Última actualización: 12.05.21

 

De la misma manera en las que las uñas de gel son duraderas al usarlas, también oponen resistencia al intentar quitarlas; por esa razón, muchos prefieren ir al manicurista a realizar este proceso. No obstante, solo basta darse la oportunidad de leer los pasos necesarios para darse cuenta que, realmente, no es tan difícil como parece.

 

El mundo de la manicura sigue creciendo todos los años, pues cada vez son más las personas que deciden decorar sus uñas de forma profesional. Las uñas son una de las pocas partes del cuerpo que pueden pintarse con total libertad, llenándolas de colores y diseños que capten la atención. Por esa razón, muchas personas no faltan a sus citas en el manicurista para poder probar nuevos estilos.

Sin embargo, a pesar de todos los avances que ha tenido el mundo del arte en las uñas y los diferentes diseños extravagantes que en la actualidad pueden llevarse con total libertad, la manicura de gel sigue siendo una de las más pedidas.

El esmalte de uñas en gel ha sido diseñado para permanecer sin deteriorarse por un plazo de 2 a 3 semanas, aproximadamente. Por lo tanto, cuando se hace referencia al gel de uñas, se habla de un elemento semipermanente que requiere de un proceso cuidadoso para poder quitarse. De lo contrario, fácilmente podrías herirte, e incluso dañar tus uñas verdaderas.

Sin embargo, afortunadamente, retirar las uñas de gel no es tan difícil como quitar las uñas de porcelana o como quitar las uñas acrílicas. De hecho, no es necesario ir a un manicurista para lograrlo, pues, al aprender cómo hacerlo, podrás quitar las uñas de gel paso a paso desde la comodidad del hogar.

 

¿Cómo quitar las uñas permanentes de gel?

Si ya el esmalte de uñas (aquí puedes encontrar unas opciones para comprar) que te aplicaron en el salón cumplió su tiempo, es necesario retirarlo para poder usar otro o dejar tus uñas al natural. No obstante, gracias a que el gel es un elemento bastante resistente, quitar el esmalte semipermanente es un proceso que toma tiempo. Si deseas aprender cómo hacerlo, es necesario seguir esta guía.

1)  Deshazte de cualquier decoración

Para proceder a quitar tu esmalte de gel es necesario que, primeramente, te deshagas de cualquier decoración que puedan tener las uñas como piedras o pegatinas. Si no, será imposible seguir con el procedimiento.

2)  Lima tu uña suavemente

Como segundo paso, es necesario romper el sello de protección que tiene la capa superior de gel. Una lima de grano fino podría ser ideal, siempre y cuando limes el esmalte sin dañar tu cutícula.

Al terminar, es recomendable que agregues un poco de vaselina en las cutículas para protegerlas del siguiente paso de este proceso.

3)  Consigue la acetona

Al igual que con cualquier esmalte o tipo de manicura, la acetona termina siendo el elemento salvador a la hora de quitar la pintura. Gracias al limado del esmalte, será posible que la acetona penetre de mejor forma en la uña, por lo que el resultado será más efectivo.

Es necesario que humedezcas un trozo de algodón por cada uña con este quitaesmalte, para después envolver las uñas con papel aluminio, protectores especializados o simplemente un poco de cinta adhesiva.

Se requieren unos 20 o 30 minutos de actuación para poder ver los resultados.

4)  Retira las uñas de gel

Después de que pase el tiempo recomendado, ya puedes quitar el algodón de cada una de tus uñas. Notarás que el gel se ha ablandado y, por fortuna, ya es posible retirarlo con un empujador de cutículas.

En caso de que notes que no es así, entonces es preferible mantener las uñas con la acetona por unos minutos más antes de intentar retirar el esmalte sin que esté debilitado, pues esto podría ocasionar roturas u otros daños en tus uñas.

La paciencia es completamente necesaria en estos casos, pues no solo hará que ahorres dinero al no ir a un manicurista, sino también te ayudará a mantener la salud de tus uñas, evitando cometer alguna decisión apresurada que pueda perjudicarte.

5)  Nutre tus uñas verdaderas

Al terminar de retirar el esmalte de gel de cada una de tus uñas podrás notar que, seguramente, estas se verán y se sentirán bastante débiles y sensibles. Esto se debe a la cantidad de acetona utilizada, la duración del gel en ellas y el limado.

Primero, limpia todos los restos de acetona que puedan haber quedado en tus uñas para prevenir que el quitaesmalte siga debilitando a la uña. Después de eso, si es de tu agrado, es posible pasar un pulidor para darles un mejor acabado.

Por último, adquiere alguna crema de manos o aceite esencial especializado para nutrir cada una de las uñas, devolviéndoles la humedad que necesitan.

Muchos se preguntan cuánto duran las uñas de gel y la verdad es que, si las cuidas, pueden durar hasta por 3 semanas o más. Sin embargo, esta exposición constante puede “extenuar” a las uñas verdaderas. Por esa razón, nunca te saltes este paso y asegúrate de brindarle salud a tus uñas.

6)  Limpia el área de trabajo

Cuando ya hayas finalizado todo el proceso, no te olvides de limpiar el área que has utilizado para realizar el proceso. Esto no solo hará ver el lugar más higiénico, sino que también evitarás que los restos de esmalte y acetona contaminen el lugar.

Para poder limpiar todo podrías utilizar un pequeño paño o simplemente tus manos; sin embargo, para tu mayor comodidad, también podrás usar el mejor aspirador de mano que consigas para realizar la limpieza. Así tendrás el espacio listo para cuando lo necesites nuevamente.

Ahora que ya sabes cómo quitar el esmalte permanente de forma correcta, serán pocas las veces que debas ir a un manicurista a gastar tu dinero. Por lo tanto, aprende más del tema y comienza a practicar para que, después de un tiempo, ya puedas colocarte y quitarte las uñas a voluntad, sin temer a ningún proceso, por más complicado que parezca al principio.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments