Última actualización: 06.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar un iluminador?

El iluminador suele aplicarse después de la base del maquillaje, aunque también puede emplearse antes de maquillar.

Para iluminadores de lápiz, se debe evitar el exceso de producto, ya que estos tienen mayor cobertura.

Este se aplica en las zonas que quieres resaltar de tu rostro y se difumina con la yema de tus dedos o con un pincel. 

Ahora bien, para esparcir highlighters en polvo se recomienda usar una brocha por el área a potenciar, sin pasarla por todo el rostro, pues tendrás un efecto glossy face exagerado.

Por otra parte, también puedes mezclar el iluminador líquido con la base, antes o después del maquillaje, en las facciones a iluminar, difuminando después con una esponja.

 

Q2: ¿Dónde aplicar el iluminador?

Para tener un rostro radiante y bien iluminado se debe aplicar es distintas áreas del rostro.

Primero se esparce desde el tabique de la nariz hasta el centro del labio inferior.

seguidamente, se puede aplicar desde la parte superior de la ceja  hasta el pómulo formando un arco.

Después, marca sutilmente con ayuda de la yema del meñique cada uno.

El arco inferior de la ceja es un lugar importante para iluminar, por lo tanto, debajo de la ceja se coloca el highlighter y se difumina.

Por último, se debe dar un  ligero toque en las sienes del iluminador.

Q3: ¿Cómo aplicar iluminador en barra?

El iluminador en barra es una de los formatos populares en que se encuentran disponibles estos artículos.

También es uno de los más cómodos y fáciles de usar, ya que su aspecto similar al de una barra de labios y permite aplicar el producto sin tener que mancharte los dedos.

Primero debes extender la base de maquillaje que vas a utilizar; posteriormente, desliza la barra sobre las zonas que quieres iluminar, para finalmente difuminarlo con una esponja.

Así puedes conseguir un aspecto natural.

 

Q4: ¿Cuándo se pone el iluminador, antes o después del maquillaje?

Esto puede variar según el tipo de iluminador que utilices, ya que algunos están diseñados para ser usados antes de maquillarte y otros para después.

No obstante, por lo general, para obtener un efecto luminoso natural es esencial aplicarlo después de la base de maquillaje.

Porque de ser aplicado antes, puede que sus propiedades luminosas se vean opacadas con los demás cosméticos.

De igual modo, recuerda utilizarlo cuando ya hayas hecho todo tu maquillaje, para que le des el toque extra de luz que complete y realce todas tus facciones.

 

Q5: ¿Qué iluminador es mejor para piel clara?

Cuando elegimos un iluminador es importante optar por uno que se adapte a la tonalidad de nuestra tez, ya que todos los iluminadores se encuentran disponibles en el mercado en diferentes colores y por lo tanto no son iguales.

Para pieles claras, también conocidas como diáfanas o porcelana, típicas de las personas pelirrojas o rubias, es fundamental elegir iluminadores que proporcionen un sutil tono nacarado y perlado que realce un look natural.

Por esto, se pueden elegir highlighters de colores neutros, como médium/ tan, rosa dorado o champán.

Q6: ¿Cómo eliminar el iluminador?

Para eliminar el iluminador de nuestro rostro, no hay que seguir un proceso riguroso y difícil; tan solo debes seguir tu rutina normal diaria para desmaquillarte.

Primero, tenemos que lavar la cara con un jabón que sea adecuado para nuestro tipo de piel, con este paso retiraremos la mayor parte del maquillaje acumulado.

Después, en un disco de algodón coloca un poco de tu desmaquillante preferido y deslízalo por toda tu cara, esto hará que los restos de los cosméticos, incluyendo el iluminador, sean borrados de tu cutis.

Al finalizar, utiliza un poco de agua micelar en un algodón para quitar cualquier resto de maquillaje que haya quedado.

 

Q7: ¿Qué es mejor, iluminador en crema o en barra?

Todo depende de tus gustos y necesidades, ya que lo que le gusta a una persona, puede que no le agrade a otra.

El formato en barra es más cómodo y fácil de aplicar, pues con el stick es más rápido hacer trazos sobre el rostro.

Este tipo de iluminador es un poco más intenso y concentrado que los de crema.

Por otro lado, los iluminadores en crema, pueden ser aplicados con una esponja o simplemente con la yema de los dedos.

Son prácticos para hacer Strobing y pieles frescas, que no se sellan con polvos, ya que brindan un aspecto luminoso más natural y radiante.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS