Última actualización: 09.12.22

 

La cosmética natural adquiere cada vez más aficionados, ya que otorga seguridad en relación a la calidad de los ingredientes que se utilizan al realizar las preparaciones y su cantidad. Por otra parte, la difusión de recetas permite elegir la más adecuada para cada tipo de piel.

 

Cada vez son más las personas que se preguntan cómo hacer cremas naturales, con la finalidad de cuidar el cutis a través de ingredientes de calidad, que no mezclen sustancias químicas, las cuales podrían alterar la composición de la piel y generar efectos adversos.

Como resultado, tenemos una gran variedad de cremas caseras que han probado su efectividad al procurar que la piel conserve su elasticidad, humedad y apariencia, a pesar de la exposición a los factores ambientales que amenazan con robar su frescura.

Otra de las ventajas de preparar tu propia crema natural es que puedes personalizarla, de acuerdo a tus necesidades y las de tu piel. Así, eres libre de añadir ingredientes que la dejen suave, tersa y sin grasa, o bien hidratada y con un efecto reafirmante, por mencionar algunos casos.

En las siguientes líneas, te enseñamos algunas recetas para hacer cremas caseras para tu rutina diaria. Analiza cada una para determinar cuál podría ser la correcta para ti.

 

1) Crema hidratante casera

Si ninguna marca te convence y te has estado preguntando cómo hacer tu propia crema hidratante, esta puede ser la indicada. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • ¼ de taza cera de abeja
  • ¼ de taza de aceite de coco
  • ½ taza de aceite de almendras
  • 2 cdas de manteca de karité
  • 1 cdita de aceite de vitamina E

Comienza por tener a mano una cazuela y un recipiente resistente al calor que puedas introducir dentro de dicha cazuela, para trabajar todo a baño maría.

A continuación, derretimos la cera de abeja, que es la que necesita mayor temperatura, después incorporamos los demás ingredientes. Mezcla todo muy bien y, posteriormente, vierte tu preparación en un tarro de tamaño adecuado o en una lata. Cuando adquiera la temperatura del ambiente podrás utilizarla.

Ahora ya lo sabes, si conoces a alguien que necesite una crema hidratante casera para piel seca, puedes compartir esta receta.

 

2) Crema casera para controlar el exceso de grasa

Contrario a lo que muchas personas piensan, la piel grasa también se beneficia con el uso de los aceites naturales correctos. En tal sentido, esta es una crema hidratante casera para la cara que ayuda a regular la producción de sebo y, si la usas en la cantidad y frecuencia correcta, puede mejorar tu piel.

Ingredientes:

  • 2 tazas de cera de abejas
  • ½ taza de aceite de almendras o de oliva
  • ¼ de agua destilada
  • 1 cucharadita de manteca de karité
  • ½ cdita de aceite de coco
  • ½ cucharadita de miel
  • 15 gotas de aceite de palmarosa

Al igual que en el caso anterior, deberás derretir todo a baño María y remover hasta integrar todo muy bien. Deja que enfríe la mezcla para poder utilizarla después de tu limpieza facial. Recuerda aplicar solo la cantidad suficiente para distribuir una capa delgada sobre todo tu rostro y da suaves masajes hasta que se absorba.

3) Crema facial casera para pieles atópicas

Esta es una crema cosmética natural que te ayudará a calmar e hidratar profundamente tu piel, evitando reacciones molestas. Además, es otra de las cremas hidratantes a las que puedes recurrir para tratar incomodidades, tales como la sequedad en las manos o los labios, por lo que es muy versátil.

Ingredientes:

  • 2 cdas de gel de Aloe Vera
  • 10 ml de aceite de onagra
  • 30 g de manteca de cacao
  • 20 ml de aceite de caléndula
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda

Para prepararla, disuelve al baño María la manteca de cacao y deja que se enfríe un poco para añadir los demás ingredientes. Después, simplemente almacena la crema en un recipiente limpio.

 

4) Crema facial blanqueadora

También puedes hacer cremas naturales que te ayuden a eliminar manchas oscuras, a través del uso de ingredientes que, por su naturaleza, tienen efectos despigmentantes. Hemos elegido esta, debido a que, probablemente, tienes todo lo necesario en tu hogar.

Ingredientes:

  • 5 gotas de agua oxigenada
  • 5 gotas de zumo de limón
  • 5 gotas de glicerina vegetal
  • 2 cucharadas de leche en polvo

Esta preparación se realiza en pequeñas porciones, para garantizar que los ingredientes activos cumplan su función. Utilízala por la noche, antes de irte a dormir, sin olvidar que la debes aclarar muy bien al levantarte. De lo contrario, el zumo del limón podría provocar más manchas.

 

Una buena base es la clave

Para lograr esa textura suave, fresca, fácil de aplicar y cuyos ingredientes no se separan aunque pase el tiempo, es necesario tener una buena base. Por lo tanto, si las preparaciones anteriores no cumplieron tus expectativas porque deseas algo más ligero, quizá, además de saber cómo hacer crema facial desde cero, te convenga conocer que en el mercado puedes adquirir distintos tipos de bases que se adaptan a cada tipo de cutis.

El uso de una base no está de ninguna manera en contraposición con la creación de recetas de cremas cosméticas artesanales, solo debes asegurarte de que esté elaborada con ingredientes de calidad. Te ofrecemos algunas alternativas que puedes encontrar:

Base natural: Se trata de una base con pH neutro, de textura cremosa pero de fácil absorción. Si analizamos su composición, podemos encontrar que tiene mayor proporción de agua que de aceite. Por otro lado, está fabricada con aceite de almendras, aguacate o glicerina. Esta puede ser la base perfecta para crear la mejor crema natural para la cara, solo debes elegir los activos que deseas añadir y puede ser utilizada tanto para tratamientos de día como de noche.

Base vegana: Si tu estilo de vida evita el uso de productos de origen animal, deberás elegir este tipo de base. Así te aseguras que esté libre de ingredientes como la lanolina o la cera de abeja. La base vegana también es una alternativa para crear cremas caseras para la cara que se absorban sin dejar sensación grasa y con un buen nivel de humectación.

Con cualquiera de estas dos opciones de base podrás crear una crema cosmética natural al incorporar otros activos o extractos naturales, que vayan de acuerdo con la estructura de tu piel. Esperamos que estas recomendaciones hayan sido de utilidad.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS