Última actualización: 19.01.21

 

Existen estilos atemporales cuando se trata de uñas, aunque muchos no lo crean, y esto lo demuestra la manicura francesa, pues se ha mantenido a través del tiempo y sigue siendo utilizada con bastante frecuencia. Hacerla de forma tradicional o en alguna de sus variantes no es tan difícil, solo es necesario conocer los pasos.

 

Una bonita manicura no tiene que ser muy brillante, con diseños extravagantes que acaparen la atención o con diversas decoraciones que contrasten entre sí. De hecho, hay quienes prefieren una manicura natural, que exalte lo bello de las uñas sin necesidad de esconderlas tras un fuerte color.

Aunque no es una manicura de moda en los salones de belleza, quizás porque la mayoría prefiere hacerlo en casa o porque es muy tradicional para muchos gustos, la manicura francesa original es una buena alternativa para quienes buscan que sus uñas tengan un aspecto bonito, que luzca pulcro y elegante.

Este estilo existe desde la década de los años 20 y, desde ese momento, todavía sigue siendo utilizado, pues es un tipo de manicura versátil. Las uñas francesas logran adaptarse a cualquier tipo de ocasión.

 

¿Cómo pintar las uñas con este tipo de manicura?

Si deseas dar un viaje hacia el siglo XX con una manicura francesa original, entonces necesitarás solo dos tipos de esmaltes de uñas: uno de color blanco y un brillo para resaltar el color propio de tus uñas.

Para empezar a pintar tus uñas, es preferible conseguir una cinta con adhesivo para poder ayudarte a seguir la línea correcta a la hora de aplicar el esmalte. Sin embargo, si tienes un buen pulso, entonces esto no es realmente necesario.

Si requieres de ayuda, coloca el adhesivo de forma horizontal sobre tu uña, dejando espacio solamente para la línea de pintura blanca en un extremo. Esto prevendrá que pintes más de la cuenta y dañes el diseño que desees llevar.

Para empezar, consigue una superficie plana y estable. En este caso, hasta una mesa de gaming o de comedor puede servir, pues el proceso no es muy difícil.

Agita el esmalte de uñas para que este tenga la fluidez correcta, ábrelo y aplica el color suavemente en el espacio delimitado. Para hacerlo, coloca la cabeza del pincel en un extremo de la uña y, en vez de moverlo, deja que el movimiento lo haga el mismo dedo para que tengas mayor control. Al terminar, espera 10 minutos. Después de que el esmalte se seque, toma un pequeño pincel con acetona y quita el exceso de pintura, en caso de que te hayas manchado. Espera unos 5 minutos.

Por último, cuando ya todas las líneas blancas estén secas y perfectas, aplica el brillo para que el color pueda resaltar y las uñas estén fuertes y brillantes.

Esta también puede ser una manicura francesa para uñas cortas, pues lo único que cambiará es el tamaño de las líneas que se harán. De hecho, ese color blanco en un extremo hace que las uñas se vean más largas de lo que son.

Tipos de manicura francesa

Aunque el estilo original sigue atrayendo miradas, esta manicura, como cualquier otra, ha pasado por cambios y variantes que se adaptan a las nuevas tendencias. De esa manera, las personas pueden añadir un toque personalizado al estilo de siempre, lo cual ofrece un buen balance entre la innovación y la seguridad.

1)  Manicura francesa de colores

Una de las variantes más conocidas y fáciles de hacer es esta, la manicura francesa de colores. Este estilo no es muy diferente al original y solo varía en lo siguiente: no utiliza el color natural de la uña como base, sino un esmalte de tu preferencia.

Cuando se trata de estos diseños, el color rojo suele ser de los más elegidos, especialmente para ocasiones formales. No obstante, para parecerse más al estilo tradicional, algunos prefieren llevar una base “nude”.

2)  Manicura francesa decorada

Como su nombre lo dice, este estilo es el mismo que el original o el de colores, con el adicional de que la manicura viene con una decoración para unas o todas las uñas. Entre las decoraciones más comunes destacan las líneas diagonales, los diseños cruzados, las flores, las estrellas, etc.

3)  Manicura francesa degradada

Para obtener una manicura francesa con degradado, debes tener, además de tus esmaltes de uñas, una pequeña esponja.

Utiliza el brillo o el esmalte que desees llevar en tus uñas, pintándolas muy bien. Al terminar, permite que las uñas se sequen unos 10 minutos, aproximadamente, para poder continuar.

Cuando ya tu esmalte esté completamente seco, corta un pequeño cuadro de una esponja totalmente nueva. Pinta una línea blanca en un extremo de la esponja y, debajo de esta, pinta otra línea del color del esmalte base.

Para continuar, presiona la esponja en una uña, y repite el proceso en todas las demás. Notarás como la línea blanca queda en tu uña, pero tiene un lindo degradado.

4)  Manicura francesa semipermanente

Lograr que la manicura sea semipermanente depende mucho de la preparación que se les dé a las uñas. Por eso, antes de comenzar recuerda:

Debes utilizar una espátula para empujar las cutículas, después debes limpiar las uñas de cualquier residuo de pintura y pasar una lima suave por ellas. Continúa aplicando un gel base para uñas que brindará resistencia; este gel deberá curarse en lámparas especiales.

Procede aplicando dos bases delgadas de esmalte, secando cada una de ellas en la lámpara. Al terminar, aplica esmalte blanco semipermanente y vuelve a curar las uñas durante 60 segundos más en la lámpara especial.

Para terminar, aplica un gel terminador de uñas o “top coat”. Este también deberá ir a la lámpara para secarse. Como último, coloca un aceite para cutículas y espera que se seque de forma natural.

Gracias a todos estos pasos será posible disfrutar de la manicura por hasta 20 días.

5)  Manicura francesa con diseño

En vez de realizar una simple línea blanca horizontal, algunas personas utilizan diseños diferentes como líneas diagonales o en “V”. También hay quienes pintan la media luna inferior, en un estilo francés invertido.

Los diseños suelen variar dependiendo de los gustos, por esa razón, aquí puedes demostrar toda tu creatividad. La manicura francesa es una buena forma de explorar diferentes estilos y variantes, por lo tanto, seguramente en poco tiempo descubrirás cuál de todos los tipos de manicura francesa es tu técnica ideal. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments