Última actualización: 27.05.20

 

Una tez seca puede ser una característica propia de la persona o consecuencia de irritantes ambientales como la intensidad de la radiación solar que hace difícil mantener la humedad natural de la piel. Por lo tanto, productos como las cremas hidratantes y protectores solares buscan ser los mejores aportando la dosis de cuidado fundamental para una dermis sana.

 

Conocer las características de cada producto hará tomar la decisión correcta de compra. Inevitablemente, la intensidad de los rayos solares, el estrés y los regímenes alimentarios basados en comidas bastante grasas hacen estragos con la piel, por lo que, paralelamente, no debería descuidarse un cuidado adicional rutinario.

Hoy en día, se sabe que el uso tanto de la crema hidratante como del protector solar no es algo que se promueve por marketing, sino que se ha convertido en un imprescindible para no evidenciar desde una edad joven los signos indiscutibles del sol o el frío extremo como resequedad, manchas y envejecimiento temprano.

La opinión de muchos dermatólogos gira en torno a la idea de que el uso de la crema y el protector no deberían ser excluyentes, ya que cada uno tiene esencialmente un propósito distinto. Por lo contrario, juntos pueden ser la barrera más efectiva contra daños a la piel.

No obstante, es indispensable respetar el orden de aplicación para lograrlo. Primero, debe extenderse la crema hidratante y esperar a que los poros la absorban bien y, al darse su completa absorción, es el momento para aplicar el protector solar adecuado.

 

Crema hidratante

Tener una piel hidratada es importante no solo desde un punto de vista cosmético. Una apariencia lozana también refleja la salud interna que se proyecta al exterior. La dinámica diaria y exposición a variados elementos ambientales exigen que, aparte de la hidratación diaria con abundante agua, se ayude a la dermis con la mejor crema hidratante para tener un sistema completo de cuidado.

Aunque hay momentos claves en los que hidratar se torna primordial como la exfoliación, afeitado o un baño largo, mimar a tu piel humectándola con un buen producto debería ser algo diario. Cuando se hace de la crema hidratante un aliado de todos los días, no tomará mucho tiempo poder observar los beneficiosos resultados que sus vitaminas producen. 

Hay variedad de cremas que pueden ser más útiles que otras dependiendo de las características que se quieran mejorar. Por ejemplo, una crema rica en vitaminas A y B5 aumentará el nivel de humedad y también de firmeza. Cuando prevalecen las vitaminas C y E, se da un trabajo antioxidante que apunta a enfrentar daños en la piel o proteger la  epidermis nueva y sensible.

Si tienes dudas, siempre es bueno consultar con un especialista, ya que, de no usar la crema correcta para tu necesidad, no podrás ver efectos contundentes. El mercado te ofrece cremas con fórmulas para pieles sensibles, secas, mixtas o grasas, para la noche o el día, sin parabenos, combinadas con tratamientos antiarrugas e, inclusive, las que vienen con protector solar incluido.

Protector solar

Aplicar protector solar, primordialmente, en tu rostro y cuello dejó de ser un tema solo para cuando se planea un paseo a la playa o si se es mujer. La exposición diaria contribuye a que manchas, arrugas o el temido cáncer de piel puedan aparecer sin importar sexo ni edad. Más aún, pieles tan sensibles como las de los niños deben estar extra protegidas cuando es inevitable su salida en días soleados de verano.

Muchas personas se niegan o evitan su aplicación justificándose en una sensación grasosa y pesada en la piel. No obstante, la mayoría de veces que esto ocurre es por no realizar la elección adecuada al tipo de piel o no aplicar de la manera correcta. Por ejemplo, no deberías utilizar el mismo tipo de bloqueador para combinarlo con tu maquillaje en las actividades diarias a cuando has decidido un día de senderismo.

Lo bueno es que en la actualidad hay un producto pensado para cada ocasión. Para los niños, mujeres embarazadas y personas con pieles muy sensibles, el FPS debe ser de amplio espectro para mayor protección. Si vas a realizar una actividad bajo el sol que tenga contacto con el agua, entonces uno resistente a ella es el indicado.

Otra sugerencia es que, por la diferencia y delgadez de la piel en rostro y cuello, debería usarse un protector especial para esta zona y otro tipo para el resto del cuerpo. Y, si vas a maquillarte, los protectores solares que ofrecen un acabado mate no graso son los ideales.

Después de la exposición solar

Usar protector solar reaplicándolo en intervalos de tiempo, buscar sombra o utilizar un gran sombrero o gorra, son previsiones que pueden minimizar la posibilidad de quemaduras solares cuando vas a un día de playa o a explorar la naturaleza en la montaña. Sin embargo, la arena, el agua salada y la brisa junto a los rayos solares siempre dejan consecuencias a su paso que se necesitan atender al terminar tu excursión.

En este punto, también se genera la posible duda ante qué es lo mejor para aliviar a tu piel. Hay quienes optan por la crema hidratante y otros defienden que lo más recomendable es una loción o gel after sun. Las diferencias entre una y otra no son extremas, pero sí puntuales en elementos de su composición.

Una crema hidratante hará su trabajo para restaurar el nivel de agua corporal que se haya perdido y, si utilizas una con vitamina E o Aloe Vera, puede ayudar con la reacción de la piel a los rayos ultravioleta. Sin embargo, sus aceites le otorgan una densidad que puede sentirse pesada en una piel caliente que necesita ser refrescada.

Allí, radica el principal mérito de una loción after sun después de un prolongado tiempo de exposición al sol. Sin importar la marca, este producto tiene en su composición agua en mayor cantidad para hacerla liviana para la piel, pero lo más relevante es su propiedad refrescante que busca calmar y, al mismo tiempo, devolver la textura suave a la piel.

En la composición de esta emulsión es usual ver alcoholes y esencias de geranios, manzanilla, menta, citronela, Aloe Vera y aguacate, entre otros, cuyos efectos refrescantes y antiinflamatorios son más potentes para una piel enrojecida y caliente que los de una crema hidratante.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments