Última actualización: 27.02.21

 

Tener una piel de porcelana como la de muchas mujeres coreanas podría parecer una tarea imposible, pero no es así. Existe una sencilla rutina de limpieza, hidratación y protección para la tez, que si la efectúas cuidadosamente, cambiará el tono y textura de tu piel, brindándole una apariencia fresca y lozana.

 

El cuidado de la piel comienza por tener una alimentación balanceada, rica en frutas y vegetales, que brinden un significativo aporte de nutrientes. Asimismo, están los complementos vitamínicos y, desde luego, los tratamientos cosméticos aplicados directamente sobre la piel. A ello, sumamos una rutina de sueño reparador de siete a ocho horas diarias.

Para ello, necesitamos una superficie de descanso revestida con unas sábanas, cuyo tejido natural o sintético se adapte a nuestro tipo de piel. Así, es posible evitar la aparición de alergias. En este sentido, la ropa de cama de la casa Cotton Artean es una buena alternativa, ya que en su fabricación se emplean fibras de calidad, certificadas y dermatológicamente probadas. De esta manera, podremos tener la mejor cara para enfrentar el día a día.

Cumplir todos estos requerimientos puede ser complicado para algunas personas que viven una vida acelerada, quienes dedican más tiempo a maquillarse en las mañanas, con el propósito de cubrir las imperfecciones del rostro como ojeras, enrojecimientos, manchas, acné producto del estrés, entre otros. 

No obstante, llegada la hora de dormir, muchas personas no disponen de unos minutos para retirar los productos aplicados, a los que se han sumado suciedad, sudor y sebo, que paulatinamente terminan por obstruir los poros. Este suele ser un grave error cometido por miles de mujeres en todo el mundo.

Lo recomendado es dedicar algunos minutos para cuidar y consentir nuestro rostro, según la opinión de especialistas de la piel y del mundo de la cosmética. En este sentido, efectuar la conocida rutina de belleza coreana, con productos que incorporen activos naturales como algas, bambú, arroz, té verde y aceites esenciales, sería una opción bastante acertada. Así, en poco tiempo notarás los cambios positivos en la piel, ya que tendrás una apariencia menos cansada, descongestionada y rejuvenecida.

 

Sencilla rutina coreana para una piel perfecta

Limpieza, hidratación y protección contra los rayos ultravioletas son las tres bases fundamentales de la rutina facial coreana, que te permitirán disfrutar de una piel perfecta, libre de impurezas, tersa y llena de vida. A continuación, explicamos dichos pilares, que al enumerarlos suman 10 sencillos pasos de belleza coreana.

Elimina el maquillaje y residuos de los poros

Tanto al levantarte como al acostarte necesitarás limpiar la piel, con el propósito de eliminar la suciedad acumulada en los poros. Para ello, lo primero que deberás hacer es coger un algodón y humedecerlo con agua micelar, para seguidamente frotarlo suavemente por todo el rostro. De esta manera, es posible desmaquillarse y eliminar cualquier residuo que pueda obstruir la piel.

Dicho producto es una solución compuesto de micelas o moléculas de agua, que entran en el poro, atrapan la suciedad y la llevan a la superficie. Igualmente, puedes usar aceite limpiador facial coreano. Todo dependerá de las necesidades de tu piel seca, grasa o mixta.

 

Efectúa una limpieza profunda

Para continuar con la doble limpieza coreana, tendrás que lavar la piel con un jabón neutro, preferiblemente con una composición natural, efectuando movimientos circulares con ayuda de las yemas de los dedos. Después, encárgate de retirar el producto con agua fresca y finaliza este paso de limpieza coreana secando la tez.

 

Retira las células muertas

Entre los pasos de la rutina coreana se encuentra la exfoliación, que nos permite retirar todas las células muertas de la piel causantes de la opacidad y apariencia de envejecimiento en nuestro rostro. Sólo tendrás que adquirir un producto con un granulado fino, que no resulte agresivo al contacto la piel. Después, frótalo con movimientos circulares y retíralo con agua o un algodón, según lo indique el fabricante.

Es importante tener presente que la exfoliación facial debe realizarse un máximo de tres días a la semana. De lo contrario, podrías causar irritación o enrojecimiento en los pómulos o zona “T”.

 

Equilibra el pH de la piel

Para continuar con esta rutina facial coreana, tendrás que equilibrar el pH de la piel, aplicando un tónico o loción. En este sentido, lo recomendado es el agua de rosas o agua termal, que podrás encontrar en cualquier farmacia.

 

Aviva la piel

El sérum es un producto usado en la cosmética coreana, con una fórmula que aviva inmediatamente la piel al penetrar en ella, debido a su alta concentración de activos encargados de iluminar la tez, suavizar las arrugas, nutrir y atenuar las manchas.

Que nunca falte una mascarilla

Si no dispones de mucho tiempo en la mañana, puedes usar la mascarilla en la rutina de noche. Existen muchas máscaras hidratantes, refrescantes, antiarrugas, desintoxicantes, entre otras tantas, que podrás usar diariamente en función a las necesidades específicas de la piel. 

 

Combate las ojeras

En tu rutina facial diaria no puede faltar el contorno de ojos, ya que esta crema ayuda a eliminar las ojeras y la apariencia de cansancio. Sin embargo, debes ser cuidadoso al seleccionarla y aplicarla, porque la piel de esta área es cinco veces más fina que la del rostro.

 

Hidrata la piel

Selecciona una buena crema hidratante o aceite esencial para tu rutina facial. Así, le aportarás a la piel la humedad necesaria para combatir el efecto de los radicales libres y postergar el envejecimiento.

 

Mantén la piel hidratada

Retener la humedad en la piel es otra parte fundamental de la rutina de cuidado facial. Al aplicar el producto hidratante, rellenamos los poros, pero esta humedad no se mantiene por mucho tiempo. Por ello, es importante usar una crema humectante, ya que ella crea una película protectora encargada de mantener la piel hidratada.

 

Protege la piel de los rayos ultravioleta

Parte de la esencia coreana es tener una piel clara, por lo que el uso de bloqueador solar es obligatorio en la rutina de cada mañana. Además, de esta manera, evitas que la piel esté expuesta a los rayos ultravioletas que, en exceso, son los responsables de acelerar la aparición de las arrugas.

Con estos 10 pasos de rutina coreana, puedes tener un rostro radiante que todos envidiarán.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments