Última actualización: 12.11.19

 

La copa menstrual es una innovación que vino a mejorar el estilo de vida de la mujer moderna, tanto en el aspecto económico como en la higiene íntima, convirtiéndose paulatinamente en un producto muy popular. Sin embargo, aún hay muchas dudas respecto a su utilización y la manera de elegir la correcta. Sigue leyendo, te ayudaremos a tener más claros estos importantes rasgos.

 

Como ocurre con cualquier accesorio novedoso, es importante conocer cuál es la mejor copa menstrual (En este enlace encuentras varios productos para analizar) que se adapta a tu cuerpo, ya que existen una serie de condiciones que debemos verificar al momento de elegir una copa de este tipo, pues no es tan fácil como ir a comprar tampones o toallas sanitarias, siendo un gran dilema para muchas mujeres saber qué copa necesitaran.

 

Pero ¿Qué es una copa menstrual?

Es bueno acotar, que se trata de un producto innovador para la higiene femenina que tiene la forma de una copa, y consiste en un recipiente elaborado en material de silicona médica de tipo hipoalergénico, donde su función principal es recolectar el flujo que es generado como consecuencia de la menstruación. 

La copa menstrual cuenta con un extremo inferior que se puede sujetar entre los dedos y en la parte superior tiene un borde circular que se va a ajustar a las paredes vaginales. Ten presente que según la calidad de la silicona, sentirás que la copa es más firme o no y se ajustará de diferentes maneras a tu vagina.

 

Factores a considerar para determinar la talla

Cuando revisas entre las diferentes opciones ofrecidas en el mercado, verás que hay tallas pequeñas y grandes, donde lo diferente entre una y otra es el anillo de la parte superior y la propiedad de retención del líquido.

Así que, al momento de seleccionar la talla que te permitirá un mejor ajuste de este accesorio a tu cuerpo, debes evaluar un grupo de factores que actúan de forma individual o combinada e inciden para que el producto se coloque de una manera efectiva en la vagina. 

Dentro de tales factores destacamos la edad, si has tenido partos o no, tu complexión o estructura física, el nivel o cantidad de flujo que normalmente llegas a tener, si ya tienes actividad sexual o no, el tipo de ejercicio físico que desarrollas, la ubicación de tu cérvix y si eres de vejiga sensible o no.

 

La edad

Comencemos entonces por la edad, ya que tu cuerpo se ve afectado por la franca reducción para generar elastina y colágeno. Este suceso trae como consecuencia que los músculos vaginales cedan, perdiendo fuerza y elasticidad. Generalmente, esto ocurre alrededor de los 25 años de edad. 

Por eso, te recomendamos, que si eres del grupo de mujeres con edad menor a 25 años y no has tenido hijos o tus partos han sido por vía de cesárea sin dilataciones, deberías comprar la copa mediana, ya que ella se ajustará adecuadamente a la estrechez de tu vagina.

En cambio, si cuentas con más de 25 años o has tenido hijos por vía de partos vaginales, nuestra recomendación es que compres una copa de tamaño grande. Por otro lado, si eres menor de 18 años, no has tenido relaciones sexuales y no tienes experiencias con tampones, lo recomendable es optar por una copa talla S, para irte familiarizando con su uso, para más adelante cambiar a la talla siguiente. Pero si ya mantienes relaciones sexuales, es preciso que compres la talla mediana.

 

 

Los partos

Ya en el anterior párrafo te adelantamos un poco acerca de este factor, pues el parto es un gran determinante al momento de elegir el tamaño de este dispositivo, debido a que los partos, en especial, el vaginal, generan alteraciones en los músculos pélvicos y vaginales, los cuales muchas veces no vuelven al lugar que les corresponde.

Así que, si no has tenido partos es recomendable que adquieras una copa de las pequeñas, pero si ya tienes partos por vía vaginal debes elegir copas grandes que se ajustarán mejor a la vagina, sin riesgos de movimientos del dispositivo.

 

Tu complexión física

De la misma manera que cuando vas de tiendas y eliges tu ropa, el tipo de cuerpo que tengas determinará la copa que te conviene o no. Si tienes un cuerpo pequeño y delgado, es conveniente que te decidas por una copa menstrual de tamaño pequeño. Pero en cambio, si eres alta y de anchas caderas, nuestra recomendación sería la de usar una copa de tamaño grande, ya que esta se ajustará de una manera más agradable.

 

El volumen de tu flujo

En principio, las copas menstruales grandes tendrán mayor capacidad para recibir un sangrado intenso, que una copa pequeña, pues esta estaría diseñada para flujos ligeros. Pero la incidencia del flujo como factor determinante para la elección de este dispositivo, dependerá del historial propio de la mujer, ya que si eres de las que regularmente tienen un sangrado menstrual abundante o has sido diagnosticada con menorragia, es recomendable que elijas las tallas grandes. En caso contrario, tu elección dependerá de otros factores.

 

El ejercicio físico que realizas

Según el tipo de ejercicio que realices, se mejorará o no la fortaleza de tus músculos pélvicos, ya que existen ejercicios que favorecen esta musculatura, como por ejemplo el pilates, la yoga, Kegel, uso de bolas vaginales y deportes como la equitación.  

Las mujeres que hacen alguno de estos ejercicios, sin importar la edad, tienden a tener una musculatura fuerte en la zona pélvica, por lo que una copa tamaño S se ajustaría muy bien. En cambio, para aquellas mujeres que practican deportes fuertes, por ejemplo en el caso de las artes marciales o aquellos que involucren saltos, nuestra recomendación es que elijan la talla grande.

 

 

La ubicación de la cérvix

Para que puedas identificar dónde se encuentra tu cérvix, haz la prueba siguiente: cuando tengas la menstruación, lava y desinfecta tus manos y procede a introducir un dedo por tu vagina buscando alcanzar el cuello uterino o inicio del útero.

Generalmente, el cuello se encuentra al lado izquierdo cuando vas palpando la pared vaginal y lo identificas porque es como el ápice de la nariz. Si en esta búsqueda, sientes que tu cuello uterino está bajo o muy cercano, es recomendable que elijas una copa pequeña, ya que es corta y será más confortable en tu vagina.

Por otro lado, en los casos de vejiga sensible, lo más adecuado para ti, es que tu selección sea la copa menstrual más pequeña, ya que tienden a ser de textura más suave.