Última actualización: 12.11.19

 

Puede ser que hayas adquirido el mejor cepillo alisador del momento, leíste el manual de instrucciones y, aún así, con todo esto algo sale mal, pues tu pelo no adquiere la apariencia que esperas. Esto puede atribuirse a una mala técnica y puede que sea más sencillo resolverlo de lo que te imaginas.

 

Tener un pelo que se ve espectacular es el sueño de toda mujer, pues con esta parte de nuestro cuerpo presentable, sentimos que ya tenemos ganado un buen porcentaje de la rutina diaria para lograr salir a la calle y sentirnos seguras. Por otro lado, no podemos dejar de notar que, para pasar del pelo de ensueño a uno real que se vea igual de bien, tal vez nunca fué tan sencillo como hoy, pues los profesionales se han dedicado a idear cada vez más opciones que puedes elegir para que esta brecha, que antes parecía tan compleja, sea pequeña y fácil de librar incluso desde la comodidad de tu hogar. 

En este sentido, ahora gozamos de productos que están al alcance de nuestra mano y bolsillo, tales como cremas que mejoran la textura del pelo y lo preparan para su peinado, o bien, la amplia gama de aparatos eléctricos que nos ayudan a darle a nuestro pelo el aspecto que está de moda aplicando calor o aire en el proceso. Entre ellos, uno que se destaca por su practicidad es el cepillo alisador.

 

El cepillo alisador y su tecnología

El cepillo alisador es una alternativa que se ha ganado un sitio privilegiado entre las mujeres que desean darle a su pelo una apariencia atractiva sin tantas complicaciones. Este dispositivo es tan similar a uno convencional que su uso ya nos resulta muy familiar desde la forma en que se sujeta y puede ayudarnos a conseguir buenos resultados en poco tiempo. 

La eficacia de estos aparatos aunque puede diferir de una marca a otra, está dada por su capacidad para calentar sus cerdas a determinada temperatura. De esta manera, mientras eliminas los nudos de tu melena, al mismo tiempo le das la textura suave y lisa que buscas. Esto nos lleva, dependiendo del tipo y grosor de pelo, a reducir considerablemente la rutina del peinado aproximadamente a la mitad del tiempo.

Por otro lado, la base de calentamiento es muy importante, es necesario revisar que se trate de un material que al utilizar el cepillo le otorgue al pelo un trato delicado para que no se dañe. Muchas marcas incluyen en esta sección cerámica e incluso complementan añadiendo ingredientes naturales como aceites que se liberan a través del calor, para ser depositados en el pelo y agregarle brillo mientras lo nutren.

 

 

4 Consejos para tener buenos resultados con el cepillo alisador

A muchas mujeres les puede pasar que a pesar de haber analizado detenidamente qué cepillo alisador comprar, al tenerlo en casa su utilización se convierte en un desafío, pues su pelo no adquiere la apariencia deseada. Esto no tiene por qué ser así, con unos sencillos trucos podrías tener mejores resultados. A continuación te los explicamos.

 

 

  • Utiliza un protector térmico para el cabello

 

Aunque el uso del cepillo alisador puede ser menos dañino en comparación con la plancha, por ejemplo, no deja de ser un dispositivo que somete el pelo a una temperatura superior a la normal. Por eso es mejor utilizar un producto que disminuya al máximo los efectos de este aumento de temperatura. Este generalmente se aplica en forma de serum o spray y encontrarás muchos buenos y baratos. Además, estos suavizan el pelo y hacen más fácil el peinado.

 

 

  • Toma tu tiempo

 

Aunque el uso del cepillo puede proporcionar resultados rápidos, no quiere decir que debes pasarlo por tu pelo desde la raíz hasta la punta en tan solo un segundo, como podrías hacer con el cepillo tradicional. Recuerda que el pelo deberá estar en contacto con el calor de la superficie de las cerdas para que obtengas resultados. Así que, hazlo en forma lenta y constante dando tiempo a que el pelo se alise.

 

 

  • Mechón a mechón

 

En especial si tu pelo es muy rizado, conviene pasar el cepillo mechón por mechón para tener mejores resultados. Además, deberás hacerlo desde la raíz hasta la punta.

 

 

  • Utiliza siempre en seco

 

Si acabas de salir de la ducha deberás secar primero tu pelo antes de utilizar el cepillo. De hecho, los mejores resultados se obtienen con el pelo completamente seco. Tú eliges si deseas lograrlo de manera natural o a través de un secador.

 

 

Algunos modelos destacados

Si aún no tienes un cepillo alisador, aquí te dejamos tres buenas opciones que podrían ser de tu interés.

 

Rowenta Power straight

Si tu pelo es por naturaleza muy rizado, este puede ser el indicado para ti. Además, puedes elegir entre 3 temperaturas, una característica muy conveniente porque se adapta tanto a pelos finos como gruesos. Por otro lado, cuenta con generador de iones, lo que evitará que al finalizar tu pelo tenga encrespamientos.

 

Bellissima My Pro Magic Straight Brush

Una de las cualidades que destacan en este modelo es que no cuenta solo con una superficie térmica, sino 3. Por eso puede ser más sencillo alisar el pelo y darle una suave curvatura al pelo en las puntas, para así crear diversos estilos. Además, cuenta con regulación de 6 niveles para su temperatura, que puede llegar hasta los 210 ºC y es fácil de visualizar en su panel.

 

MadameParis Miracle

Con un diseño ergonómico y práctico, la marca MadameParis también tiene su versión de cepillo eléctrico en el que ha reunido varias cualidades interesantes como función iónica para darle suavidad sin energía estática a tu pelo, un recubrimiento de cerámica para tratar a tu cabello con delicadeza y un calentamiento muy rápido que puede llegar a 230ºC en unos cuantos segundos.