Última actualización: 12.11.19

 

Conservar una piel casi perfecta y que sea agradable al tacto es el reto de muchas personas, razón por la que se consumen anualmente gran cantidad de productos de tipo cosmético. Pero cuando aparecen problemas como las estrías ¿Hay algo que se pueda hacer?. No te preocupes, que sin tener que asistir a una cirugía y con ayuda de ingredientes de origen natural puedes tratarlas para que sean menos evidentes.

 

A lo largo de la vida, nuestra piel se enfrenta a diferentes cambios que dejan en ella algunas marcas y cicatrices, sin embargo, la naturaleza nos puede proporcionar tratamientos efectivos para disminuir su apariencia, tal es el caso del aceite de coco, que por su alto contenido de ácidos grasos y la capacidad de regeneración que posee, lo convierten en una gran alternativa para preparar tratamientos caseros que las atenúen.

 

Las estrías ¿Por qué se forman y cómo aparecen?

Las cicatrices que se forman en la capa de la epidermis como consecuencia del rompimiento del colágeno, la reticulina y la elastina en la piel, se conocen comúnmente como estrías. Generalmente, son ocasionadas por cambios de peso bruscos y normalmente aparecen en el abdomen, los muslos, en los glúteos, busto, brazos, caderas, rodillas y tobillos.

Cuando comienzan a aparecer tienen un tono rojizo o morado, pero con el transcurrir del tiempo se ponen rosadas y luego se transforman en blancas o grises. Asimismo, con la formación de las estrías desaparece sobre ellas el vello corporal.

 

Las estrías aparecen debido a un cambio del volumen de la masa corporal, pues la piel se estira y se amolda a la forma voluminosa que adquiere el cuerpo, aunque cuando el estiramiento se produce en poco tiempo y es muy grande, las capas de la piel comienzan a romperse y se reflejan en el exterior como cicatrices. Ten en cuenta, que en principio, las estrías no generan un problema de salud en sí mismas, sólo que no son estéticamente muy agradables y para algunas mujeres eso puede resultar un problema.

 

El aceite de coco como aliado para tratar las estrías

En este contexto, vemos como existen algunos productos de origen natural que ofrecen buenos resultados en el control, reducción y hasta la desaparición de las estrías, tal es el caso del aceite extraído del coco, el cual debido a sus composición natural puede ser un ingrediente básico en tratamientos de belleza.

Es así como el mejor aceite de coco se convierte en una buena opción para combatir las estrías, porque es un producto con la capacidad de penetrar las capas profundas de la piel regenerando el tejido de forma natural. A continuación, te mostraremos 5 remedios naturales para reducir o eliminar las estrías y cicatrices usando aceite de coco:

 

 

1. Café y aceite de coco

El café tiene una textura áspera y de grumos que es ideal para mejorar la circulación sanguínea, pero si lo combinas con el aceite puro de coco, contribuyes a la estimulación de la hidratación de la piel. Si usas esta mezcla durante un largo tiempo, puedes observar una reducción considerable en las estrías de tu piel.

Para preparar este tratamiento necesitas tener 100 gramos de café molido, 45 ml de aceite virgen extra de coco, 50 ml de aloe vera y 45 ml de agua. Utiliza un recipiente para verter los ingredientes y con una cuchara de madera mezcla todos los elementos, hasta que se forme una pasta espesa y homogénea. 

Para aplicar esta mezcla, debes ducharte, tomar una porción apropiada dependiendo de la zona a tratar y aplicar sobre la piel, masajeando de forma circular alrededor de 5 minutos. Deja actuar la mezcla por unos 30 minutos y luego lávate con bastante agua. Este proceso lo debes repetir todos los días.

 

2. Calor y aceite de coco

El aceite de coco caliente es un tratamiento muy efectivo para conservar la hidratación y elasticidad de la piel, activando de forma eficaz sus ácidos grasos. Sirve para reducir las marcas dejadas por las estrías y si lo usas durante un buen tiempo de forma constante, podrías notar que desaparecen.

Utiliza dos cucharadas de aceite puro de coco y calienta a baño de María, retira del fuego y deja reposar hasta que adquiera una temperatura tolerable para que no tengas quemaduras, luego aplica el aceite caliente sobre las estrías con un suave masaje de forma circular y repite el proceso diariamente.

 

3. Vitamina E y aceite de coco

La mayoría de las personas conocen las propiedades hidratantes de la vitamina E y sus beneficios para la piel, gracias a sus cualidades beneficiosas contra los efectos del envejecimiento prematuro. Por lo tanto, si mezclas aceite puro de coco con vitamina E, se maximizan los efectos de estos dos elementos y notarás los cambios que se van a producir en tus cicatrices y en las estrías.

Para tu remedio casero necesitas 5 cápsulas de vitamina E y 2 cucharadas grandes de aceite extraído del coco. Calienta a baño María el aceite hasta que tenga un aspecto acuoso, abre las cápsulas de vitamina E, añadiendo su contenido al aceite de coco. Seguidamente, aplica esta mezcla encima de las estrías con suaves masajes circulares. Deja la mezcla por unos 10 minutos, luego retira con agua fría y repite el proceso durante dos veces al día.

 

 

4. Aceite de coco al natural

Después de ducharte, utiliza 2 cucharadas de aceite y frota en las palmas de tus manos para que se caliente un poco y se derrita. Posteriormente, aplica el producto sobre las estrías con movimientos circulares. Para prevenirlas, debes aplicar el aceite en los lugares donde generalmente aparecen las estrías, tales como abdomen, cintura, muslos, caderas, etc.

 

5. Aceite de coco y aloe vera  

La planta de aloe vera es muy conocida por poseer múltiples nutrientes y vitaminas beneficiosas para la piel, por lo que si combinas esta sustancia con aceite puro de coco, obtendrás un efectivo remedio para reducir y eliminar las estrías y cicatrices de tu piel.

Para preparar este remedio necesitarás media taza de aceite virgen de coco, media taza de aloe vera, si lo prefieres puedes agregarle 5 gotas de aceite de oliva y 5 gotas de aceite de rosa mosqueta. Mezcla todos estos ingredientes en un recipiente hasta formar una pasta espesa y homogénea. Aplica la mezcla directamente en la piel, haciendo suaves masajes de forma circular.