Última actualización: 06.12.22

 

Ya que has elegido el perfume indicado para ti, probablemente te interese leer algunas recomendaciones generales que ofrecen los expertos en este tema, para que su aroma se conserve por más tiempo o sea más duradero el efecto cuando lo apliques. Te invitamos a continuar leyendo.

 

Aplícalo siempre sobre la piel limpia

Para evitar mezclas de aromas que a veces no combinan entre sí, lo mejor es que apliques el perfume sobre la piel limpia. En el caso de que utilices algún producto hidratante, te recomendamos que este sea de aroma muy sutil o incluso sin aroma. Así evitarás que se alteren las cualidades de tu perfume.

Guárdalo en un lugar adecuado

Los perfumes son artículos delicados que pueden cambiar sus características si están expuestos a condiciones como la luz directa o el calor, por eso conviene almacenarlos en un lugar especial. Un cajón podría ser un buen sitio, aunque a veces es una pena que el envase no quede expuesto, pues algunos suelen tener un diseño muy atractivo y decorativo. Pero valdrá la pena mantener su principal función intacta que es la de otorgar un aroma muy particular a tu persona.

Ahora bien, en el caso de que en tu zona geográfica el calor ambiental o la humedad sean un problema, puede ser una opción el almacenarlo en el frigorífico, puesto que es un sitio fresco y de baja humedad.

Por otra parte, puede suceder que tengas un envase muy grande de perfume y busques retocar a lo largo del día. En estos casos no es práctico que lleves el envase contigo a todas partes. Lo mejor es que recurras a otras técnicas, como  humedecer algún papel grueso con el perfume y protegerlo de la evaporación en un recipiente hermético. Así puedes frotarlo sobre tí cuando quieras acentuar el aroma.

Esto es posiblemente mejor que transferir el perfume a otro recipiente, puesto que en primer lugar los envases no tienen un dosificador que haga sencilla la tarea, ya que generalmente pulverizan el perfume y con esto se expone al aire, lo que puede hacer que pierda parte de su aroma. En segundo lugar, puedes perder alguna cantidad en el intento y como sabes el perfume no es un accesorio que se caracteriza por ser asequible, por lo que es mejor cuidar cada gota, especialmente cuando se trata de tu perfume favorito.

 

 

Aplícalo en sitios estratégicos

La eficacia del perfume y su capacidad para continuar proyectando aroma a lo largo del día dependerá en gran parte de que lo apliques en sitios estratégicos. Si buscas que el aroma sea sutil, puedes aplicarlo en lugares fríos de tu cuerpo, como puede ser la parte externa de los brazos o los hombros. Pero si deseas que se acentúe el aroma, busca colocarlo en zonas más cálidas, como el escote, las muñecas y el cuello. Estos lugares al tener una mayor cantidad de sangre, se mantienen cálidos y por eso ayudan a que se evapore en mayor medida el aroma.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS