Última actualización: 07.08.20

 

Rizador de pestañas – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Con los años y las novedosas técnicas de maquillaje que ahora se utilizan, el rizador de pestañas ha sido una herramienta que se ha mantenido en el tiempo. Su finalidad es la de proporcionar curvas estéticas en las pestañas para que la mirada sea el centro de atención. Obviamente, este instrumento ha evolucionado y actualmente conseguimos productos destacados como el Nuonove 680932, un rizador térmico que se calienta en poco tiempo para relajar y separar las pestañas, logrando un efecto muy natural y bonito. Por otro lado, está el Euliq BDKJ-2, un instrumento eléctrico y recargable a través de la conexión USB que proporciona un rizo natural y duradero. 

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 8 Mejores Rizadores De Pestañas – Opiniones 2020

 

Dentro de la rutina de maquillaje existe un instrumento que muchas mujeres temen usar, hablamos del rizador de pestañas, que puede ser manual o térmico y que le da mayor impacto al maquillaje de los ojos. En este sentido, encontramos diferentes productos en el mercado que merecen nuestra atención porque están entre los mejores rizadores de pestañas del 2020. Por ello te presentamos su descripción a continuación para que hagas una compra inteligente. 

 

Rizador de pestañas térmico 

 

1. Nuonove Rizador de Pestañas Térmico Eléctrico para Maquillaje 

 

Por décadas las mujeres han usado rizadores manuales y por un manejo inadecuado terminaban pellizcando su piel o maltratando la pestañas. En consecuencia, Nuonove  diseñó el novedoso rizador de pestañas térmico 680932, cuya función es darles un rizado natural, separándolas para aumentar su volumen sin riesgos de pellizcos o quemaduras de la piel.

Gracias a su formato tipo lápiz de 12,5 x 2,3 x 2,3 cm y sencillo funcionamiento, algunos usuarios han calificado a este modelo como el mejor rizador de pestañas, ya que se alimenta a través de un cable USB y posee indicadores luminosos para saber si alcanzó la temperatura adecuada.

En cuanto a los niveles de calor que incorpora, puedes elegir entre 40°C y 60°C. Solo basta dejar el dispositivo encendido por unas 20 segundos antes de usarlo, de esta forma se consigue un mejor efecto en el rizado de las pestañas. 

Por sus cualidades, este dispositivo ha sido valorado como el mejor rizador de pestañas del momento según varios usuarios, así que resumimos algunas de esas características a continuación.

 

Pros

Autonomía: La batería proporciona hasta 2 horas de autonomía, lo que se traduce en varios usos del dispositivo porque no lleva mucho tiempo rizar las pestañas.

Indicadores: Los leds incorporados avisan cuándo el rizador está listo para ser usado, si la batería está baja o si se ha cargado completamente. Todas estas funciones facilitan el uso del dispositivo.

Potencia: El rizador tiene una potencia de 1W y varios ajustes de temperatura, sin riesgos de quemaduras en la piel o maltrato a las pestañas.

Diseño: El formato tipo lápiz hace muy sencillo su almacenamiento en cualquier bolsa de maquillaje, ocupando el mismo espacio que una máscara de pestañas.

 

Contras

Instrucciones: Se echa de menos un manual de instrucciones en español, sin embargo su uso es sencillo, así que esto no es una limitación.

Comprar en Amazon - Precio (€18,99)

 

 

 

2. Nuonove Rizador de Pestañas Térmico Eléctrico Display

 

Nuonove ofrece este rizador de pestañas térmico que incorpora una pantalla LCD para observar la temperatura elegida. De esta forma se puede controlar el nivel de calor mientras se realiza el peinado de las pestañas.

Por su parte, el diseño compacto de este dispositivo permite que sea fácil llevarlo en la bolsa o cualquier estuche de maquillaje, además su funcionamiento es muy sencillo, con un botón único de encendido y apagado, así como el formato ergonómico para facilitar su agarre. 

En cuanto a la alimentación, este es un rizador recargable USB cuya autonomía es de aproximadamente dos horas y su tiempo de calentamiento varía de 60 a 80 segundos, para poder usarse y conseguir los mejores resultados.

En este producto hemos distinguido varias cualidades y las separamos en pros y contras para que te sea más fácil evaluar sus ventajas y desventajas, antes de hacer una compra apresurada. 

 

Pros

Temperatura: El dispositivo alcanza una temperatura máxima de 80°C, lo que se traduce en menor tiempo de rizado y un efecto más duradero. 

Diseño: Gracias a su tamaño compacto, este rizador ocupa poco espacio dentro del estuche de maquillaje y su formato ergonómico favorece un agarre correcto durante su uso.

Alimentación: Se incluye un cable USB para cargar la batería del rizador que ofrece aproximadamente 2 horas de funcionamiento.

 

Contras

Mantenimiento: El rizador no se puede lavar con agua. Si se mancha con máscara se debe limpiar con un paño suave después de usarlo.

Comprar en Amazon - Precio (€19,99)

 

 

 

Rizador de pestañas eléctrico

 

3. Euliq Rizador de pestañas eléctrico calentamiento rápido rizo natural 

 

A diferencia de los modelos manuales, un rizador de pestañas eléctrico usa el calor para lograr un diseño curvo rápido, más duradero y natural, sin el riesgo de pellizcar la piel. 

En este sentido, si buscas cuál es el mejor rizador de pestañas en esta categoría el modelo Euliq BDKJ-2 puede ser la respuesta a tu pregunta, ya que se ajusta en 4 niveles de temperatura: 65°, 75°, 85° y 95°C, respectivamente, mostrando los grados en su pantalla LCD para un mejor control del dispositivo.

Con respecto a otros modelos similares, este se distingue por un cabezal de 360° para favorecer un curvado más natural de las pestañas. Además, incluye un cepillo limpiador y una tapa protectora para el cabezal. En cuanto a la alimentación, viene con un cable USB para que puedes usar el cargador del móvil o una batería externa para alimentar su batería durante dos horas. 

Aunque parezca sencillo decidir qué rizador de pestañas comprar, te recomendamos revisar todas las características que distinguimos en este modelo. 

 

Pros

Temperatura: La potencia de 2W de este dispositivo permite ajustar diferentes niveles de temperatura, variando de 65° a 95°C.

Cabezal: El diseño de 360° del cabezal favorece un curvado más natural de las pestañas para lograr un bonito efecto rizado en poco tiempo.

Accesorios: Se incluye una tapa protectora para el cabezal y un cepillo limpiador para retirar impurezas y restos de máscaras de pestañas. Así puedes mantener su higiene con facilidad. 

 

Contras

Limpieza: No se puede lavar el rizador con agua porque se dañaría su mecanismo. 

Comprar en Amazon - Precio (€29,99)

 

 

 

4. Mistik Beauty Rizador de Pestañas Eléctrico con Control Digital

 

El rizador de pestañas eléctrico de Mistik se ha convertido en una herramienta indispensable para aficionadas al maquillaje, así como para estilistas profesionales que consiguen un mejor efecto en las pestañas de sus clientes y con mucha seguridad, sin riesgo de lastimar su piel como puede suceder con un rizador manual. 

De este modelo destacamos su nivel único de temperatura, 80°C, que permite un rizado natural, curvas bien definidas y duraderas en poco tiempo, porque apenas necesita unos pocos segundos para calentarse completamente. Con respecto a su funcionamiento, este lo determina una pequeña batería de litio de 3,7V.

Además, la pantalla LCD permite visualizar la temperatura y ver el nivel de batería para cargar el rizador oportunamente. Para ello se incluye un cable USB que podrás conectar al cargador del móvil, al ordenador o a una batería externa para alimentarlo.

Con respecto a otras características de este dispositivo, preferimos hacer un resumen de pros y contras e invitarte a leerlo a continuación, de esta forma podrás hacer una comparativa entre todos los productos que te presentamos en nuestra selección.

 

Pros

Presentación: El rizador viene en una caja con protección interna e incluye una bolsa de tela para su almacenamiento compacto, ideal para viajar.

Uso: Este modelo es fácil de usar, se caliente en pocos segundos y con peinar suavemente las pestañas se consigue un rizado natural y duradero. 

Alimentación y limpieza: Se incluye un cable USB para cargar el dispositivo cuando sea necesario, un funcional cepillo para limpiar el rizador y una tapa protectora para el cabezal. 

 

Contras

Niveles de calor: La temperatura no se puede ajustar en diferentes niveles, ya que solo alcanza 80°C. 

Comprar en Amazon - Precio (€13,9)

 

 

 

Otros productos

 

5. Kevyn Aucoin Rizador de pestañas 1 ea 52000

 

En la categoría de rizadores de pestañas existen otros productos que las usuarias siguen prefiriendo en vez de los modelos térmicos, y no hablamos de otra cosa que del rizador manual. 

En este caso, presentamos el modelo de Kevyn Aucoin, reconocido maquillador que tiene su propia línea de cosméticos y maquillaje, cuya característica principal es que es ligeramente más grande que los rizadores convencionales, lo que favorece un mejor agarre de las pestañas porque se ajusta a la forma natural del ojo.

De este rizador también podemos decir que está fabricado en acero inoxidable, es ligero y su diseño ergonómico permite un uso sencillo. Por su parte, la almohadilla de silicona en color rojo contrasta con la línea de las pestañas para favorecer la precisión durante el rizado, evitando pellizcar la piel.

Kevyn Aucoin se ha especializado en fabricar productos de maquillaje que pueden complementar el uso de este instrumento. Por ello algunos usuarios pueden pensar que es la mejor marca de rizadores de pestañas, así que resumimos las características de este producto a continuación.

 

Pros

Materiales: El rizador está hecho de acero inoxidable y níquel para ofrecer alta durabilidad y resistencia, a la vez que mantiene un diseño ligero y ergonómico.

Recambio: Se incluye una almohadilla de silicona extra para hacer el recambio cuando esté deteriorada la primera.

Limpieza: La almohadilla puede lavarse con agua y jabón dejándola secar bien antes de colocarla nuevamente en el rizador.

 

Contras

Precio: El valor de este producto es mucho más alto que algunos modelos electrónicos. Pero, el respaldo de la marca justifica el coste elevado. 

Comprar en Amazon - Precio (€37,25)

 

 

 

6. Tweezerman 1034-R Rizador de pestañas classic con almohadillas

 

No cabe duda de que los rizadores de pestañas tradicionales siguen entre los más vendidos, pues muchas usuarias prefieren el mecanismo manual de estos instrumentos porque no consumen ningún tipo de energía.

Al respecto, Tweezerman ofrece el modelo 1034-R que destaca, entre otros productos, por el diseño redondeado de la almohadilla de silicona que mejora el rizado de la pestaña. Por otra parte, se incluyen 3 almohadillas de recambio representando una compra inteligente por un instrumento funcional y el suministro de repuestos. 

Con respecto al rizador, el cuerpo doble de metal y su diseño ergonómico permiten un uso mucho más simple y sin riesgos de pellizcar la piel gracias a la cavidad que se adapta a los diferentes tipos de cuencas oculares. 

La evaluación de los aspectos positivos y negativos, que hemos encontrado en este dispositivo, te ayudarán a hacer una comparación de sus características. Además, podrás compararlos con los demás productos en nuestra lista, así que no te pierdas el siguiente apartado.

 

Pros

Suministro: Este rizador viene con 3 almohadillas de recambio para tener suficiente suministro por un buen tiempo, incluso si haces un uso frecuente del instrumento.

Diseño: El cuerpo doble de metal con ojos pequeños facilitan un buen agarre para manos delicadas y dedos finos, mientras que el formato del cabezal se adapta a diferentes tipos de cuencas oculares.

Efecto: Las curvas de las pestañas se mantienen por un buen tiempo, y el fabricante recomienda usar el rizador antes y después de colocar la máscara para pestañas.

 

Contras

Presión: Por tratarse de un dispositivo manual, debe hacerse presión con cuidado de no atrapar la piel del párpado entre las piezas, pues sino se usa correctamente esto es inevitable.

Comprar en Amazon - Precio (€14,75)

 

 

 

7. Beter Rizapestañas niquelado 1 pz

 

Parece difícil pensar que un producto barato sea de buena calidad, pero este rizador de pestañas manual demuestra que es posible; ya que, a diferencia de otros productos similares, se consigue a un coste bajo para dar un buen acabado al maquillaje de los ojos. 

Por esta razón, algunos usuarios lo han valorado como el mejor rizador de pestañas de relación calidad precio, representando una buena inversión para aquellas jóvenes que están comenzando a adquirir sus productos de maquillaje y quieren hacerse con un buen set de herramientas sin afectar notablemente su bolsillo.

Sobre este rizador podemos decir que ha sido elaborado en níquel con el tamaño adecuado para favorecer un agarre correcto, mientras que el mango tiene retorno automático para facilitar su uso. 

Por su parte, la banda de silicona ayuda a proteger las pestañas mejorando también el acabado de la curvatura para que sea más natural. 

Como ves todas las características de este modelo, además de ser uno de los más baratos, lo convierten en una opción considerable para empezar a usar un rizador de pestañas convencional y obtener bonitos resultados en tu maquillaje.

 

Pros

Formato: El rizador está hecho de níquel con un tamaño delicado y ergonómico para proporcionar un buen agarre.

Curvatura: La almohadilla de silicona favorece la curvatura de las pestañas con un acabado más natural y duradero, sin dañarlas.

Precio: Este modelo tiene un coste asequible y su rendimiento es eficiente, así que puede ser una buena inversión.

 

Contras

Almohadillas: No viene con almohadillas de recambio.

Comprar en Amazon - Precio (€3,6)

 

 

 

8. Kapmore Rizador de Pestañas Herramienta para Rizar 

 

Entre otros productos baratos que podemos recomendar en esta categoría tenemos  el modelo de Kapmore que promete pestañas más glamorosas gracias  a los demás accesorios incluidos.

En primer lugar destaca el rizador como tal, con diseño antideslizante en el mango de plástico que mejora la sujeción en los principiantes. En segundo lugar, la adaptación del rizador para todo tipo de ojos lo convierte en una herramienta importante para maquilladores aficionados o profesionales. 

La almohadilla, por su parte, es de silicona y puede dar un curvado más natural a todas las pestañas si se ejerce la presión adecuada, sin producir tirones ni romperlas. 

Cabe destacar que con este rizador manual se incluye una pinza de cejas con diseño de borde inclinado y un manejo muy sencillo para eliminar el vello indeseado. También, viene un pequeño peine de pestañas que potencia el efecto del rizador al ayudar a separar cada pelo y eliminar los residuos de máscara. 

Ahora, te invitamos a leer los aspectos positivos y negativos que encontramos en este producto, recomendado ampliamente por los usuarios. 

 

Pros

Construcción: El rizador tiene un mango de plástico con diseño antideslizante que favorece también el agarre, especialmente para principiantes en el uso de esta herramienta.

Complementos: La compra de este producto incluye 5 almohadillas de silicona para recambio, una pinza de cejas y un peine para las pestañas que mejora el efecto del rizador.

Diseño: La combinación de negro y fucsia en el cuerpo del rizador, así como en sus complementos aumenta su atractivo, resultando una herramienta funcional y bonita para cualquier estuche de maquillaje.

 

Contras

Raíz: Algunos usuarios han tenido dificultad para alcanzar la raíz de las pestañas por el grosor de la almohadilla.

Comprar en Amazon - Precio (€7,99)

 

 

 

Guía de compra

 

Cuando se trata de maquillaje existe un tip infalible y es que el impacto de tus ojos dependerá de un buen rizado de pestañas, y aunque muchas máscaras en el mercado prometen efectos voluminosos, alargado natural, entre otros, lo más idóneo es contar con el instrumento adecuado para darle a las pestañas una mejor apariencia. Por esta razón, te invitamos a leer nuestra guía para comprar el mejor rizador de pestañas, donde aprenderás a elegir el modelo más adecuado para ti.  

Tipo de rizador

Según datos históricos, en 1931 se patentó el primer rizador de pestañas que ganó mucha popularidad por su precio asequible y facilidad de uso. Su invención se le atribuye a Charles Stickel y William McDonnell.

Aunque ha sufrido algunos cambios y mejoras en casi 90 años desde su creación, su principio de funcionamiento es muy sencillo y consiste en colocar las pestañas sobre la almohadilla del rizador, cerrando las tenazas por unos 10 segundos. Pasado este tiempo se abre lentamente el rizador para no tirar de las pestañas y se retira del ojo. 

Ahora bien, aunque en teoría parece muy simple, en la práctica para muchas usuarias resulta difícil usar un rizador de pestañas manual.

En consecuencia, se desarrolló una versión electrónica, cuyo diseño es manejable y su uso totalmente intuitivo. Se trata de un rizador con formato de lápiz, similar al peine de pestañas, que viene con un cabezal térmico y una resistencia en su interior que se calienta a una temperatura moderada y segura para esta área específica de la cara.

Es, justamente, la acción del calor la que permite modelar las pestañas y conseguir un efecto curvado duradero. A diferencia del rizador manual, con este dispositivo solo se deben peinar las pestañas como si se estuviera aplicando máscara, pero ejerciendo una leve presión por algunos segundos.  

 

Temperatura y autonomía

Si has decidido probar uno de estos novedosos dispositivos, notarás que al hacer una comparativa de rizadores de pestañas hay diferentes modelos con niveles de temperatura variados. 

Algunos de ellos solo alcanzan entre 40 y 60°C, pero hay modelos con mayor potencia que pueden alcanzar hasta 95°C y tienen un selector para elegir el nivel adecuado. La ventaja de esto es que un calentamiento mayor del cabezal térmico permite una curvatura más rápida de las pestañas, permitiéndote ahorrar tiempo al momento de maquillarte.

Es importante destacar que estos niveles de temperatura son tolerables y seguros para usar en esta área, pero el poder seleccionar el nivel de calor nos permite ver qué tanta temperatura soportamos durante el rizado. 

Ahora bien, para que estos dispositivos funcionen correctamente utilizan una batería que alimenta su sistema. Considerando cuánto cuesta y el ahorro a largo plazo es recomendable elegir un modelo con recarga USB, pues así podrás cargarlo con una batería externa, el cargador del móvil o hasta el ordenador. 

La mayoría de estos dispositivos ofrece una autonomía máxima de dos horas y el tiempo de carga es por un lapso similar. Tomando en cuenta que el rizado de pestañas lleva poco tiempo, esta carga servirá para varios usos. 

 

Almohadillas y recambios

En el caso de los modelos manuales es muy importante revisar el tipo de almohadilla que incorporan. Por lo general, esta puede ser de goma o silicona. Este último material se ha vuelto popular por su fácil mantenimiento y el cuidado que ofrece a las pestañas, evitando romperlas y proporcionando un acabado más natural en el rizado. 

En este sentido, muchos modelos incorporan un par o más almohadillas de recambio, ya que después de varios usos estas pueden deteriorarse, especialmente si no se limpian con frecuencia.

De esta forma, los recambios evitan la necesidad de comprar un rizador nuevo, resguardando tu inversión por más tiempo. Por este motivo, sin importar si has elegido un modelo económico, asegúrate de verificar si incluye varias almohadillas o cuál es el precio de los repuestos. 

Agarre y mantenimiento

Tanto en los modelos térmicos como en los manuales, el agarre del rizador es un factor muy importante para su uso correcto. Es por ello que los fabricantes se preocupan por ofrecer modelos antideslizantes en el caso de los manuales y cuyos orificios tienen el tamaño adecuado para colocar los dedos con comodidad.

Por su parte, los dispositivos electrónicos con su formato tipo lápiz tienen un diseño ergonómico y ligero que favorece la sujeción, y en consecuencia el uso adecuado. 

En lo que respecta al mantenimiento de estas herramientas, es necesario destacar la importancia de limpiarlas después de cada uso para evitar acumular suciedad que pueda afectar la salud visual, pero también el desempeño del dispositivo. 

Para los rizadores manuales es necesario limpiar la almohadilla con agua y jabón o con una toallita desmaquillante. Pero, en el caso de los térmicos estos deben limpiarse con un paño seco. 

En algunos productos se incluye un cepillo de limpieza que permite retirar cualquier suciedad o residuo de máscara, ya que muchos de estos dispositivos electrónicos aconsejan su uso después de colocar la máscara para un mejor efecto. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar un rizador de pestañas?

Si es un rizador manual, se recomienda usarlo con las pestañas limpias, es decir, sin aplicar la máscara, colocando el rizador abierto delante del ojo y con las pestañas sobre la almohadilla, teniendo cuidado de no coger ninguna porción de piel del párpado. Después, ciérralo y presiónalo suavemente, pero con firmeza, girando hacia arriba para ondular mejor las pestañas. Finalmente se debe abrir ligeramente y repetir el procedimiento en el otro ojo.  

Pero, si tienes un rizador térmico, puedes usar este antes y después de aplicar la máscara de pestañas, peinándolas y ejerciendo una presión sobre estas para curvarlas con el calor del cabezal. 

 

 Q2: ¿Cómo hacer un rizador de pestañas casero?

Por tratarse de una zona delicada del cuerpo aconsejamos utilizar productos certificados y recomendados por profesionales. Sin embargo, al buscar en línea sobre cómo rizar las pestañas sin una de estas herramientas, encontramos algunas técnicas baratas y seguras para hacerlo. 

Una de ellas consiste en usar una cuchara de té y mojarla con agua caliente del grifo, secarla y colocarla en forma horizontal sobre el párpado. Se debe alinear el borde inferior de la cuchara con el de las pestañas superiores para hacer una presión con el dedo sobre el metal caliente durante unos 30 segundos. Este método también se puede aplicar en las pestañas inferiores.

Otra forma de hacerlo es utilizando un bastoncillo de algodón y la máscara de pestañas. Solo deberás aplicar una o dos capas de máscara y mientras está húmeda, usar la parte de plástico del bastoncillo, sosteniéndolo horizontalmente a lo largo de las pestañas superiores y presionándolas hacia arriba para curvarlas. 

 

Q3: ¿Cómo limpiar el rizador de pestañas?

Se recomienda leer con atención las instrucciones del fabricante al respecto. Aunque en líneas generales a los rizadores manuales se les puede extraer la almohadilla para lavarla con agua y jabón, dejándola secar bien antes de colocarla nuevamente. También se puede usar una toallita húmeda o desmaquillante. 

En el caso de los modelos electrónicos, estos no son resistentes al agua, así que se deben limpiar con un paño suave o un cepillo pequeño. Por ello, algunos productos incorporan un cepillo de limpieza para mantener el cabezal del rizador libre de restos de maquillaje.

 

Q4: ¿Cuándo utilizar el rizador de pestañas?

El rizador es útil para curvar las pestañas de forma natural. Esto lo puedes hacer cuando quieres llevar un maquillaje neutro, prescindiendo de la máscara de pestañas porque le da un efecto más abierto a la mirada. 

También se puede utilizar antes de aplicar la máscara, en el caso de los rizadores manuales, y después de aplicarla si usas un modelo térmico. En cualquiera de estos casos, el rizador de pestañas te ayudará a embellecer tu mirada logrando un rizado natural y atractivo.

Por otra parte, se recomienda su uso también antes de colocar las pestañas postizas, porque de esta forma la pestaña natural estará rizada y tendrá la misma orientación que la sintética.

 

Q5: ¿Cómo funciona un rizador de pestañas térmico?

Este dispositivo funciona con calor para modelar las pestañas. Algunos se parecen a un aplicador de máscara de pestañas y es en el cabezal donde se encuentra la resistencia o la cerámica que se caliente para transmitir el calor a estas y rizarlas mientras se peinan y presionan suavemente. 

Para su funcionamiento, el dispositivo incorpora pilas o una batería recargable, un botón de encendido y, en algunos casos, un selector de temperatura. Se debe dejar calentar por unos 10 o 20 segundos, según la potencia del rizador, y después se puede proceder a peinar las pestañas.

 

Q6: ¿Cómo cargar un rizador de pestañas eléctrico?

Muchos de estos aparatos necesitan una carga inicial antes del primer uso. Por lo general no tardan más de dos horas para completar la carga y la mayoría incluye su propio cable USB. Así que solo deberás conectarlos a una fuente de energía como el cargador de tu móvil, un ordenador o hasta una batería externa hasta que se muestre el indicador de carga completa. 

 

Q7: ¿Cómo preparar el rizador de pestañas?

Algunas personas recomiendan aplicar un poco de vaselina o gel de aloe vera en las pestañas desde la raíz antes de usar el rizador, con esto se crea una apariencia de humedad en las pestañas y al usar el rizador se verán más largas y gruesas.

Recuerda que tantos tus pestañas como párpados deben estar limpios y libres de residuos. El rizador, por su parte, también debe estar limpio. En caso de ser uno manual conviene pasar un algodón con alcohol y dejar que se seque bien antes de usarlo. Si es térmico, se recomienda limpiarlo con un cepillo pequeño y ponerlo a calentar a la temperatura máxima durante unos segundos antes de peinar las pestañas. Después de aplicar la máscara y usar el dispositivo, deja que se enfríe antes de limpiarlo y colocarle la tapa protectora del cabezal. 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments