Última actualización: 27.10.21

 

Los puntos negros son pequeñas imperfecciones que aparecen cuando menos se espera, y lidiar con ellos es realmente tedioso. Sin embargo, puede que solo sea necesario tener una mascarilla efectiva para tenerlos bajo control. Por esa razón, es importante tener conocimiento sobre las posibles soluciones para este problema, pues así se podrá actuar con más rapidez.

 

Es muy probable que en algún momento de la vida tengamos que lidiar con un punto negro en la cara. Esto es algo muy común, sin embargo, no deja de ser incómodo y molesto despertar un día para ver cómo estos indeseables visitantes han llegado a tu rostro para quedarse por un tiempo.

Por esa razón, existen tantas búsquedas sobre maneras para quitar espinillas negras de la nariz, las mejillas y otras zonas de la cara. No obstante, la solución para extraer los puntos negros puede ser más sencilla de lo que piensas. De hecho, aquí podrás encontrar más de una mascarilla limpia poros que podría ayudarte.

 

1. Mascarilla de clara de huevo

El huevo es un alimento que se caracteriza por tener diferentes nutrientes beneficiosos para el cuerpo, por lo tanto, es una buena idea realizar una mascarilla con este ingrediente para poder mantener la salud de tu rostro, exfoliándolo y dejándolo limpio. Además, la textura que adquiere al secar es muy útil  para limpiar los puntos negros.

En este caso, solo se necesitan 2 claras de huevo para poder realizar la preparación.

Procedimiento

  • Comienza batiendo las claras, ya sea a mano o con batidora.
  • Procede cortando pequeñas tiras de papel de cocina, adecuadas para el área en la que aplicarás la mascarilla.
  • Coloca la tira en el lugar en el que se encuentran los puntos negros y, con un pincel, esparce la clara sobre el papel. Espera que se seque.
  • Después de esto, tira del papel con suavidad y, si todavía no has logrado quitar los puntos negros de la nariz, entonces repite el proceso.

 

2. Mascarilla de gelatina y leche

Estos ingredientes no solo son buenos para un postre, de hecho son elementos apropiados para muchas otras cosas,  como eliminar puntos negros, por ejemplo. Solo serán necesarios 15 mililitros de leche y 10 gramos de gelatina sin sabor para comenzar.

Procedimiento

  • Coloca la gelatina en polvo en un recipiente para poder empezar de forma correcta.
  • Vierte cuidadosamente la leche mientras mezclas para que los ingredientes logren combinarse adecuadamente.
  • Lleva la mezcla al microondas y calienta la receta por unos 10 segundos, aproximadamente.
  • Asegúrate de lavar tu cara y, con un pincel o con algodón, comienza a esparcir la mascarilla por todo el rostro. Recuerda esperar que se enfríe un poco y agregar mayor cantidad a las zonas afectadas.
  • Después de 15 minutos, procede a retirar la mascarilla con suavidad y, al terminar, aclara tu rostro con agua fría para cerrar los poros.

 

3. Mascarilla de canela y miel

Si aún no sabes cómo quitar puntos negros, esta mascarilla de canela y miel podría ser una forma de lograrlo, sin complicaciones. Para prepararla necesitarás 50 gramos de miel y 10 gramos de canela en polvo.

Procedimiento

  • Vierte la miel en un recipiente con cuidado. En el caso de que esté un poco cristalizada, puedes ponerla a baño maría, previamente, para que vuelva a estar líquida. Después, añade la canela.
  • Utiliza un utensilio para mezclar bien los ingredientes, especialmente por el espesor de la miel, hasta que consigas una pasta homogénea.
  • Esparce la mezcla sobre la zona afectada con cuidado. Asegúrate de cubrir los puntos negros.
  • Permite que la mascarilla actúe por unas dos horas y procede a aclarar con agua fría hasta que no queden residuos.

 

4. Mascarilla de azúcar con limón

El limón y el azúcar son alimentos que tienen sabores completamente opuestos. Sin embargo, cuando se trata de ser parte de una excelente mascarilla contra los puntos negros, estos ingredientes trabajan de forma fenomenal en conjunto. Para preparar esta mascarilla necesitarás del zumo de ½ limón y unos 15 gramos de azúcar.

Procedimiento

  • Toma un recipiente y añade el azúcar para poder empezar. Exprime el limón sobre ella y comienza a mezclar hasta que se forme una pasta.
  • Lava tu cara antes de aplicarte la mascarilla y, cuando estés listo, solo deberás aplicar la mezcla sobre el rostro. En específico en los lugares más afectados por los puntos negros.
  • Comienza a masajear de forma circular y breve para estimular la piel del rostro.
  • Después de que pasen 10 minutos, aclara con agua fresca e intenta que no quede nada en tu cara.

 

5. Mascarilla de arcilla de bentonita

Muchos prefieren quitar puntos de la nariz con bicarbonato porque suele ser la opción más conocida, sin embargo, la arcilla de bentonita puede ser una alternativa a este ingrediente. Igual de efectiva y fácil de utilizar.

Para preparar esta mascarilla se necesitarán 15 ml de agua o vinagre de manzana y, además, 20 gramos de arcilla.

Procedimiento

  • Para poder comenzar, añade la arcilla con el líquido a un recipiente, teniendo mucho cuidado para no desperdiciar nada.
  • Comienza a mezclar los ingredientes hasta que todo se haya unido de forma correcta.
  • Si ya te lavaste la cara, procede a esparcir la mascarilla haciendo movimientos circulares al aplicarla. Si tu cara está sucia, siempre deberás lavarla primero.
  • Espera un aproximado de 15 minutos para que la arcilla se seque.
  • Aclara con agua tibia y ayúdate con un paño para retirar el exceso de producto y limpiar el rostro.

 

¿Cómo quitar un punto negro profundo?

Siempre tienes la posibilidad de realizar el proceso común, pero dañino, que utilizan muchos. Es decir, apretar el lugar hasta que el punto salga. Sin embargo, esto no es recomendado, pues podrían causarse heridas en la piel que pueden traer hasta manchas.

Por ello, los profesionales de la dermatología recomiendan visitar a un alguien capacitado antes de intentar lidiar con puntos negros profundos que son difíciles de sacar.

Recuerda que lo mejor no es buscar una forma de eliminar los puntos negros, sino prevenir la aparición de estos. Por esa razón, no olvides quitarte el maquillaje y limpiar tu rostro siempre antes de dormir y al despertar. Además de aplicar algún serum facial (aquí encuentras unas opciones de compra) que aporte los requerimientos que tu piel necesita. Seguramente, en poco tiempo, notarás la gran diferencia.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS