Última actualización: 25.06.21

 

El romero es una planta de gran popularidad en el mundo herbario, ya que posee una serie de propiedades en pro de la salud del cuerpo humano. Además, es fácil de cultivar y es posible consumirlo en infusiones o aplicarlo en la piel a través de aceites o alcohol.

 

Salvia Rosmarinus es el nombre científico dado a la conocida planta mediterránea de romero, perteneciente a la familia de las Lamiaceae y cuya apariencia se caracteriza por tener un follaje verdoso, tallo leñoso y flores en un tono púrpura, blanco o rosa. Se trata de una planta visualmente atractiva que, en ocasiones, es incorporada en arreglos florales, tanto por su belleza, como por el exquisito aroma que se desprende de sus hojas.

Por otra parte, están los usos del romero y sus propiedades tanto estéticas como medicinales, entre las que podemos mencionar su poder aperitivo, es decir, que ayuda a abrir las vías digestivas, así como también disminuye los espasmos a nivel gastrointestinal y alivia los síntomas de la gastritis, debido a que es un potente antiespasmódico de origen natural. De igual manera, el romero es empleado para eliminar el mal aliento y calmar las jaquecas

Con respecto al aceite de romero, tenemos que es excelente para combatir el envejecimiento, brinda hidratación profunda en la piel, alivia las dolencias y mejora la circulación sanguínea. De hecho, la esencia de romero puede ser mezclada con el dentífrico para combatir directamente las bacterias alojadas en las encías y en la lengua.

Además, el aceite de romero para la celulitis es un aliado excelente para la piel. Igualmente, puedes aplicar alcohol de romero como el reemplazo de tu crema anticelulítica habitual, así como para aliviar dolencias articulares o musculares. A continuación, te explicamos cómo hacer alcohol de romero natural en sólo tres sencillos pasos.

 

Paso a paso sobre cómo hacer alcohol de romero casero

Hacer alcohol de romero es una tarea realmente sencilla, para la que sólo se necesitará tener a mano un par de recipientes de cristal oscurecidos con sus respectivas tapas herméticas y un colador. 

De igual manera, están los dos ingredientes activos: romero fresco, preferiblemente de tu propia huerta, para que conserve un mayor número de propiedades, y alcohol etílico al 96% de concentración, que se puede adquirir en cualquier farmacia o tienda departamental.

Una vez recolectados los utensilios e ingredientes, podrás iniciar la preparación de este alcohol de romero casero. Para ello, deberás seguir este paso a paso.

Pon a macerar el romero

Coge la planta de romero y lávala cuidadosamente con agua del grifo. De esta manera, eliminarás cualquier partícula de polvo que se encuentre alojada en sus hojas o tallo. Después, con ayuda de una tijera de jardinería corta la planta en pequeños segmentos para que puedan entrar con facilidad en el recipiente de vidrio seleccionado. También, debes incorporar al tarro las flores.

Para continuar, vierte el alcohol etílico hasta que cubra completamente el romero y sella el recipiente de manera que no entre ni luz ni aire. Deberás dejar reposar la preparación en un sitio fresco y con sombra por un lapso de tiempo correspondiente a 15 días exactos. Si quieres que todo sea mucho más artesanal, investiga sobre cómo hacer alcohol y haz tú mismo la preparación de este ingrediente.

Además, si lo deseas, puedes añadir lavanda, alcanfor o tomillo, ya que son plantas que complementan las propiedades del alcohol de romero, en lo que respecta al alivio de las dolencias articulares o musculares.

 

Filtra el líquido

Transcurridos los 15 días de la maceración del romero, tendremos que continuar con la siguiente etapa de preparación de este alcohol casero. Para ello, necesitarás un recipiente de cristal con amplia embocadura y sobre él colocar un colador. Así, podrás verter el contenido de la botella, para que el líquido se filtre y podamos desechar las ramas y flores, que ya han cedido todas sus propiedades al alcohol.

Después, coge una nueva botella de cristal oscurecido y rellénala con el alcohol de romero filtrado. Puedes emplear un embudo para una mayor precisión durante el proceso de llenado. Además, si lo deseas podrás lavar y esterilizar previamente la botella inicialmente usada para la maceración. Así, resulta posible reusarla.

Almacena el alcohol de romero

Almacenar el alcohol de romero preparado es uno de los pasos menos complicados, pero requiere de algunas precauciones. Por ejemplo, la botella deberá ser oscurecida y la tapa ofrecer un cierre hermético, ya que, de esta manera, se evita el paso de los rayos solares, aire y humedad, que son los principales causantes del deterioro de las cualidades del producto.

Además, el sitio seleccionado para la colocación del recipiente debe ser un área ventilada, oscura y completamente seca, en la que se mantenga una temperatura ambiente. De esta manera, podrás conservar el alcohol de romero por mucho tiempo, aprovechando al máximo todo su poder curativo y terapéutico.

Con este paso a paso, ya no tendrás que preguntarte más cómo se hace el alcohol de romero. Se trata de un procedimiento que no te restará mucho tiempo realizar y con el que conseguirás preparar un alcohol de romero de precio asequible, que no tiene nada que envidiarle a un producto patentado por un laboratorio.

 

Acerca del alcohol de romero

Los beneficios del alcohol de romero han sido comprobados con el pasar de los años, siendo empleado de forma externa como medicamento descongestionante, para aliviar los principales síntomas del resfriado común y dolencias a nivel de las articulaciones en deportistas de alto rendimiento o personas con padecimiento de artritis. Asimismo, el uso del alcohol con romero es recomendado como tonificante para la piel y anticelulítico casero.

Lo mejor de esta planta es su fácil adquisición en herbolarios, supermercados o tiendas especializadas en la web. Además, puede ser cultivada en cualquier jardín, lo que permite aprovechar aún más sus propiedades, ya que, de esta manera, podemos estar seguros de que la planta no posee ningún tipo de químicos que altere su composición natural.

Del mismo modo, al usar el alcohol de romero las propiedades son mucho más variadas cuando se mezcla con otros ingredientes. Incluso, existen muchas más recetas, como el alcohol de romero y aspirina.

Finalmente, cuando utilices el alcohol de romero, las contraindicaciones pueden surgir. Por ejemplo, no se recomienda el alcohol de romero para la cara ni el alcohol de romero para el pelo, especialmente sin contar con una respectiva vigilancia o asesoría profesional.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS