Última actualización: 29.01.23

 

Jugar un juego de mesa va más allá de aprender reglas y pasar horas divirtiéndote.

Hay muchas maneras de aprovechar estos juegos y algunas personas todavía no están conscientes de todas las posibilidades que existen al jugar con uno de estos productos.

En esta pequeña guía conocerás las distintas ventajas de saber cómo utilizar un juego de mesa para tu beneficio, más allá del entretenimiento.

 

 

Como desarrollo creativo

Algunos juegos de mesa realmente promueven el uso de los recursos creativos para poder finalizar el juego.

“Una noche, el Hombre Lobo” o el famoso “Dragones y Mazmorras” requieren de la creatividad para crear historias y, como ellos, muchos otras alternativas más del mercado.

Juegos de rol, de dibujo o juegos de cartas que requieran del desarrollo de historias son productos inigualables cuando se trata de un aumento en la capacidad creativa en grupos de todas las edades.

 

Como desarrollo analítico

A veces, la diversión también puede venir con horas de pensamiento analítico.

Habilidades como la memorización, la creación de estrategias, la resolución de problemas, el análisis de probabilidades e, incluso, en ciertos casos, el entendimiento de problemas matemáticos forman parte del modo de juego.

Pasar el tiempo con juegos de mesa de este tipo puede darle mucha ventaja a niños en pleno desarrollo, pues estas habilidades les ayudarán en distintas ocasiones en la escuela y en la vida diaria.

 

Como ayudante para el aprendizaje

Muchos productos de este tipo basan su modo de juego en la facilitación de datos y formas de aprendizaje sobre ciertos temas.

Por ejemplo, encontrarás juegos basados en hechos históricos, como también juegos de preguntas y respuestas que lidien con temas de áreas científicas, sociales y culturales.

Esto, además de ser entretenido, puede servir como forma de aprendizaje para los niños y jóvenes, haciendo que la información llegue de manera más entendible y que sea más fácil estudiar.

También ayuda a expandir los conocimientos de los adultos.

 

 

Como forma de acercamiento a los idiomas

Aprender un segundo o tercer idioma puede ser difícil, incluso manejar de forma adecuada nuestro idioma materno puede costar bastante esfuerzo.

No obstante, si este aprendizaje se da de forma espontánea a través de métodos divertidos, como lo juegos de mesa, entonces todo será más sencillo.

“Scrabble”, por ejemplo, es uno de los mejores en esta área. Jugar una partida de este grandioso juego te abrirá las puertas a obtener un léxico más extensivo en tu idioma y también lograrás aprender nuevas definiciones de palabras cuando uses el diccionario para verificar todo.

Además de eso, también puedes usarlo en todos los idiomas, por lo que podrás familiarizarte con ellos de forma divertida para aprender jugando.

 

Como un momento para compartir

Los juegos de mesa son una forma divertida de unir a varias personas, sin importar género o edad.

Estos propician momentos de competición sana, de compañerismo, trabajo en equipo y aprendizaje que, además de dar entretenimiento, ayudarán a reforzar los lazos entre los grupos.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS