Última actualización: 06.12.22

 

Q1: ¿Cómo usar discos desmaquillantes reutilizables?

El uso de los discos desmaquillantes reutilizables es tan sencillo como el de sus homónimos tradicionales. Para empezar, es clave que el disco esté limpio y seco. Empezaremos aplicando un limpiador, si lo necesitas, dejando que se empape bien el disco. A continuación, iremos limpiando el rostro con movimientos firmes, pero sin apretar demasiado. No hace falta centrarse demasiado en una misma zona, sobre todo si no tienes que hacer una limpieza muy profunda. Acabado el proceso, puedes seguir con tu rutina de limpieza convencional.

 

Q2: ¿Cómo limpiar discos desmaquillantes reutilizables? 

Si no sabes cómo lavar discos desmaquillantes reutilizables, no tienes que preocuparte, pues el método es muy sencillo. Basta con que cojas una bolsa de lavandería, o incluso la bolsa que acompañaba a tus discos desmaquillantes cuando los comprastes, y la uses para darles un paseo en tu lavadora. Es importante que no haya mucha ropa y también de hacerlo a unos 30 grados de temperatura, para eliminar los restos de suciedad. También puedes limpiarlos a mano, con detergente neutro y frotando bien su superficie. Respecto del secado, este se hace al aire en un espacio donde no les caiga polvo.

Q3: ¿Cómo hacer discos desmaquillantes reutilizables?

Para proceder, necesitamos de una tela de algodón para el exterior y algo más fuerte para el interior, como una toalla vieja. Traza y corta círculos sobre el material usando un disco desmaquillante convencional, una tapa de un frasco o una lata de conserva como referencia. No te olvides de dejar un centímetro de margen en la pieza de algodón del exterior, que es necesario para coser posteriormente la pieza. Una vez tienes todo cortado, coloca el círculo de toalla, envuelve el mismo con el algodón y cose el conjunto con una puntada resistente en el lateral.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS