Última actualización: 11.05.21

 

En toda ocasión es imprescindible la buena presentación personal. Por ello, tanto hombres como mujeres acostumbran a depilarse diferentes zonas del cuerpo, lo que provoca un mayor riesgo para la aparición de pelos enquistados, que en ocasiones causan severas molestias e incluso puede ser un poco complicada su eliminación.

 

El vello encarnado como también se le conoce al pelo enquistado, se ocasiona principalmente por la depilación de las distintas partes del cuerpo. Y, aunque es más común cuando se usa cuchilla, también se puede presentar con la aplicación de ceras o cremas depilatorias e incluso con afeitadoras eléctricas, siendo un padecimiento difícil de evitar.

 

¿Cómo reconocerlo?

Ante todo, debes saber reconocer cuándo se está formando un pelo encarnado. Para ello, debes estar pendiente si te salen protuberancias pequeñas, macizas y de forma redondeada. También, pueden ser en pequeñas lesiones parecidas a las ampollas con pus. Otra característica a observar es que la zona de la piel se torna oscura. Además, puedes sentir dolor, comezón y, claro, podrás ver ya el vello enquistado.

Una vez que ya tienes vellos encarnados, lo primero que no debes hacer es tratar de sacarlo haciendo presión con tus dedos en el punto o puntos afectados, pues con ello lo que vas a lograr es que ahora se convierta en un pelo infectado, ya que introduces bacterias en la lesión cutánea.

En su lugar, existen varios remedios caseros que te pueden ayudar, y así evitar la visita al especialista médico. El tratamiento puede ser a base de infusiones de manzanilla. La sábila o aloe vera también sirve como antibacteriano y al mismo tiempo ayuda en la cicatrización. Por su parte, el vinagre de manzana cumple de igual forma con el propósito antibacteriano y mejora la circulación. Otras personas recomiendan el ácido acetilsalicílico, pulverizándolo a manera de emplasto sobre la infección.

 

Zonas susceptibles y cómo tratar la afección

Las foliculitis pueden ser superficiales o profundas. Las primeras afectan sólo parte del folículo, mientras que las segundas lo comprometen todo, siendo éstas últimas las más graves. Para tratar este problema lo primero es saber que si es recurrente lo recomendable es que consultes con un especialista antes de cualquier otro tratamiento. Además, cuando se sospecha que hay infección se hace necesario el uso de antibióticos con receta obligatoria.

A continuación conoceremos cuáles son las foliculitis más frecuentes.

En ingles

Los vellos encarnados se presentan con mayor frecuencia en el área de la barba, mentón, mejillas y cuello. También pueden aparecer en el cuero cabelludo, en el caso de quienes se rasuran la cabeza. Igualmente aparecen en las axilas, ingle y piernas.

La razón principal del pelo enquistado en la ingle es la depilación, aun cuando se usen afeitadoras corporales, pues el vello una vez cortado no crece a través del folículo piloso, que es su vía normal, sino que se introduce por debajo de la piel. De allí deriva el enrojecimiento de la zona, llegando a sentirse molestia, un poco de dolor y en ocasiones puede contener pus.

El término preciso es foliculitis de ingle, los folículos pilosos o bolsas donde crece el cabello se inflaman generalmente a causa de una infección bacteriana o fúngica, que de no tratarse debidamente y a tiempo se puede transformar en úlcera escamosa no curable.

Cuando es leve bastará con aplicar algunos de los consejos que dimos en los párrafos anteriores. Pero si eso no basta y la afección más bien se extiende es necesaria la consulta médica, pues se necesita prescribir algún antibiótico o medicamento antifúngico.

 

Ocultos

Si te has preguntado ¿cómo quitar un pelo enquistado que no se ve?, debes saber que se trata de un procedimiento delicado. En este caso se extrae el vello con la utilización de unas pinzas esterilizadas. Después, se limpia el quiste y se procede a hacer la curación de la herida, en caso de que la hubiere, continuando hasta su completa sanación.

 

Axilas

Cuando se trata de pelo enquistado en la axila, una zona bastante propensa a esta afección debido a la acumulación de sudor y microorganismos, el primer paso es limpiar con jabón antibacterial, teniendo el cuidado de secar con una toalla suave dando golpecitos.

Posteriormente, si ves que aparece un grano no lo vayas a reventar. Para ello, aplicas compresas de agua caliente de 5 a 10 minutos, la retiras y secas bien. Si no hay grano procede a hacerte una exfoliación suave con un producto específico para pelos incrustados que no irrite la piel. En este punto ya el vello debe estar en una capa superficial, por lo que con unas pinzas esterilizadas lo puedes extraer con cuidado. Para finalizar, aplica un producto antiséptico para prevenir infecciones.

En las piernas

Por otra parte, algo que afecta en principal medida a las mujeres son los pelos enquistados en las piernas, que normalmente producen enrojecimiento, dolor, inflamación y, por supuesto, incomodidad, además de ser antiestéticos pues se ven como granos en las piernas.

En este caso se aplican las mismas medidas preventivas que expusimos con anterioridad y, de aparecer, puedes practicar también los remedios caseros que ya vimos, a los que agregaremos la aplicación de unas gotas de aceites esenciales y masajes sobre la zona. También puedes tomar un trozo de pan duro y remojarlo en leche caliente para después colocarlo sobre el vello encarnado.

 

Cómo evitar los pelos enquistados

Para evitar que se forme a continuación, te vamos a presentar algunos consejos que son fáciles de seguir y pueden prevenir estas molestas y dolorosas afecciones:

  • Cuando te depiles trata de desinfectar previamente la zona de tu piel.
  • El vapor de agua caliente abrirá los poros para una depilación más suave y eficaz.
  • Las máquinas con hojilla deben ser cambiadas con frecuencia, pues debe evitarse usarlas con poco filo.
  • Pasa siempre la máquina en la misma dirección que crece el vello.
  • No intentes la depilación en seco, siempre hidrata la piel y de preferencia usa crema o gel de afeitar.
  • Exfolia tu piel con la mayor frecuencia que puedas, con ello eliminarás células muertas y piel fina permitiendo que el pelo crezca de forma sana, pues si no las eliminas obstruyen el folículo y obligan al pelo a crecer en forma lateral en lugar de ir para arriba.

Recuerda, que lo mejor es prevenir los pelos enquistados, pero si llegan a generarse lo recomendable es tratarlos cuidadosamente, a fin de evitar que la infección se acentúe.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments