Última actualización: 17.09.21

 

Con el paso de los años pueden acentuarse las antiestéticas bolsas debajo de los ojos, lo que perjudica la apariencia porque da un aspecto de cansancio a la mirada. Pero, ¿por qué se producen? y si ya aparecieron ¿cómo se pueden reducir las bolsas de los ojos? 

 

El tiempo no perdona, así dice una famosa canción, y las mujeres que padecen de bolsas en los ojos saben muy bien esto, pues con el paso de los años se acentúan esos bultos debajo de los ojos que se hinchan levemente, porque los tejidos de esta zona se debilitan y la grasa que debe sostener los ojos se aloja en el párpado inferior, dando ese aspecto de inflamación.

 

¿Por qué salen las bolsas en los ojos?

De acuerdo a algunos especialistas de dermatología, esta condición afecta a un gran número de mujeres y hombres a partir de los 40 años, siendo una alteración derivada del “paso del tiempo”, es decir, un proceso natural que no tiene causas graves asociadas a problemas de salud.

Claramente, este hecho no es exclusivo de la mediana edad, pues otros factores como la genética, el consumo de alcohol, tabaco o los trastornos del sueño pueden favorecer su aparición en personas jóvenes.

Asimismo, la hinchazón de párpados por retención de líquidos también puede generar consecuentemente la inflamación de las bolsas, especialmente si la persona tiene problemas renales. En este caso, la alteración estaría relacionada directamente con una condición de salud y los tratamientos estéticos no producirían un cambio significativo.

De igual forma, la retención de líquido se puede manifestar con las bolsas que se notan más al despertar y van desinflándose en el transcurso del día. Este aspecto puede estar favorecido por un consumo elevado de sal en la dieta diaria. Por tanto, sería conveniente consultar con un médico especialista en caso de ser una situación que se repite con mucha frecuencia. 

Piel de los ojos

Es importante destacar que la piel del contorno de ojos es la más delgada de todo el cuerpo, siendo 5 veces más fina que el resto de la piel y con un contenido menor de fibras de colágeno, glándulas sebáceas y elastina. Por ello, es en los ojos donde aparecen siempre las primeras arrugas del envejecimiento. 

Las ojeras, por su parte, representan otro problema estético en la zona ocular. Estas aparecen por factores genéticos, como una disposición especial de la morfología venosa en la zona, condición que les da ese tono oscuro acentuado, debido a la acumulación de sangre. 

Bajos niveles de hierro también pueden incidir en esta condición, ya que no permiten una oxigenación eficiente de los tejidos, favoreciendo la formación de coágulos en los vasos sanguíneos que rodean los ojos. De igual forma, los episodios de insomnio, fatiga, cansancio físico y emocional también dilatan los vasos sanguíneos y terminan oscureciendo esta zona.

Evidentemente, debemos saber que ojeras y bolsas no son la misma cosa, aunque puedan compartir algunas causas, por lo que algunos productos cosméticos están orientados a combatir este problema estético, prometiendo eliminar las bolsas de los ojos y funcionar también como remedio para ojeras.

Cómo eliminar las bolsas de los ojos

La verdad es que no podemos prometer recetas mágicas sobre cómo eliminar bolsas y ojeras definitivamente, pero podemos compartir algunos tips y secretos que pueden ayudarte un poco en este problema.

  • Rodajas de pepino: Este truco de belleza es uno de los más populares que siempre vemos en televisión y películas, pero es que de verdad funciona. Para ello se recomienda que el pepino esté frío y aunque su efecto es temporal, si lo aplicas diariamente, tu piel puede absorber todas las vitaminas y nutrientes de esta fruta, además de humectarse, ayudando a quitar las bolsas de los ojos. 
  • Terapia de frío: El frío favorece la descongestión de los ojos, reduciendo las ojeras y bolsas. Por tanto, puedes usar los antifaces de gel que se meten al refrigerador antes de colocarlos o, simplemente, puedes utilizar una toalla facial limpia para envolver unos cubos de hielo que deberás apoyar bajo los ojos por varios minutos. La idea es que la acción del frío desinflame los vasos sanguíneos. 
  • Bolsas de té: Entre los remedios para las bolsas en los ojos, los sacos de té verde son muy utilizados debido a su contenido de cafeína y antioxidantes, ingredientes que favorecen el flujo de sangre. Solo debes infusionar dos bolsas de té verde en agua caliente durante 5 minutos. Después, llévalas al refrigerador para que se enfríen por 20 minutos. Pasado este tiempo, saca las bolsas de té, exprímelas para retirar el líquido sobrante y colócalas debajo de los ojos, dejándolas actuar por 15 minutos aproximadamente.
  • Crema para bolsas en los ojos: Actualmente hay una gran oferta de productos cosméticos orientados a reducir y disimular las bolsas que hacen ver tu mirada cansada. Uno de ellos es el contorno de ojos, un tratamiento antiedad que proporciona la hidratación que esta zona necesita. Dependiendo de la combinación de ingredientes, la crema puede aclarar las ojeras y desinflamar las bolsas.
  • Usar corrector: Y si tus ojeras y bolsas son hereditarias, aprender a maquillarte para disimular este problema será muy útil, pues cada día puedes aplicar corrector y difuminarlo para reducir la apariencia antiestética. Además, con un delineado de ojos correcto y una máscara de pestañas bien aplicada puedes darle a tu mirada mayor abertura. 
  • Mejora tus hábitos: Si crees que tu estilo de vida está afectando la apariencia de tus ojos, entonces es momento de hacer pequeños cambios que marquen la diferencia. Cambia tu dieta y adiciona minerales, vitaminas y mucha agua para mantenerte hidratada, sin alterar tu balance de líquidos. Asimismo, practica alguna actividad física a diario para estimular la oxigenación y circulación en tu organismo, lo que se notará también en la apariencia de las bolsas. Finalmente, no olvides descansar lo suficiente, evitar las pérdidas frecuentes de sueño y el estrés diario. Busca siempre algunos minutos durante el día para caminar, meditar o respirar aire fresco.

Y si te interesa buscar remedios caseros para las ojeras puedes utilizar el gel de aloe vera o compresas de leche para conseguir una mejora en la tonalidad de ellas. Pero, recuerda que ninguna de las recetas disponibles en Internet te van a dar cambios inmediatos y permanentes, pues son remedios o ingredientes naturales que debes aplicar de forma constante para obtener los resultados deseados. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS