Última actualización: 12.11.19

 

Cada día son más las personas que apuestan por lo natural para cuidar su cabello, ya que mientras los ingredientes que nos ofrece la naturaleza nos garantizan pureza, los productos comerciales contienen sustancias químicas nocivas para nuestra salud. Un champú casero preparado con elementos naturales, es una sana alternativa para tener un pelo hermoso.

 

Son muchas las personas que utilizan en su cabello una gran cantidad de productos fabricados, desde tintes, champús, espumas moldeadoras, hidratantes, desenredadores, hasta mascarillas nutritivas; todo en su afán de verse bien y de lograr una melena envidiable. Pero lo cierto es, que estos productos están formulados con ingredientes que contienen sustancias químicas nocivas, tanto para el cabello como para la salud.

 

Lo que muchos desconocen de su champú convencional

Resulta fácil darnos cuenta de la composición química de nuestro champú habitual, solo debemos darle vuelta para comprobar la gran cantidad de nomenclatura y palabras en inglés, que se corresponden con sustancias químicas. Entre esos elementos químicos, hay uno en común entre los productos de la higiene y belleza que usamos frecuentemente, es el “Sodium Laureth Sulfate”.

El Sodium Laureth Sulfate podemos encontrarlo en el champú, en el gel, en la espuma y también en los jabones; los fabricantes lo utilizan por ser una sustancia que al contacto con el agua produce espuma y elimina la grasa. La parte negativa de esta sustancia es, que así como elimina la grasa y la suciedad, también arrastra los lípidos naturales que genera nuestra piel para defenderse de agentes externos de forma natural; por lo que este químico se convierte en un irritante potencial para nuestra epidermis.

Por esto, afecciones como la sequedad, la caspa y la irritación en el cuero cabelludo, están asociadas directamente con el uso prolongado de estos productos. Así mismo, esta sustancia es capaz de penetrar el cuero cabello y llegar a órganos vitales, lo que resulta perjudicial para la salud.

 

 

Beneficios que brinda un champú casero

Ante los riesgos que supone el uso de un champú convencional, preparar en casa un champú natural libre de detergente y de sustancias químicas, es una alternativa que muchas personas están adoptando hoy en día. Estos productos caseros cuentan con ingredientes naturales y resultan muy beneficios para el cabello, por lo que a continuación te indicamos los beneficios más resaltantes de esta práctica ecologista.

 

Libre de químicos

Elaborar un champú en casa te garantiza que estas tratando con un producto libre de sustancias químicas o elementos nocivos, por lo que no tendrás que exponer tu pelo al maltrato por el contacto con agentes que lo debilitan y opacan. Además, si consigues ingredientes de origen orgánico, tu champú será más ecológico y más beneficioso.

 

Control de los ingredientes

Cuando eres tú la persona que procesa y realiza toda la elaboración del champú, conoces perfectamente qué ingredientes están presentes en el resultado final del producto. Por esto, podrás elegir los extractos, las hierbas o los aceites esenciales que requiere específicamente tu pelo y así, podrás cubrir sus necesidades particulares. En el caso de que uses un champú natural comercial, igualmente podrás ver en su envase todo lo que contiene su fórmula.

 

Son baratos

Estos productos suelen tener un bajo coste, por lo que no tendrás que preocuparte en gastar mucho dinero en la fabricación de un champú en casa, ya que usualmente sus ingredientes son baratos y fácilmente se consiguen en el mercado. Sin embargo, aún el mejor champú casero tiene poca capacidad de duración, por lo que es recomendable no preparar grandes cantidades.

 

 

Aprende a preparar en casa un champú natural de aloe vera y aceite de oliva

Para un pelo brillante, fuerte, sedoso y dotado de nutrientes, nada mejor que lavarlo con un champú casero a base de aceite de oliva, aloe vera y manzanilla. A continuación, te dejamos los ingredientes que debes tener a mano para su preparación: una cucharadita de aceite de oliva, dos cucharaditas de pulpa de sábila, un tercio de taza de jabón líquido (tipo castilla) y 15 g de manzanilla o de romero.

Comienza por poner a hervir una taza de agua junto con el romero o la manzanilla, hasta que la cantidad se reduzca al mínimo y luego retira hasta que enfríe. Utiliza dos cucharaditas de la infusión de romero y mezcla con el jabón líquido, el aceite de oliva y la pulpa de sábila; para mejores resultados, podrías poner estos ingredientes en la batidora hasta lograr una preparación homogénea que resulte fácil de aplicar en el cabello.

Este champú requiere que sea aplicado al instante del modo en que aplicas cualquier otro champú tradicional, con el cabello mojado. Dado que se trata de un producto libre de agentes químicos y de conservantes, no debe almacenarse; por lo que es recomendable que prepares solo la cantidad que vas usar en el momento, ya que si preparas para varias aplicaciones y almacenas el sobrante, podría perder su efecto y sus propiedades.

 

Conoce algunas propiedades de la sábila y del aceite de oliva

Tanto la sábila como el aceite de oliva poseen propiedades especiales para nutrir, fortalecer y mantener una adecuada hidratación al cabello y juntos, estos ingredientes dan excelentes resultados. Además, por tratarse de una fórmula totalmente natural y rica en nutrientes, es recomendada especialmente en cabellos opacos, resecos, maltratados o quebradizos, ya que devuelve la vitalidad y la fuerza a la fibra capilar.

La sábila, también conocida como aloe vera, es una planta con grandes propiedades medicinales y es usada frecuentemente en el mundo de la cosmética y de la belleza; en este caso, la sábila ayuda a evitar la caída del cabello, lo fortalece y lo hidrata. El aceite de oliva por su parte, también brinda nutrición, humectación y lo ayuda a crecer de una manera más fuerte; para ello, cuenta con gran cantidad de nutrientes y ácidos grasos que fortalecen un pelo débil.

Como podrás ver, no es necesario que llenes tu cabello de químicos para lucir una melena hermosa y sana, solo deberás optar por preparar tú mismo en casa el champú de tu preferencia; ya que además de esta fórmula, también existen otros ingredientes naturales que podrás usar, según las necesidades propias de tu pelo.