Última actualización: 12.05.21

 

En la cosmética, el café es utilizado por sus múltiples propiedades para el cuidado de la piel, ya que ayuda a eliminar toxinas, grasas y conseguir una piel más iluminada y tersa. Una forma en la que puedes aprovechar este ingrediente natural, es elaborando mascarillas de café caseras.

 

Cuando se trata de rutinas de belleza, los expertos recomiendan aplicar alguna mascarilla una vez a la semana, tanto en el rostro, como en el cuerpo. Si te atraen las versiones naturales, estas mascarillas pueden ser opciones para ti, ya que son fáciles de preparar, y brindan resultados inmediatos. Para elaborarlas sólo necesitas café en granos o instantáneo y otros ingredientes que seguramente tienes en tu cocina.

 

¿Por qué el café?

Son muchas las propiedades del café, y la cosmética ha sabido aprovecharlas para el cuidado de la piel, incluyéndolo como ingrediente en lociones, cremas, exfoliantes y más. Al respecto, el café es antioxidante, rejuvenecedor, antiinflamatorio, mejora el flujo sanguíneo, elimina el exceso de grasa, combate la celulitis, exfolia gentilmente sin maltratar la piel estimulando la regeneración celular y dejando la piel suave, fresca y radiante.

Por todas esas propiedades, es que hemos elegido brindarte estas recetas de mascarillas donde el ingrediente estrella es el café, y que junto a otros productos naturales podrían estimular la salud, juventud y belleza de tu piel.

 

¿Qué hacer antes y después de aplicar la mascarilla de café?

Es importante que antes de aplicar la mascarilla con café laves el rostro o piel, a fin de eliminar los residuos de maquillaje, grasa e impurezas y preparar así la tez para que aproveche, plenamente, todos los beneficios de este procedimiento de cuidado y belleza. Asimismo, después que la retires totalmente, es recomendable aplicar una crema hidratante, incluso puedes hacerlo cuando la piel aún se encuentra húmeda.

Ahora sí, es momento de conocer 5 mascarillas de café. Toma nota y analiza cuál vas a preparar en función de los requerimientos de tu piel.

1. Con leche

Queremos iniciar con una mascarilla de café y leche muy fácil de hacer pero con efectos ventajosos. La leche es famosa por su utilización para la belleza de la piel desde el antiguo Egipto, y es que en la actualidad se sabe que sus aminoácidos y ácido láctico hidratan y humectan.

Para prepararla solo debes mezclar 3 cucharadas de café molido con 1⁄4 taza de leche, añadiendo esta última poco a poco, hasta obtener una textura un poco espesa. La idea es que la mascarilla se adhiera a tu cara y no se ensucie todo alrededor. Aplica en tu cuello y rostro, dejándola reposar 20 minutos. Retira con abundante agua tibia y por último fría. Al instante podrás percibir la piel más joven, tersa e hidratada.

 

2. Con miel, aceite de oliva y azúcar

Se trata de una mascarilla para la cara con una combinación favorable de ingredientes. La miel y el aceite aportan hidratación y suavidad, el azúcar favorece la regeneración celular, al eliminar las células muertas, por lo que este exfoliante con café dejará la piel radiante y lozana.

Hacerla es sencillo, mezcla en un recipiente profundo 1 cucharada de café instantáneo, 1 cucharadita de miel, 1 cucharadita de aceite de oliva y 1 cucharada de azúcar hasta obtener una pasta homogénea. Aplica en rostro y cuello haciendo movimientos circulares y deja que actúe hasta que seque. Posteriormente, se retira con abundante agua.

 

3. Con miel y yogurt

Si en estos momentos tu piel está algo apagada, y necesita un impulso para que vuelva a recobrar su frescura e iluminación natural, esta mascarilla de café para la cara podría ser la indicada para ti, gracias a las propiedades antioxidantes del yogurt, hidratantes de la miel y exfoliantes del café; haciéndola una opción favorable como mascarilla para puntos negros.

Simplemente integra en un bowl 1 cucharada de café instantáneo, 1 cucharada de miel y 1 cucharada de yogurt natural hasta formar una pasta homogénea. Aplica sobre el rostro y cuello, deja reposar por 20 minutos sobre la piel, y enjuaga con abundante agua. Sentirás tu piel limpia y llena de vitalidad.

4. Con azúcar y bicarbonato de sodio

Hay varias recetas de mascarillas caseras para los granos y esta puede ser una de las más efectivas, ya que que no solo limpia tu piel profundamente por su acción exfoliadora, sino también evita cualquier infección y ayuda a desinflamar por las propiedades antisépticas del bicarbonato, lo que la hace efectiva para combatir el acné.

Prepararla es fácil, en un recipiente de cristal mezcla 1 cucharadita de café instantáneo, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, y 1 cucharadita de azúcar granulada, hasta conseguir  una consistencia de pasta. Aplica en el cuello y rostro, y deja reposar 20 minutos. Retira con abundante agua.

 

5. Con aceite de coco, canela y azúcar

Hemos querido cerrar estas recetas con broche de oro. Se trata de una mascarilla exfoliante de café para la piel, que puede ser aplicada no solo en tu rostro, sino en todo tu cuerpo, tiene un efecto reafirmante y anticelulítico, dejando una agradable sensación de suavidad. El aceite de coco hidrata profundamente, mientras que la canela brinda un efecto rejuvenecedor.

Solo debes mezclar muy bien en un recipiente ½ taza de café molido, ¼ de taza de aceite de coco líquido, 1 cucharadita de canela en polvo y ½ taza de azúcar. Aplica después del baño, poco a poco, por todo el cuerpo con masajes circulares. Deja actuar 20 minutos y retira con abundante agua tibia y después fría. Al finalizar sentirás tu piel más oxigenada y joven.

En el mercado podemos encontrar mascarillas para el rostro y cuerpo, con diversos componentes y de distintas marcas. Pero, también se pueden preparar en casa, con ingredientes naturales y obtener resultados efectivos, como por ejemplo, las mascarillas con café. Solo hacen falta las ganas de mimarse y disfrutar de unos minutos de relajación.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments