Última actualización: 07.10.22

 

Las pestañas tienen un crecimiento un poco lento en comparación con otros filamentos, por lo que es importante cuidar de ellas para que no se caigan. Para ello, pueden aplicarse productos naturales que estimulen los folículos y, de esta manera, las hebras se fortalecen, nutren y crecen.

 

Las pestañas son una serie de hebras de pelo de formato pequeño que nacen en los folículos del párpado superior e inferior, cuya función es regular el paso de la luz hasta los ojos, así como también sirven de filtro, para que las partículas de suciedad suspendidas en el aire no entren en contacto directo con el glóbulo ocular. Además, las pestañas tienen una función estética, ya que ayudan a enmarcar la mirada, para hacerla más intensa.

Es importante tener presente que, aunque todos tenemos pestañas, existen ciertas condiciones genéticas que determinan el tamaño, grosor, forma y color de los filamentos. Por ejemplo, hay quienes tienen pestañas cortas, lisas y finas, mientras que las de otras personas son largas, rizadas y gruesas, o largas, lisas y finas. 

En realidad, son muchas las combinaciones que pueden llegar a conseguirse cuando de pestañas se trata, pero las favoritas de las mujeres son largas y muy pobladas, ya que, al agregar maquillaje, logran agrandar los ojos y hacerlos más expresivos.

El mercado cosmético tiene variedad de máscaras de pestañas que alargan los filamentos, crean un efecto de volumen 3D, entre otros. Dichos productos ofrecen una solución instantánea, al definir la forma de las pestañas largas naturales, y ayudar a quienes las tienen cortas, ya que, una vez apliques desmaquillantes en los ojos y retires el maquillaje, los filamentos volverán a su forma original. 

Sin embargo, algunas marcas incorporan a sus fórmulas vitamina E, aceites naturales o nutrientes específicos que favorecen el crecimiento de las pestañas y las protegen de los agentes externos durante el día.

En todo caso, lo ideal es fortalecer las pestañas de raíz, es decir, tomar en consideración que este pelo, al igual que cualquier otro filamento del cuerpo, está compuesto por queratina, que es la sustancia proteica responsable de su crecimiento. 

En este sentido, se hace preciso reevaluar la ingesta de alimentos de la dieta diaria, tratando, en lo posible, de consumir huevos, pescado azul, verduras y frutas, granos, cereales, alimentos ricos en grasas de tipo insaturadas, nueces, entre otros. Asimismo, están los suplementos nutricionales en comprimidos o en polvo.

Por otra parte, es posible aplicar directamente en el párpado algún tipo de tratamiento para alargar las pestañas, ya sea una mezcla de ingredientes naturales, cremas cosméticas especialmente formuladas o aceites esenciales.

¿Cómo tener pestañas largas?

Son muchas las preguntas que se hacen las mujeres cuando se trata de enmarcar su mirada. Por ejemplo, ¿Cómo tener las pestañas más largas? ¿Si tengo las pestañas cortas es posible que crezcan? ¿Cuánto tardan en crecer las pestañas? Enseguida, tratamos de aclarar dichos temas.

Las pestañas tienen un crecimiento más lento que cualquier otro filamento presente en el cuerpo. De hecho, los expertos aseguran que las pestañas se regeneran o nacen cada seis semanas de forma saludable.

Para que el mencionado crecimiento sea posible, es necesario aplicar productos para alargar las pestañas, que preferiblemente tengan un origen natural y se encarguen de nutrir, fortalecer, reparar e hidratar cada hebra. En este sentido, los aceites esenciales son la opción más acertada.

De esta manera, será necesario seleccionar uno como entre el aceite de ricino, que por años ha sido empleado para tratamientos capilares, eliminando la caspa, hidratando y promoviendo el crecimiento del pelo, debido a su concentrado de vitamina E y omega 9. 

Por su parte, gracias a sus ácidos grasos, el aceite de coco revitaliza, nutre y repara los filamentos, mientras que el aceite de oliva, con su oleuropeína, activa y estimula el rápido nacimiento de las cejas.

Después, se debe aplicar el producto cada noche sobre la raíz de las pestañas y a lo largo de las hebras. Puedes hacerlo con un cepillo pequeño o un hisopo. Preferiblemente, se debe dejar actuar el aceite toda la noche, para retirarlo con agua fresca a la mañana siguiente.

 

Consejos prácticos para tener pestañas largas

Ya hemos dicho que, para tener unas pestañas largas, fuertes y saludables, es importante cuidar de la alimentación y aplicar productos especiales. Además, es necesario seguir estos consejos, que potenciarán el crecimiento de las pestañas.

 

Disminuir el uso de rizadores

Ciertamente, los rizadores, en cualquiera de sus presentaciones, suelen ser el aliado perfecto para moldear las pestañas y, así, conseguir una forma más definida  al aplicar la máscara de maquillaje. No obstante, el uso diario de este instrumento de rizado puede llegar a debilitar y quebrar las pestañas. Por ello, este equipo debe emplearse moderadamente, alrededor de un par de veces por semana.

Retirar la máscara de pestañas antes de dormir

Otro consejo bastante útil para que las pestañas crezcan rápido y no se caigan, sería el de retirar la máscara de pestañas cada noche antes de irse a dormir.

Para ello, es necesario humedecer un disco de algodón con agua micelar o cualquier otro desmaquillante, para seguidamente presionarlo contra el ojo, dejando actuar el producto unos segundos, con el propósito de remover el maquillaje. 

Después, se debe doblar el algodón y frotar ligeramente sobre las pestañas, realizando un movimiento de barrido desde la raíz hacia afuera hasta deshacerse de toda la máscara.

 

Activar el flujo sanguíneo de los ojos

Todas las noches, después de desmaquillarse, es prudente colocar algunas gotas de aceite de oliva en la yema del dedo anular e inmediatamente masajear con movimientos circulares todo el ojo. De esta manera, este crece pestañas activará el flujo sanguíneo y estimulará los folículos para incentivar el crecimiento.

 

Cepillar las pestañas

Tal vez has escuchado que el cepillado diario del cabello estimula su crecimiento, pues esto mismo ocurre con las pestañas. Sólo tendrás que coger un cepillo limpio de algún rímel que hayas dejado de usar y, con él, comenzar a peinar todas las noches las pestañas con mucho cuidado.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS