Última actualización: 17.06.24

 

Para quienes conocen de costura, saben la importancia que representa tener disponible en casa una remalladora para poder reforzar cada confección que decidan llevar a cabo.

En pocas palabras, esta resulta especial para rematar las uniones y los bordes de tus prendas de vestir.

En este sentido, una vez que hayas adquirido tu nueva remalladora, deberás emplearla adecuadamente para evitar cualquier tipo de incidente que pueda dañar el mecanismo.

Siendo así, prestar atención a nuestras indicaciones, a continuación descritas, resultaría de gran ayuda para ti.

 

 

Lee el manual de instrucciones

Antes de comenzar con el uso de tu nueva remalladora, consideramos ideal que logres leer el manual de instrucciones incluido en el empaque, pues en el mismo podrás encontrar, uno a uno, los pasos a seguir encaminados para emplear las funciones disponibles para reforzar las costuras de tus confecciones.

Por otra parte, tendrás información acerca de los tipos de puntadas que podrás dar según el modelo que hayas elegido.

 

Utiliza las agujas e hilos adecuados

Una vez que hayas desempaquetado la remalladora y leído el manual de instrucciones, seguramente ya sabrás lo importante que resultará utilizar los hilos y las agujas adecuadas para poder disfrutar de una buena costura.

En este sentido, tanto las agujas como los hilos deben ser de buena calidad para evitar su ruptura constantemente teniendo que realizar gastos innecesarios.

De esta manera, para las costuras generalmente se recomiendan los hilos que son 100% algodón, mientras que las agujas resultan mejor cuando son originales.

Según el modelo de remalladora que hayas adquirido, tendrás la ventaja de utilizar cuatro hilos sobre casi cualquier tipo de tejido para tu mayor comodidad.

Es decir, que podrás coser desde la tela más suave, hasta la más gruesa siempre y cuando emplees la máquina de la manera correcta.

 

 

Enhebra la remalladora en el orden correcto

Enhebrar la maquina adecuadamente será una tarea que deberás llevar a cabo cuidadosamente para poder disfrutar de un funcionamiento adecuado.

Pues cabe destacar que dicho proceso resulta importante, ya que los hilos se envuelven los unos con los otros de una forma muy particular, pero que a su vez será el ideal para rematar la costura de tus prendas de vestir.

Siendo así, algunos modelos disponen de un diagrama presente en la estructura de la máquina, justo en una tapa ubicada en la parte inferior de la misma.

Este diagrama será tu guía cada vez que necesites enhebrar la máquina correctamente.

Ahora, si dicho modelo no dispone del mismo, fácilmente buscas la información en el manual de instrucciones y listo, lo importante siempre será mantener el orden correcto de cada hilo para evitar incidentes durante el funcionamiento de la remalladora.

 

Ajusta el largo de la puntada

Ajustar el largo de cada puntada que desees precisar en tus prendas de vestir a la hora de emplear la remalladora también será una tarea esencial para poder disfrutar de un excelente acabado.

Cabe destacar que muchos modelos de máquinas poseen un dial numerado para tal acción, por lo que llevar a cabo dicha tarea no será para nada complicado.

En este sentido, deberás tomar en cuenta que las puntadas cortas resultan para los tejidos ligeros y suaves, mientras que las puntadas largas se utilizan en tejidos más pesados.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS