Última actualización: 27.05.20

 

La cosmética natural ha ganado terreno en los últimos años ofreciendo alternativas ecológicas a los productos de belleza convencionales y, aunque los desodorantes habían resistido por mucho tiempo, ahora se observan algunas opciones que prometen cuidar la piel y eliminar el mal olor sin usar agentes químicos y abrasivos. Pero, ¿funcionarán realmente o se trata de una tendencia fugaz?

 

Por años la industria cosmética se ha debatido sobre el uso de sales de aluminio en los antitranspirantes, ya que existen sospechas de que estos componentes favorecen la aparición de células cancerígenas. Sin embargo, no existe evidencia científica que confirme tal hecho. 

Pero, la preocupación de los usuarios se ha incrementado y se muestra una tendencia creciente en la demanda de productos de higiene personal con fórmulas limpias, es decir, libres de parabenos, sales de aluminio, sulfatos, colorantes, alcohol y otros aditivos que pueden dañar la piel. 

En este sentido, muchas marcas muy conocidas se han fusionado con empresas alternativas especializadas en el desarrollo de desodorantes sin agentes químicos para ofrecer esta opción sus clientes. Otras han prescindido totalmente de las sales de aluminio en los antitranspirantes y están reemplazándolas con compuestos veganos como algas marinas, hierbas naturales, entre otros.

 

Marketing natural

Sin embargo, parte de los consumidores se mostraba renuente al uso de estos desodorantes naturales al dudar de su efectividad. Por ello, el marketing ha hecho su magia y se ha orientado en mostrar atractivos packagings y formatos que capten la atención de los compradores. 

Algunos de estos productos tienen la forma de una pastilla de jabón natural que debes frotar en las axilas y su empaque es totalmente reciclable y de origen sustentable. 

En realidad de esto se trata la cosmética natural, fabricar y comercializar productos con ingredientes orgánicos, sustentables y que no se han testado en animales, pensados para el bienestar del ambiente desde su concepción hasta el fin de su vida útil. 

Las fórmulas naturales más exitosas 

La principal duda de los usuarios antes los desodorantes naturales es saber si estos serán efectivos o no. En primer lugar se debe aclarar que si durante años has usado los productos convencionales con sales de aluminio y otros agentes químicos, tu cuerpo necesitará “desintoxicarse” para absorber con efectividad el nuevo desodorante.

Este proceso puede durar un tiempo, ya que es una fase de adaptación de la piel a los ingredientes naturales, pero muchas personas se sienten defraudadas durante esta transición y desisten, así que vuelven a los productos químicos. 

En este sentido, es importante reiterar este aspecto para que sepas bien de qué se trata cambiar el desodorante común por un cosmético totalmente natural, por lo que la paciencia y la constancia serán tus mejores aliados. 

Ahora bien, actualmente algunos desodorantes naturales se han ganado un lugar entre los mejores desodorantes del 2020, pues sus fórmulas han logrado la efectividad que los usuarios quieren de los productos 100% saludables y ecológicos. 

En estos cosméticos las hierbas y aceites esenciales son los protagonistas, sin dejar de lado sustancias como el bicarbonato de sodio por su gran poder de absorción y neutralización de olores. 

Con respecto al control de las bacterias que producen el mal olor, el uso de plantas como el árbol del té, enebro y el aceite extraído del limón han demostrado mucha efectividad. Por ello se incluyen en las fórmulas de estos desodorantes naturales. 

Por su parte, el aloe vera es otro de los ingredientes preferidos para la fabricación de estos productos gracias a sus propiedades antibacterianas y antioxidantes que contribuyen a la buena salud de la piel.  

En consecuencia, estos desodorantes no solo ayudarán a combatir el mal olor sino que cuidarán la delicada piel de las axilas, siendo adecuados para todo tipo de dermis, incluyendo las más sensibles.

 

Desodorante natural: una moda o una necesidad

Para muchos escépticos el uso de desodorantes naturales es parte de una tendencia de las redes sociales por los famosos que publicitan estos productos. Pero, la realidad va más allá de una simple moda y es que los laboratorios y fabricantes se mantienen en un constante desarrollo por fórmulas más efectivas, atendiendo también a la demanda de los usuarios.

Asimismo, es un hecho que la población consumidora de productos orgánicos y naturales está en aumento, personas que intentan llevar un estilo de vida más ecológico y consciente con el mundo y los problemas de contaminación que los mismos seres humanos hemos causado.

Por lo tanto, la cosmética natural ofrece esta alternativa de productos para la higiene personal de origen sustentable que son buenos para nuestro cuerpo y para el planeta.

Si bien, aún falta mucho por hacer, investigar y dar a conocer estos productos, creemos que su consumo seguirá aumentando y que los fabricantes se verán en la necesidad de cambiar los aditivos químicos por ingredientes naturales. 

Pero, otra cosa es totalmente cierta, y es que para favorecer la efectividad de los desodorantes sin sales de aluminio será necesario implementar una buena higiene diaria, cambiar y lavar la ropa, evitar usar prendas de vestir muy ajustadas y si es posible depilar con frecuencia las axilas para evitar la proliferación de las bacterias causantes del mal olor. Caso contrario, si no se toman medidas de higiene tan sencillas como estas, ningún desodorante natural o químico podrá tener un efecto notable. 

Haz tu propio desodorante

Si quieres hacer la prueba de cómo te va con los productos naturales para el mal olor antes de desembolsar dinero, puedes usar algunos ingredientes que probablemente tienes en tu cocina para preparar un desodorante casero. Aquí te mostramos una receta muy sencilla cuyo aroma agradable es apto para hombres y mujeres.

Para empezar necesitarás de 6 a 8 cucharadas de aceite de coco, ¼ taza de bicarbonato de soda y ¼ taza de maicena. Debes mezclar los ingredientes secos y poco a poco ir adicionando el aceite de coco sólido, batiendo hasta conseguir una textura firme, suave y espesa. 

Cuando esté lista, puedes guardar la mezcla en un bote en un lugar fresco. Es normal que a causa de los cambios de temperatura se formen algunos grumos. Cuando esto suceda usa una paleta para remover la crema. También puedes usar la paleta como un aplicador del desodorante.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments