Última actualización: 20.05.24

 

Q1: ¿Por qué el jabón hace espuma?

Los jabones son sales orgánicas formadas por moléculas, las cuales al entrar en contacto con el oxígeno presente en el agua interactúan entre sí; lo que da lugar al proceso de disolución que permite al agente limpiador solubilizarse en el agua y activar sus agentes tensoactivos. Por esto, se genera una disminución de la tensión superficial del agua y se propicia el medio idóneo para la formación de espuma. En este sentido, en la medida que se aumenta el volumen de agua y la fricción, se incrementa la producción de espuma.

 

Q2: ¿Cuál jabón íntimo es mejor?

La zona íntima tiende a acumular sudor y suciedad producto de agentes fisiológicos y biológicos. Por esto, debes realizar una adecuada higiene para mantener alejada cualquier infección. Sin embargo, dada lo delicada que es esta área del cuerpo, es conveniente buscar un jabón con un PH neutro y que su fórmula contiene ácido láctico. Este ingrediente se encuentra presente en la piel de forma natural y ayuda a mantener los niveles correctos de acidez de la zona íntima. En este sentido, los jabones con extracto de manzanilla o de aloe vera son los más recomendados.

Q3: ¿Cómo hacer jabón con aceite usado?

En un recipiente de acero inoxidable vierte 2,5 litros de agua e incorpora lentamente medio kilo de sosa cáustica, ya que esta produce una reacción química (aumento de la temperatura) que libera vapores irritantes. Por esto, deberás hacer esta preparación en un lugar ventilado y utilizar guantes, mascarilla y gafas de protección. Una vez que esté fría, viértela sobre el aceite previamente colado, removiendo constantemente hasta obtener una mezcla uniforme. Incorpora los colorantes y aceites aromáticos de tu preferencia, viértelo en un molde hasta que cuaje y finalmente corta a la medida que desees.

 

Q4: ¿Qué es mejor, jabón o gel antibacterial?

La mejor forma de lavarse las manos es con agua y jabón en cualquiera de sus presentaciones, bien sea sólido, líquido o en polvo; ya que esta rutina es vital para prevenir infecciones. Sin embargo, el uso del gel antibacterial es una alternativa viable cuando no se cuenta con agua y jabón en el momento. Por esto, para mayor eficiencia de este producto, lo más recomendable es que contenga como mínimo un 60% de alcohol.

 

Q5: ¿Qué hacer cuando el jabón casero no cuaja?

Si notas que el jabón no endurece con el paso de los días, aun después de seguir las indicaciones correctamente, la solución es verter nuevamente todo el contenido de los moldes en un recipiente grande. Luego, agrega una cucharada sopera de harina de trigo por cada litro de agua que utilizaste y mueve con una batidora a velocidad mínima. En la medida que se incorpore la harina, notarás que retoma su consistencia espesa y finalmente, vierte en los moldes y deja secar.

 

Q6: ¿Cuál jabón es bueno para el acné?

Los jabones artesanales y de origen natural, son una excelente alternativa para ayudar a aliviar el acné. Jabones que cuenten con ingredientes como el aloe vera y el limón puede ser una gran alternativa, ya que la sábila actúa como cicatrizante, antiséptico y antiinflamatorio y recibirás como beneficio extra, la astringencia del limón. Otro jabón recomendado es el elaborado a base de azufre y con propiedades antiseborreicas, ya que controla el exceso de grasa y los granos.

Q7: ¿Qué hacer cuando te entra jabón en los ojos?

Lo primero que debes hacer es mantener la calma y evitar en lo posible frotar tus ojos, ya que lo que conseguirás es empeorar la sensación de ardor y causar una lesión ocular realmente grave. Ante todo, deberás lavar tus ojos con abundante agua limpia, separando bien los párpados hasta que cese el ardor y puedas aplicarte una gota de algún colirio antiinflamatorio, a fin de reducir las molestias posteriores o la irritación que pudiera quedar.

 

Q8: ¿Qué es mejor, jabón o agua micelar?

La limpieza facial es una rutina diaria indispensable para la buena apariencia del rostro. Con ella estarás eliminando no solo el maquillaje, sino también las células muertas, la suciedad y el exceso de contenido graso. Tradicionalmente esta limpieza se realiza con agua y un jabón adecuado al tipo de piel; sin embargo, el agua micelar ha ido ganado terreno frente a los jabones, dada su practicidad y eficiencia para desmaquillar. Puede utilizarse en cualquier tipo de piel sin causar irritación o efectos adversos y es fácil de usar. Solo basta con humedecer un disco de algodón, pasarlo por el rostro y luego aclarar con agua. Después debes secar cuidadosamente con una toalla.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS