Última actualización: 19.01.21

 

Las várices pueden convertirse en un serio problema de salud si no se toman las medidas preventivas necesarias para evitar su aparición. Incluso, para muchas mujeres resultan un gran problema estético. Por ello, es importante que sepas de la existencia de diferentes remedios que puedes utilizar para quitarlas y mostrar tus piernas con orgullo.

 

Las venas varicosas o mejor conocidas como várices, son dilataciones que se producen en las venas generadas por la circulación. Comúnmente, suelen aparecer en las extremidades inferiores, donde se hacen más visibles, pero, también se localizan en zonas como el estómago, esófago, hemorroides y, si no son tratadas a tiempo podrían llegar a producir insuficiencia venosa con consecuencias riesgosas para tu salud.

 

Entre los principales síntomas que pueden aparecer como consecuencia de esta enfermedad, tenemos:

Edema a la altura de los tobillos.

Dolor general en las extremidades inferiores.

Sensación de pesadez en las piernas, como una presión.

Se produce una alteración en el tono de tu piel, tornándose más oscura.

Sequedad.

Aparición de venas superficiales.

Picor.

 

Tipos de várices

Las várices en las piernas pasan por diferentes estadios, lo que da lugar a varios tipos según su gravedad:

Las arañas vasculares o las telangiectasias. Son esas venas finas que aparecen en las piernas a nivel superficial, las cuales pueden adoptar variadas tonalidades, desde un color azul, pasando por un tono violáceo, hasta llegar a una coloración rojiza. Por lo general, no causan ningún síntoma que llame la atención y no producen dolor, pudiendo convertirse en un pequeño problema estético, ya que son venas en las piernas más visibles de lo normal.

Várices reticulares. Estas várices tienen un diámetro medio y su coloración es verde-azulada. Además, se pueden ver fácilmente en la piel, produciendo algunas molestias, aunque no generan ningún tipo de complicación.

Várices tronculares. Estas son más graves, porque su tamaño es mayor, las dilataciones son prominentes y muy elevadas, observándose a simple vista cuando la persona se encuentra de pie. Estas varicosidades son capaces de producir en el paciente insuficiencia venosa, lo que podría complicarse hasta generar una tromboflebitis, lo que favorece que se produzcan otros trastornos de la piel, tales como fibrosis, cambios en su coloración, úlceras, entre otras.

¿A qué se debe su aparición?

Las várices suelen aparecer mayormente en la población femenina y la causa pueden ser diferentes factores. En algunos casos, existe la posibilidad de que la persona haya heredado la enfermedad, debido a un factor genético. En otros casos, se debe a los excesos en los hábitos o patrones de vida.

Este problema se produce porque las válvulas encargadas de facilitar el ascenso de la sangre por las piernas comienzan a fallar, impidiendo que baje nuevamente. En este sentido, al no existir un bombeo eficiente y correcto de la sangre, esta se queda acumulada y estacionada en el lugar, lo que produce un aumento de la presión sobre las venas y la dilatación de la variz. Como consecuencia de ello, aparecen esas molestas venas que tratan de bajar la presión que hay en el sistema.

 

¿Cómo evitar las várices?

Al tratarse de un problema de salud y estético, debes tener en cuenta algunos remedios para las várices que podrían ayudarte a evitar su aparición, sobre todo si tienes una predisposición genética a que aparezcan. Todo comienza con una buena alimentación y hábitos saludables de vida. 

En este contexto, los especialistas recomiendan evitar aquellos alimentos que producen retención de líquidos o que son capaces de generar dilatación de las venas, como es el caso del consumo excesivo de sal, picante, chocolate, alcohol, café, grasas saturadas, tabaco, entre otros productos que resultan nocivos para tu salud.

Si ya tienes las várices, entonces el tratamiento debe estar dirigido a disminuir su progresión, por ello se recomienda realizar ejercicio, evitar estreñimiento, evitar usar tacones, caminar de puntillas como un ejercicio para los pies, darte duchas en las piernas con agua fría, reducir el consumo de sal, exposición solar, bajar de peso, entre otros.

Existen diversas formas para eliminar várices eficazmente, ya sea mediante tratamientos láser o por cirugía. En el caso del procedimiento de láser, es un tipo de tratamiento para várices que suele ser muy caro y, en algunos casos, resulta bastante agresivo para la piel. 

Ahora, si prefieres optar por la cirugía, te recomendamos la operación de várices en la seguridad social donde te ayudarán a mejorar la apariencia de tus venas sin tener que gastar mucho dinero. También, puedes buscar soluciones naturales para prevenir várices o para tratar la hinchazón y dolor que producen. 

5 remedios naturales para eliminar las molestas varices

A continuación, vamos a darte algunos remedios caseros que pueden resultar muy útiles en el tratamiento de las várices, porque los puedes realizar desde la comodidad de tu hogar y son naturales:

1. Aceites esenciales: Entre los remedios caseros para las várices es oportuno mencionar a los aceites esenciales, porque son altamente beneficiosos en el combate contra esta enfermedad. Por ejemplo, el aceite de rosa mosqueta o los que están hechos a base de lavanda, manzanilla o romero, son aceites esenciales eficaces en la reducción de la inflación generada por las varices.

2. Masajes en tus piernas: Si quieres eliminar las várices de forma eficaz, recuerda hacer masajes a tus piernas con el objeto de activar la circulación sanguínea y mejorar su recorrido, evitando que se acumule la sangre en los vasos.

3. Arcilla: Este producto tiene propiedades astringentes que contribuyen en el mejoramiento de la circulación, lo que influye en el alivio de la inflamación producida por las várices. Puedes usar la arcilla como mascarilla para cubrir tus piernas y dejar actuar por unos minutos.

4. Ejercicio físico: Tratar de realizar ejercicio físico y mantener una vida activa, puede ayudarte en la eliminación de las várices, porque el movimiento te permite mantener el sistema cardiovascular en funcionamiento, lo que previene la aparición de esta enfermedad, sobre todo en el área de las piernas. Por ejemplo, con unas botas Chiruca, según las opiniones positivas de los usuarios, podrías realizar caminatas y largos recorridos para activar tu circulación sanguínea.

5. Medias de compresión: Esta técnica es bastante efectiva para eliminar el problema de las várices y es muy utilizada. Esto se debe a que estas medias ejercen una suave y constante presión sobre las piernas, reduciendo la inflamación venosa y aportando un mejor soporte en las paredes de los vasos sanguíneos. De esta forma, las válvulas funcionan mejor y la sangre circula con mayor facilidad.

Esperamos que estos tips sean de mucha ayuda para un mejor entendimiento de esta enfermedad y poder seleccionar el tratamiento más adecuado según el estado de tus várices.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments