Última actualización: 27.10.21

 

Tener poros dilatados no es necesariamente un problema físico, sin embargo, hay quienes consideran esta situación como un problema estético. Debido a esto, existen maneras de cerrar los poros de forma sencilla y rápida, y también hay formas de prevenir que estos se dilaten, en primer lugar.

 

Cuando hablamos de condiciones dermatológicas faciales, es común que pensemos primeramente en afecciones como el acné, eczema o la dermatitis, pues son problemas que traen consigo consecuencias físicas que pueden causar incomodidad o dolor.

Sin embargo, existen también algunas situaciones que, aunque realmente no provocan efectos negativos, suelen ser vistas como problemas, pues afectan la estética del rostro y, debido a esto, muchas personas buscan soluciones. Este es el caso de los poros abiertos en la cara.

 

¿Qué son los poros?

Aunque en condiciones normales sean muy difíciles de ver, los poros son orificios que se encuentran en la piel. Su función es permitir que las glándulas sudoríparas y las unidades pilosebáceas logren dejar salir el sudor y el sebo, respectivamente.

Existen tres tipos de poros: los sebáceos, los sudoríparos y los compartidos. Estos últimos funcionan dejando salir el sudor y la grasa por igual.

Los primeros tipos de poros son los más pequeños y no logran verse a menos que se use un microscopio. Estos se distribuyen a través del rostro de forma homogénea y, aunque sea difícil de creer, la cara contiene miles de ellos.

Por otra parte, los últimos dos tipos de poros son los que tienen un tamaño mayor y, en ciertas ocasiones, pueden ser visualizados a simple vista, en caso de estar dilatados.

No existe un tamaño único para decir que los poros están abiertos, sin embargo, se considera que, si tienen dimensiones entre los 0,05 y los 0,3 mm2 de superficie y se identifican claramente, ya podría hablarse de poros dilatados. Es en estos casos que la persona podría buscar alguna manera de minimizar los poros, con la finalidad de darle a la tez una apariencia más tersa y suave.

¿Qué causa la dilatación de los poros?

Antes de que busques la primera crema para cerrar poros o hagas comparativas entre los mejores sérums faciales, es necesario entender los factores que pueden ocasionar la apertura de los poros, pues determinar la causa es lo que garantizará que consigas el tratamiento para poros abiertos adecuado.

  • Pérdida de elasticidad en la piel

Tener una piel más flácida, a medida que pasa el tiempo, es algo de lo que nadie puede escapar, pues es algo natural que viene con la madurez.

Entre los 30 y los 40 años en adelante, los poros cada vez se hacen más notorios pues, aunque estos no cambian de tamaño, pueden llegar a deformarse, adaptándose a la pérdida de la elasticidad de la piel. Debido a esto, se ven más amplios, especialmente en las mejillas y la nariz.

Usualmente, los poros abiertos por causa de envejecimiento vienen junto a arrugas y manchas en la piel.

 

  • Hipersecreción de sebo

Al aumentar la cantidad de sebo, los poros suelen ampliarse para que pueda salir de forma correcta. De esa manera, se vuelven más visibles en la zona con mayor secreción de sebo, llamada comúnmente como “La zona T”. 

En la mayoría de las personas, especialmente las más jóvenes, los poros dilatados aparecen debido a que tienen la piel muy grasa.

Es necesario mencionar que, en el caso de las mujeres, después de la ovulación, el cuerpo suele adquirir niveles altos de progesterona, lo que hace que aumente la secreción de sebo. Por lo tanto, en estos casos, se podría decir que es una situación puntual y no es necesario comprar una crema para poros abiertos, a menos que la situación persista.

 

¿Cómo tratar la dilatación de los poros en el rostro?

Si buscas en internet cómo cerrar los poros abiertos, seguramente encontrarás varios tipos de soluciones como la limpieza de poros de forma constante o la compra de cremas adecuadas para esto.

No obstante, debes recordar que los tratamientos no atacan directamente a los poros dilatados, sino a las causas tras ellos. Por lo tanto, dependiendo de si tienes los poros del rostro abiertos por una hipersecreción de sebo o por elasticidad, el tratamiento será distinto.

 

  • Piel muy elástica

Para estos casos, conviene hacer uso de métodos que promuevan la producción de colágeno y elastina. Las opciones más comunes suelen ser los alfahidroxiácidos, la vitamina C, el ácido hialurónico y el retinol.

Elegir una alternativa sobre otra depende de las indicaciones de un dermatólogo, sin embargo, aumentar el consumo de vitamina C es una buena forma de empezar a cerrar los poros de la nariz.

 

  • Secreción de grasa

Cuando el problema es una secreción excesiva de sebo, entonces existen ciertos tratamientos que incluyen seborreguladores para poder disminuir la hipersecreción que causa la dilatación de los poros. En este caso, podría usarse gluconato de zinc, vitamina B3, retinoides, aceite de argán o té verde.

Si esta es tu situación, podría ser necesario evitar que el rostro esté expuesto a cremas o maquillajes mientras dura el tratamiento, pues esto podría afectar los resultados.

¿Cómo prevenir la dilatación de los poros?

Es recomendable no esperar a que tus poros se abran para prestarle atención a tu rostro, por eso, la mejor manera de combatir la dilatación de los poros es previniendo que esto suceda.

Por ejemplo, limpiar los poros de la cara de forma frecuente, usando un limpiador con pH neutro y agua tibia puede ser una excelente manera de conservar tu rostro saludable.

Además de eso, evitar exponerte al sol constantemente puede prevenir la dilatación de los poros, ya que la piel no perderá firmeza tan fácilmente. Cuidarte del sol también puede retrasar la aparición de arrugas y manchas.

Por último, intenta incorporar alimentos ricos en antioxidantes a tu dieta, pues estos lograrán mantener tu piel en buenas condiciones.

Como ves, en ocasiones solo basta con tomarse el tiempo de limpiar los poros para evitar que estos se dilaten. No obstante, en caso de necesitar un tratamiento, puedes quedarte tranquilo sabiendo que hay distintas alternativas para atacar los diferentes factores que pueden ocasionar esta situación.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS