Última actualización: 14.07.20

 

La idea de que teñir el cabello es dañar su naturalidad y brillo ha quedado relegada con las nuevas tecnologías y opciones de tintes para refrescar su color de manera temporal. Por lo tanto, conocer la verdad sobre la coloración podrá convencerte de probar tonos emocionantes sin pensarlo dos veces.

 

Qué es verdad o qué es mentira acerca de todo lo que se dice de los tintes para teñir el cabello es algo que no ha hecho renunciar a mujeres y hombres a su uso. En la actualidad, la paleta de colores para el pelo ha roto con los tonos tradicionales y se ven también el morado, verde, naranja y azul siendo aplicados para looks muy divertidos y juveniles. 

Sin embargo, sea por diversión, moda, para reflejar personalidad o para esconder el gris de la edad, hay aspectos importantes que debes conocer para que los resultados superen positivamente tus expectativas. A continuación, hay 6 interrogantes que dan respuesta a dudas básicas que suelen inquietar a quien quiere experimentar con el color e impactar con su cabellera.

 

¿Cuántos tipos de tintes hay? 

La manera en la que los expertos hacen esta clasificación es refiriéndose a tintes con amoniaco o libres de él. Lo que antes era un común denominador como componente en los tintes ha sido variado por algunas marcas de belleza dada la conciencia de los posibles daños que este ingrediente puede causar en el cabello. 

Para que no haya posibilidad de confusión, debes tener en cuenta que estos dos mismos grupos puedes encontrarlos en el mercado con una denominación diferente. Tintes de coloración no permanente, tono sobre tono o semipermanente y permanente. 

En las dos primeras opciones, comprarás un tinte sin amoniaco que, además de evitar un tratamiento agresivo al cabello, permite reavivar el color. No obstante, lavado tras lavado irá desvaneciéndose. Por otra parte, el permanente es un tinte con amoniaco muy duradero, pero que al abrir la cutícula del cabello provoca que la hebra capilar se rompa.

¿El peróxido de hidrógeno daña la hebra del cabello? 

Pues, como respuesta general podría decirse que sí. Su poder químico es indiscutible al ser el encargado de eliminar el color natural del cabello y prepararlo para el recibimiento del nuevo tono. Su uso apropiado debe guiarse según el volumen. Los de 10 a 30 preparan aclarando y los de 30 y 40 son los utilizados para decolorar el cabello. 

Sin embargo, según la ingeniera química Lucía Pérez, quien es parte del equipo de Glam Studio, una manera de ayudar a prevenir su efecto es preparar al cabello con mascarillas o tratamientos de hidratación previos a todo el procedimiento de aplicación del tinte.

 

¿Se debe cuidar el cabello después de la aplicación del tinte? 

La respuesta es un definitivo sí. De hecho, la única manera de poder lucir el nuevo matiz de tono o color en un cabello hermoso es que este se mantenga saludable. Según la recomendación de estilistas profesionales, el cliente debe asumir el compromiso de un importante cuidado posterior. 

Aunque cada cabello no es igual y tiene sus propias necesidades, evitar que quede debilitado y se deshebre amerita un tratamiento similar. Es altamente recomendado el uso de champús y mascarillas que contengan aminoácidos para nutrir y recuperar la queratina de tu pelo. De no hacerlo, las consecuencias, en muchos de los casos, son la opacidad del color y que el cabello se quiebre y caiga.

 

¿Es un tinte con amoniaco la mejor opción para las canas? 

Pues, a pesar de que se reconoce que podría tener efectos irritantes en el cuero cabelludo, su eficacia en comparación a otros tintes es indiscutible. Las canas son el tipo de cabello más difícil de disimular dada su pérdida de pigmentación. Así que un tinte con amoniaco es, ciertamente, uno de los productos más efectivos para la cobertura total y por mayor tiempo de los grises. 

En total contraste, hay alternativas naturales como el Phyto RE30 que ha salido recientemente al mercado y que ha mostrado resultados destacables y únicos. Este producto, en particular, ha recibido el visto bueno de importantes sectores de belleza que han reconocido su impactante trabajo de parar las canas desde la raíz repigmentando con su color natural.

¿Se puede aclarar un tono con otro tinte después de haberlo teñido?

La función de un tinte es agregar color, no eliminarlo. Así que aplicar una coloración inmediatamente sobre otra para intentar levantarla no tendrá el resultado esperado. La única manera de hacerlo sin correr riesgos de reacciones en tu cuero cabelludo es esperar el tiempo necesario entre unas 8 y 10 semanas.

Pasados estos días, las moléculas del tinte ya se han encogido y el color ha iniciado su desvanecimiento, condiciones que son requeridas para que puedas lograr uno o dos tonos más claros. Si, definitivamente, no quedaste a gusto con el color y sientes que de manera urgente debes aclararlo, tienes dos opciones más radicales que tendrías que evaluar. 

Una de ellas es que podrías conseguir un look más ligero aplicando solo algunos reflejos para intentar iluminar. La otra, aunque bastante invasiva, es el uso de un levantador fuerte que cuente con ingredientes como peróxido, amoniaco o lejía que limpiarán el color del cabello de manera rápida.

 

¿Usar aceite de coco y aguacate desvanece el color del tinte?

Todo lo contrario. Estos dos aceites, en particular, aportarán importantes beneficios a tu cabello con su hidratación profunda. Además de contrarrestar la fragilidad causada por la decoloración, su acción brinda una capa extra para que los efectos del sol encuentren a tu pelo con una barrera efectiva de protección contra la sequedad. 

Aunque hayas utilizado el mejor tinte sin amoniaco que prometa un trato suave y sin riesgos para tu cabellera, para que esta se mantenga hermosa, se requiere tratar de recuperar y exaltar sus aceites naturales, así como fortalecer cada hebra.

Las bondades del aceite de aguacate son muy apreciadas calmando el cuero cabelludo y fortaleciendo el cabello. Por su parte, el aceite de coco hidrata cada mechón desde lo más profundo hacia afuera para que el color resalte en un pelo suave y con brillo. Tanto el aceite de coco como el de argán, si es el caso, debes aplicarlos alejados de la raíz para evitar un cabello grasoso.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments