Última actualización: 12.11.19

 

Es probable que en tu casa tengas un secador de pelo y que principalmente lo uses para secar el cabello mojado. Sin embargo, este electrodoméstico es una gran fuente de calor y se puede utilizar en muchas actividades domésticas, que te facilitarán la vida para resolver diferentes situaciones en determinados momentos. 

 

Básicamente, el secador de pelo es una herramienta que emite un potente flujo de calor que te permite secar rápidamente tu melena, pero además puedes rizar, dar volumen al cabello o alisarlo. Precisamente, por ese efecto de calor que produce, se puede emplear en diferentes facetas del hogar, tanto en la cocina, como en el baño, en el cuarto de los niños, entre otros; por lo que probablemente te sorprenderá su versatilidad. 

Aunque, de seguro verás en la web que existen miles de cosas en las que puedes emplear un secador de pelo, debes saber que esta herramienta eléctrica hay que usarla con precaución, siendo recomendable no ponerla a máxima velocidad, ni sobre elementos que tengan algún líquido. Por otro lado, si piensas usarlo sobre alguna tela, procura no dirigir el calor sobre ella por mucho tiempo, ya que podría quemarse. A continuación, te presentamos algunos usos interesantes del secador de pelo para resolver situaciones caseras:

 

Paredes y crayones.

Cuando tenemos niños en casa, sabemos que nuestras paredes no están a salvo y que tarde o temprano se darán cuenta que estas son un extenso lienzo para sus obras de arte; y serán muchas las veces que dejarán tu pared pintada con lápices de diferentes colores. Pues, con el calor emitido por el secador de pelo es posible eliminar los trazos de colores que dejaron los niños sobre las paredes. Sólo tienes que colocar el secador encendido a una corta distancia sobre las manchas y frotar con un paño humedecido sobre la superficie. Notarás que las manchas desaparecen de forma rápida y fácil.

 

 

Tuberías congeladas.

En época invernal es normal que las tuberías de agua se congelen, debido al líquido que queda en los conductos. Si te encuentras en esta situación, puedes emplear el secador de pelo para calentar el agua y que esta vuelva a fluir por la tubería. Pero sólo puedes utilizar este truco en tuberías metálicas, porque si el tubo es de plástico, lo que lograrás es que se derrita la cañería.

 

Cera de vela.

¿Tuviste una velada romántica a la luz de las velas y ha quedado un pegote de cera sobre la mesa o los muebles? Para quitar esa cera, puedes utilizar el mejor secador de pelo del momento y aplicar el calor a un nivel mínimo, de forma cautelosa para que la cera no se caliente demasiado, verás que se quita rápidamente y sin dejar rasguños en la madera. Una vez que retiras la cera, recuerda pasar un paño para limpiar la superficie.

 

Para secar tus uñas recién pintadas.

Acabas de pintar tus uñas, ¿pero debes salir de casa rápidamente y no tienes tiempo para dejar secar la laca? Si usas el secador de pelo con el botón de aire frío y lo pasas sobre tus uñas, se secarán rápidamente.

 

Stickers y etiquetas.

Si necesitas quitar etiquetas o stickers de alguna superficie, puedes usar el calor del secador de pelo para despegarlas fácilmente. Para ello, debes colocar el secador con una temperatura muy baja, aplicando el calor sobre la pegatina por pocos segundos hasta que el adhesivo se afloje y puedas retirarla.

 

Para eliminar partículas de polvo.

Es común que en la habitación de los niños o en algún rincón de la casa tengamos algún estante, mesa o escritorio lleno de juguetes o adornos, que se convierte en un verdadero problema a la hora de limpiar el polvo y la suciedad, porque tendrías que quitar cada uno de los artículos que estén sobre ella. Pero con el secador de pelo, y la potencia de expulsión del aire que emite, es más conveniente y fácil eliminar el polvo, porque lograrás que las partículas de polvo se desplacen hacia lugares que son más accesibles para limpiar con un paño o para barrer.

Lo mismo sucede con objetos difíciles de limpiar, tales como el teclado de nuestro ordenador, donde es muy complicado asear entre las teclas las pelusas, el polvo o los restos de comida, entre otras cosas, convirtiéndose en un foco de gérmenes y bacterias. Para limpiar esta herramienta puedes usar el secador de pelo en frío, para aspirar el polvo que se acumula en el teclado y quedará muy limpio.

 

 

Espejo de baño.

También puedes utilizar el secador de pelo en el baño para limpiar el vaho sobre el espejo, ya que después de una relajante ducha con agua caliente es común que el espejo quede todo empañado, y aunque estés tentado a quitar el vaho con tu mano lo mejor es evitar esta acción, ya que dejará manchada la superficie del espejo. En su lugar, enciende el secador, dirige el calor hacia el espejo y elimina el vaho sin dejar rastros.

 

En repostería.

Si quieres brindarle un acabado perfecto a tu glaseado en el pastel, puedes usar el secador de pelo a baja temperatura aplicando el aire de forma suave y cuidadosa sobre la cobertura del pastel hasta lograr la apariencia lisa que deseas. 

También, puedes usar este aparato para desmoldar el bizcocho del envase después de sacarlo del horno. Para este truco, debes aplicar el aire caliente a baja potencia sobre el fondo del recipiente para desmoldar el bizcocho, sin quedarse adherido al molde, ni perder su forma.

 

Para alisar prendas de vestir.

¿Se te dañó la plancha de ropa y no sabes cómo alisar tu camisa o blusa para ir a trabajar? Pues no debes preocuparte, porque con el secador de pelo a temperatura media, puedes alisarlas y quedarán sin arrugas de forma rápida. Solo tienes que humedecer la zona donde se encuentra la arruga y aplicar el aire caliente en dirección a la arruga hasta que se alise.