la mañana. 

 

Descuidar la alimentación y el descanso 

Por último, pero no menos importante, está recordar cómo la piel refleja una buena salud. Pretender que comprando una crema hidratante de elevado costo o perteneciente a las marcas de belleza más exclusivas borrará las señales de pocas horas de sueño o una dieta descuidada será una completa frustración. 

La piel tiene su propio mecanismo de autohidratación y, junto a la mejor crema hidratante (aquí encuentras unas opciones de compra), su belleza puede ser exaltada y mantenida con un tiempo de buen descanso entre 6 y 8 horas, mucha agua durante el día y una dieta que no se base en alimentos excesivamente grasos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments