Última actualización: 19.09.19

 

Los trucos de maquillaje profesional no deben quedarse como un secreto, o al menos esto piensa la fundadora de cosméticos Huda Beauty, Huda Kattan, quien ha tomado sus redes sociales para compartir las mejores técnicas para agrandar la mirada y hacer que tus ojos sean el centro de atención en todo momento. 

 

Resaltar la mirada es uno de los objetivos más comunes entre todas las personas que se maquillan. Los ojos son un parte bastante única y especial del rostro y, para algunas personas, son las zonas que dan brillo y vida a la cara. Es por eso que muchos concentran toda su atención en realzar esta área a la hora de maquillarse. Además de eso, entre tantas sombras y productos, es una de las partes del cuerpo con más posibilidades de maquillaje.

Algo que muchos buscan cuando se maquillan es dar el efecto de que sus ojos son de un tamaño más grande de lo que realmente son, para dar un aspecto más notorio, incluso desde lejos. Sin embargo, lograr esto no se hace simplemente aplicando la primera sombra brillante que consigas en tu rostro, sino siguiendo una secuencia específica, utilizando ciertos productos y aprendiendo cada vez más.

Usar los cosméticos sin realmente saber cómo aprovecharlos puede ser perjudicial para ti, pues es posible que consigas exactamente lo contrario a lo que estabas buscando. Debido a esto y para aclarar algunas dudas sobre este tema, Huda Kattan decidió develar sus secretos a través de sus redes sociales, Huda Beauty, explicando cuál es la mejor manera de hacer que tus ojos tomen un tamaño más grande del que realmente tienen.

 

1) Tu corrector debe igualarse a tu base

Olvídate de los correctores blancos o de colores muy claros, pues, en el momento en el que estos absorben la luz, harán que tus ojos se vean más pequeños de lo que son. En vez de enfocarte en corregir imperfecciones con este producto, aplica corrector de tonos más oscuros y similares a la base que hayas utilizado en el proceso de pre-maquillaje. Extiende el corrector sobre el párpado.

 

 

2) Utiliza tonos tierra

Para poder realzar la mirada y evitar que tus ojos se vean caídos o muy pequeños, los maquillistas profesionales, como Hudda, recomiendan el uso de tonalidades tierra, es decir: beige y distintos tonos de color marrón. Estos se mezclan más fácilmente con la piel y proveen una capa de continuidad que da la ilusión de una superficie más amplia en el párpado.

 

3) Contornea el párpado

Hacer contour no puede faltar en ningún tipo de maquillaje y, en este caso, la sombra que hayas elegido debe adherirse bien y darle volumen al espacio entre el hueso de la ceja y el comienzo de la cuenca del ojo. Como se busca profundidad, recuerda que esta sombra debe ser más oscura que tu corrector.

La combinación de sombras con los reflejos de luz da un efecto de mayor espacio y amplitud.

 

4) Ilumina tu mirada

Los colores muy oscuros se distinguen de otros porque absorben mucha luz, por lo tanto, añadir sombra oscura hará que tus ojos se vean más pequeños de lo que deseas. Huda tiene un gran consejo para esto. En vez de darle brillo a todo el párpado y sobrecargarlo, da toques de iluminación con sombras brillantes o de tonos claros justo en el párpado fijo, bajo el arco de la ceja, como también en la parte del lagrimal.

Eso marcará el contorno del ojo.

 

5) Utiliza el eyeliner

Para este paso es necesario que busques entre los mejores eyeliners del 2019, ya que para completar este proceso se necesitan dos de ellos: uno blanco y uno negro.

El negro puede usarse de cualquier tipo, es decir, líquido o de otro tipo de consistencia, siempre y cuando este provea trazos finos. Si aplicas un eyeliner grueso o exageras el delineado, este tomará tanto espacio que el tamaño de tu ojo se verá reducido.

Aplica el delineador negro justo encima de las pestañas, como si fueran parte de ellas para poder crear una línea “falsa” de pestañas. Esto provoca un efecto increíble que hace que el espacio se vea más grande. Comienza desde el lagrimal y consigue un rabillo ascendente pequeño al final.

En el caso del delineador blanco, es preferible utilizar un lápiz para tener mayor control. Aplícalo sobre la línea de agua y esto mostrará un espacio más abierto, como si tu ojo hubiera crecido algunos milímetros. Añade sombra brillante bajo el lagrimal para un mejor resultado.

 

 

6) Rímel

Las pestañas largas son tus salvadoras, en este caso. Utiliza un buen rímel y curva tus pestañas en las puntas para realzar tu mirada y que tus ojos se vean más grandes. Hay muchas máscaras de pestañas especializadas en esto, pero, si prefieres algo más rápido, entonces puedes hacer uso de pestañas postizas.

 

7) Contornea la parte inferior

Justo debajo de las pestañas inferiores de tu ojo, toma una sombra de un color parecido al usado para darle volumen al hueso de la ceja, marrón claro. Haz una línea con una brocha de tamaño medio bajo las pestañas. Esto hará contraste con la línea blanca de delineado y los toques brillantes en el lagrimal.

 

8) Intenta minimizar las ojeras

Tener ojeras da la ilusión de que tu ojo está algo hundido, lo cual le resta tamaño. Hacerlo resaltar también puede depender de las ojeras que tengas. Si posees unas muy marcadas, procede a taparlas con un corrector.

 

¡Paso opcional!

Hudda advierte que hacer esto no es obligatorio pero, si te gusta experimentar y tienes ganas de añadirle más efecto a tus ojos, entonces colocarte un par de lentes de contacto sin prescripción puede ayudarte a que el iris se vea más grande. Si quieres hacerlo pero no deseas cambiar el color de tus ojos, entonces es posible encontrar un tono parecido a tu color natural. 

Todo es cuestión de práctica. Agarra tus cosas y ve al espejo a mirar los resultados por ti mismo. Seguramente querrás agradecerle a Hudda en sus redes sociales por sus grandiosos consejos.