Última actualización: 18.04.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar una crema hidratante?

Antes de aplicar una crema hidratante, tanto si es de día como de noche, es conveniente que la piel esté limpia. Para ello, deberás retirar todo resto de maquillaje y emplear un jabón limpiador. Recuerda también exfoliar el cutis al menos una vez por semana para que el tratamiento sea más efectivo. Entonces, ya puedes extender la crema hidratante sobre el rostro mediante movimientos circulares y hasta que se absorba al 100 %. Recuerda utilizarla todos los días y en el momento del día que indica el fabricante para que los resultados sean satisfactorios y, sobre todo, no tarden en llegar.

 

Q2: ¿Cómo hacer crema hidratante de aloe vera?

El aloe vera es uno de los ingredientes estrella en las cremas hidratantes, especialmente por su efecto calmante y antiséptico. Puedes preparar tú mismo una loción que tenga este elemento para beneficiarte de sus propiedades. Para ello, vas a necesitar aceite de almendras y gel de aloe vera. En primer lugar, pon a hervir algo de agua mientras añades el gel de aloe. Cuando esté todo debidamente integrado, añade aloe vera en líquido y continúa removiendo. Deja enfriar la mezcla e incorpora el aceite de almendras. Vierte la mezcla en un tarro de cristal para una óptima conservación.

Q3: ¿Qué se pone primero: el sérum o la crema hidratante?

Una de las dudas más frecuentes de los usuarios a la hora de proceder a la rutina de cuidado facial es saber qué producto va primero. Si te estás preguntando qué se pone primero, si el sérum o la crema hidratante, la respuesta es el sérum. Por lo general, este producto tiene el objetivo de potenciar el efecto del tratamiento que aplicarás después. Una vez extendido el sérum sobre el rostro, es la hora de aplicar la crema hidratante. Recuerda que ambos productos deben ponerse en la cara únicamente cuando esta está limpia.

 

Q4: ¿Cómo usar aceite de coco como crema hidratante?

El aceite de coco es uno de los grandes aliados en el cuidado facial. Es más, es perfectamente apto para hidratar el cutis. Si quieres usarlo como crema hidratante, presta atención al modo de empleo. Para aprovechar al máximo sus beneficios, es recomendable aplicarla después de la ducha, tanto en la cara como en el cuerpo. De este modo, la retención de la humedad en la piel será mucho mayor. Hay quienes prefieren extender el aceite de coco sobre la piel justo antes de dormir, de manera que no solo disfrutes de una hidratación extrema, sino también de un agradable aroma que te ayudará a conciliar el sueño.

 

Q5: ¿Por qué escuece la crema hidratante?

Si tienes la piel sensible o muy seca, es posible que hayas sentido alguna vez cierto picor después de utilizar crema hidratante. No te preocupes porque no se trata de una alergia, sino más bien de una reacción pasajera al aplicar cosméticos. El motivo suele deberse a la falta de hidratación, por lo que, pasados unos minutos, el escozor irá remitiendo, una vez que la piel vaya absorbiendo el producto. Otra razón podría ser la intolerancia a ciertos químicos que contenga la crema, de forma que, si es tu caso, es recomendable que recurras a cremas hidratantes naturales.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS