Última actualización: 29.01.23

 

El agua micelar es un producto muy versátil que permite reducir el tiempo de tu rutina de belleza porque con un solo producto puedes desmaquillar el rostro, limpiarlo y tonificarlo.

Aunque parezca muy simple de usar aquí te dejamos algunas recomendaciones sobre cómo usar agua micelar de la forma correcta.

Revisión del paquete

Para los que hacen la compra online de este producto, conviene revisar el estado del mismo al recibirlo para verificar que no tenga derrames y así poder hacer algún reclamo al vendedor o al servicio de correo, en todo caso.

 

Agitar el líquido

Si el agua micelar es todo en 1, con un estado completamente líquido no hace falta realizar este paso.

Sin embargo, para las aguas micelares bifásicas que tienen un componente oleoso, es necesario agitar un poco el producto para unir de esta forma toda la solución.

En este momento debes asegurarte de que el dosificador o la tapa del recipiente esté bien cerrada para evitar derrames del producto y aprovechar al máximo tu inversión.

 

Aplicación

La mejor forma de aplicar el agua micelar es con los discos de algodón desmaquillantes, ya que estos tienen la textura y el grosor necesarios para absorber la solución y aplicarla en todo el rostro.

Los profesionales estéticos recomiendan usar un disco por cada zona de la cara, es decir: una pieza de algodón para desmaquillar los ojos, otra para los labios y finalmente otra para el resto de la piel.

De esta forma se evita la contaminación de zonas delicadas como los ojos, además no se transfiere más suciedad a otras partes de la cara.

 

Momento de usar

Lo más recomendado es usar esta solución por las mañanas y las noches, es decir, que al despertar debes aplicarla para retirar todo el sebo que se acumuló durante el descanso y dejar la piel lista para la aplicación del maquillaje.

Por otra parte, en la noche es obligatorio aplicarla porque así retiras todas las impurezas de la piel, haciendo una limpieza profunda y tonificando para que los poros queden despejados y puedan realizar el proceso de transpiración y regeneración de las células durante el sueño.

Aplicación durante el día

Otra forma de utilizar el agua micelar es después de una rutina de ejercicios o de un día en la playa, pues en estos momentos la piel se siente recargada, sudada y sucia.

Por ello es conveniente aplicar la solución micelar para refrescar la piel y limpiar de cualquier impureza, esto también te dará un aspecto más natural y saludable.

Por esta razón, es recomendable llevar una presentación portátil en tu bolsa o neceser para realizar estas limpiezas improvisadas pero necesarias.

 

Completar tu rutina

Si bien, muchas aguas micelares incluyen componentes hidratantes y no necesitan de más productos, hay otras líneas de marcas especializadas que conservan el agua micelar como un componente necesario para completar una rutina de limpieza e hidratación.

Así que dependiendo del producto que utilices y la marca sabrás si necesitas aplicar posteriormente una crema hidratante antes de dormir, o en todo caso protector solar para maquillarte antes de salir a tu jornada diaria.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS