Última actualización: 13.07.24

 

Q1. ¿Qué mejora incluye una plancha de pelo con función iónica?

La función iónica de una plancha permite eliminar la electricidad estática del cabello, la cual es producida por los iones positivos. Estos están presentes en la mayoría de los artículos orientados al cuidado del cabello. Como la tecnología iónica emite iones negativos, compensa la carga y reduce el temido frizz del cabello. Asimismo, la función iónica favorece la adherencia de la propia plancha en el cabello, por lo que el tiempo de peinado se reduce considerablemente y, por ende, el pelo sufre mucho menos.

 

Q2. ¿Qué plancha de pelo es mejor: Babyliss o Remington?

Tanto Babyliss como Remington son marcas líderes en el ámbito de las planchas de pelo. Más que responder a cuál es mejor, habría que conocer cuáles son las características del modelo en concreto. También es importante que sepas cuáles son tus necesidades y qué requisitos precisas para satisfacerlas. Por ejemplo, si tu objetivo es ondular tu cabello, las planchas de cerámica de la marca Remington son algunas de las más recomendadas. La razón es que están dotadas de placas de diseño redondeado, por lo que facilita esta función. Sin embargo, si tu idea es usar la plancha aun con el cabello húmedo, te conviene echar un vistazo a ciertos modelos de Babyliss.

Q3. ¿Es necesario usar guantes con una plancha de pelo?

Por lo general, las planchas de pelo están fabricadas en materiales con aislamiento térmico, lo que significa que, aunque estas alcancen altas temperaturas, el usuario no sufrirá daño alguno. Sí es posible sentir el artilugio en algunos momentos más caliente de lo habitual, pero normalmente no entraña ningún riesgo. En el caso de las planchas para rizar el pelo, hay quienes prefieren utilizar guantes, dado que hay que enrollar mechón a mechón en ellas y, por tanto, el contacto es mayor. Al final, será el propio usuario quien decida la necesidad o no de utilizar guantes.

 

Q4. ¿Qué plancha de pelo es mejor: de cerámica o de titanio?

Las planchas con revestimiento de cerámica son conocidas por distribuir de manera uniforme y homogénea el calor en sus placas. Por su composición, permiten que los mechones de pelo resbalen con suavidad por ellas, minimizando el riesgo de tirones o enredos. Estas planchas suelen ser las más comunes y son aptas para todo tipo de melenas, desde las más finas a las más rizadas. Por su parte, los modelos de titanio también conducen el calor con enorme efectividad. Eso sí, son mucho más resistentes que los anteriores, al ser este un material más robusto. Como contra, podríamos mencionar que no son recomendables para los cabellos teñidos ni los secos.

 

Q5.  ¿Para qué sirve una plancha de pelo con placas intercambiables?

Las planchas de pelo con placas intercambiables han sido diseñadas para adaptarse a cada tipo de peinado. Son modelos que cuentan con diferentes accesorios, en función del estilo que se le pretende dar al cabello. Dependiendo de si se desea conseguir un look rizado, uno más liso u ondulado, habrá que utilizar una placa u otra. La idea es disponer de todas las posibilidades de peinado en un mismo utensilio.

Q6. ¿Cómo puede plancharse el pelo corto un hombre?

Al contrario de lo que se suele pensar, las planchas también son instrumentos indicados para las melenas cortas, como es el caso de los hombres. En este caso, el proceso sería similar al que se seguiría al moldear el cabello de una mujer, aunque habrá que tener más cuidado con las posibles quemaduras. La idea es coger cada mechón e introducirlo entre las placas, tal y como se haría con un cabello femenino. En cuanto a los movimientos y giros de la plancha, habrá que decidir si se quiere ondular el cabello ligeramente o apostar por una melena lisa. El pelo corto del hombre es perfectamente compatible con una plancha.

 

Q7. ¿Cómo planchar el pelo sintético?

Las pelucas o pelo sintético pueden plancharse del mismo modo que el cabello natural. Eso sí, recuerda que, dependiendo del material, es posible que no resista tanta temperatura como el pelo natural. Esto significa que lo mejor será no poner la plancha a máxima potencia. Lo primero es situar la peluca en un maniquí para que el proceso resulte más sencillo. Divide la melena en tres partes y comienza con los mechones inferiores. Desenreda con un peine cada mechón y, posteriormente, pasa la plancha con cuidado. Continúa con los mechones laterales hasta que hayas planchado todo el pelo sintético.

 

Q8. ¿Cómo planchar el pelo sin dañarlo?

El uso continuado de las planchas podría causar daños irreparables en el cabello, de ahí que lo aconsejable sea seguir ciertos consejos. En primer lugar y a menos que el modelo sea especial para cabellos húmedos, bajo ningún concepto planches tu pelo si este está un poco mojado. Antes de utilizar la plancha, sería conveniente que te aplicaras algún protector térmico, de modo que el daño sea mucho menor. Por supuesto, vigila que la temperatura no sea demasiado alta y, muy importante, procura no pasar demasiadas veces la plancha por el mismo mechón.

 

 

Última actualización: 13.07.24

 

Las planchas de pelo cumplen una misión esencial para muchas personas. Son artilugios sin los que no pueden pasar, dado que, gracias a ellos, pueden lucir la melena que siempre soñaron. Su gran ventaja es que ofrecen resultados profesionales sin ir a la peluquería y en apenas unos minutos, ya sean alisados, rizados u ondulados. Si te apetece probar sus bondades, te contamos cómo utilizar una plancha de pelo paso a paso.

 

Asegúrate de que tu cabello está completamente seco

Para que el resultado sea satisfactorio y, sobre todo, para no maltratar tu cabello, es importantísimo que este se encuentre completamente seco. Para ello, puedes usar un secador o dejar que se seque al aire. En el mercado, hay modelos de planchas que admiten el cabello húmedo, pero deberás cerciorarte de que la que vas a usar tú se halla en este reducido grupo.

 

Aplica protector térmico en tu cabello

El uso frecuente de las planchas podría dañar tu cabello y hacer que se vuelva más frágil, quebradizo y sin brillo. Si quieres que tu melena no pierda la suavidad y textura que la caracteriza, no olvides aplicar protector térmico antes de cada sesión.

Desenreda tu cabello

Aparte de comenzar el proceso de planchado con el pelo 100% seco, es imprescindible que este esté desenredado. Entonces, lo siguiente es coger tu peine o cepillo habitual y comenzar a desenredar el cabello con cuidado y a tu ritmo, de manera que evites que se parta. La idea es que, cuando pases la plancha, no haya ni un solo nudo en tu melena.

 

Enchufa la plancha a la corriente y selecciona la temperatura

Los modelos más novedosos del mercado han reducido considerablemente el tiempo de espera. Así, lo habitual es que, una vez enchufados, se calienten en unos pocos segundos. Para empezar, enchufa la plancha a la corriente y espera a que haya alcanzado la temperatura deseada. Tendrás que valorar cómo es tu cabello en aras de seleccionar la temperatura. Los cabellos más finos y quebradizos necesitarán temperaturas inferiores a las de las melenas más rizadas, por ejemplo. Lo mejor es, en cualquier caso, que consultes el manual de instrucciones.

 

Divide el cabello en zonas

Para facilitar el proceso de planchado, puedes dividir tu cabello por zonas y recogértelo con pinzas. Deja sueltos los mechones de la parte inferior de la cabeza, ya que es por ellos por donde comenzarás.

Desliza la plancha por el cabello

Atrapa cada mechón con las placas de la plancha y desliza suavemente desde la raíz hasta las puntas. Nunca realices muchas pasadas por un mismo mechón para reducir el daño sobre el pelo. Repite este proceso mechón a mechón por todo el cabello hasta que logres el alisado deseado. En caso de querer un look rizado u ondulado, deberás enrollar cada mechón en las placas.

 

Aplica un producto antiencrespamiento

Cuando tu pelo esté a tu gusto, puedes aplicar algún producto antiencrespamiento para que se mantenga en óptimas condiciones por más tiempo. Vaporiza por todo el cabello para asegurarte de que el producto llega a cada rincón.

 

 

Última actualización: 13.07.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar un champú en seco?

Las instrucciones son básicamente las mismas para todos los champús en seco, salvo raras excepciones.

Primero asegúrate de que tu pelo está completamente seco. Después agita vigorosamente el champú y aplica por medio de pulverizaciones cortas, de preferencia, únicamente en las raíces del cabello y a 20 cm de distancia. Continúa dando un masaje suave a todo el cuero cabelludo y, finalmente, cepilla hasta eliminar el exceso de producto. Después puedes peinarlo como acostumbras.

Q2: ¿Cómo hacer un champú en seco?

Puedes usar polvo de talco, pero si quieres algo mejor, mezcla 4 cucharadas de algún polvo como harina de arroz, fécula de maíz, tapioca o avena (lo ideal es que combines dos de estos), 2 cucharadas de bicarbonato, y 5 gotitas de esencia. Para adaptar a tu tipo de pelo, puedes usar menta o limón en el pelo con tendencia grasa y, en caso contrario, puedes usar lavanda o manzanilla. 

Además, si eres rubia puedes complementar con un poco de cúrcuma. En caso de que seas pelirroja agrega 2 cucharaditas de pimentón y si eres morena 2 cucharadas de cocoa. Remueve muy bien todo y listo, tienes tu propio champú en seco.

 

Q3: ¿En qué tipos de cabello puedo usar champú en seco?

Hoy en día existen opciones para casi todo tipo de cabello; los champús en seco más populares son los orientados al cabello graso, sin embargo, los hay para pelo teñido, liso, fino, sin volumen, etc. 

El único inconveniente es si se tiene alguna condición especial como alopecia y crecimiento débil, sería prudente abstenerse de utilizar estos productos, porque puede obstruir los poros impidiendo la oxigenación del cuero cabelludo y traer consecuencias como la atrofia de los folículos pilosos.

 

Q4: ¿Cómo evitar los restos blancos cuando uso champú en seco?

La recomendación principal es, además de seguir las instrucciones, agitar vigorosamente el champú antes de aplicar, este sencillo paso te ahorrará disgustos con los residuos. 

Así mismo, es importante no excederse en la cantidad usada y emplear solo en las raíces, algunas personas lo aplican la noche anterior y aseguran que reduce la capa blanquecina. Masajea como si estuvieras aplicando el champú tradicional y después deja absorber la grasa, finalmente, algunos expertos recomiendan usar una toalla, igual que cuando secas tu cabello, y al cepillar hacerlo muy bien con la cabeza hacia abajo o usar un secador en frío, estos últimos consejos ayudan a eliminar los residuos. 

Sin lugar a dudas, es importante mencionar que compres un producto adecuado para tu color de pelo, pues si existen restos no se notarán tanto.

 

Q5: ¿Puedo usar champú en seco sobre el pelo mojado?

Esta clase de champús deben usarse con el cabello completamente seco, esto garantiza su buen funcionamiento, de lo contrario, el pelo puede quedar pesado, y el producto no absorberá la grasa. 

Existen recomendaciones en las que puedes usarlo en el largo del pelo cuando está casi seco, pero no completamente húmedo, esto aportaría volumen y lo hace parecer más grueso, sin embargo, puede ser una técnica que no funcione de igual manera en todos los productos.

 

 

Última actualización: 13.07.24

 

Q1: ¿Cuál es diferencia entre acondicionador y mascarilla?

La diferencia principal entre ambos productos para cuidar el pelo radica en el objetivo que tienen. Mientras el acondicionador hidrata el pelo, después de concluir el proceso de limpieza que realiza el champú, la mascarilla es más bien un tratamiento nutritivo. Dicho tratamiento está enfocado para ayudar a que las fibras capilares se conserven saludables o se recuperen al experimentar algún tipo de deterioro o sequedad.

Además, la diferencia en la regularidad con la que se aplican estos productos es notable. El acondicionador se puede utilizar diariamente, después del champú, a diferencia de la mascarilla que se aplica dejando varios días de descanso entre sesiones. Lo más común es que, dependiendo de las necesidades de cada pelo, se utilice dos veces al mes.

Q2: ¿Cómo usar acondicionador para hombre?

Debido a que la longitud del pelo de los hombres suele ser más corta, se debe tener cuidado de aplicar el producto de forma correcta, para que cumpla con su función y no tenga otros efectos fuera de los esperados. Por otro lado, el cuero cabelludo en los hombres suele ser más graso y el acondicionador puede provocar una sensación incómoda, de que hay mayor producción de sebo. Dicho esto, lo mejor es aplicarlo solo sobre el pelo y no masajear demasiado. Para evitar que entre en contacto con el cuero cabelludo, se puede distribuir aplicando por mechones y solo en las zonas de mayor longitud, para aportar manejabilidad y suavidad.

 

Q3: ¿Cómo aplicar el acondicionador?

El tipo de aplicación dependerá de las indicaciones del fabricante. Por lo tanto, es recomendable verificar si se trata de una fórmula solo para medios y puntas o para toda la longitud del pelo. En el primer caso, lo mejor es colocar una cantidad pequeña sobre la palma de la mano y distribuirla sobre lo largo del pelo, dejando de 2 a 3 cm entre el acondicionador y la raíz capilar. Una vez que se ha distribuido, se debe dejar actuar el tiempo que el fabricante indique, que puede ser de un par de minutos hasta 10 minutos, aproximadamente. En el caso de ser un producto para todo el pelo, incluidas las raíces, puedes aplicarlo tal y como haces con el champú. En ambos casos, pon énfasis en el proceso de aclarado, para evitar que queden residuos que podrían darle al pelo una apariencia pesada y sin volumen.

 

Q4: ¿Cómo hacer un acondicionador casero?

Existen muchas recetas para preparar un acondicionador casero efectivo. Pero dependerá de las necesidades de tu estructura capilar y la situación en la que te encuentres que elijas una en especial. No obstante, compartiremos la siguiente opción, que podría ser muy versátil.

Solo deberás hacerte con una hoja de sábila y un poco de agua. Deberás extraer la pulpa y licuarla. Después, cuela la preparación y almacénala en el frigorífico. Deberás aplicarla después del champú y dejarla actuar por el mayor tiempo posible. Posteriormente, aclara con agua fría. Puedes utilizar este acondicionador diariamente.

 

Q5: ¿Qué va primero: el acondicionador o la mascarilla?

Debido a que el lavado del pelo abre las fibras capilares, da mayor oportunidad a que los nutrientes de la mascarilla penetren en ellas y actúen. Por lo tanto, no deberías aplicar el acondicionador antes de la mascarilla. De hecho, es posible que ya no sea necesario.

 

Q6: ¿Qué va primero: el champú o el acondicionador?

Después de la limpieza que proporciona el champú, se debe recurrir a las cualidades hidratantes y suavizantes del acondicionador, que dejarán listo el pelo para que se pueda peinar con facilidad y, en muchos casos, lo protegen del daño que provoca la exposición al medio ambiente, la contaminación, etc.

Q7: ¿Cómo lavar el pelo con acondicionador?

Para llevar a cabo este tipo de procedimiento, primero deberás elegir correctamente el producto a utilizar, ya que algunos acondicionadores no tienen ningún tipo de agente limpiador, lo que puede contribuir a que las bacterias se acumulen en el pelo. Este es un problema que no solo daña su apariencia, sino que contribuye a infecciones.

Dicho esto, te invitamos a revisar si la fórmula es apta para practicar co-washing y capaz de limpiar suavemente el pelo. Después, deberás distribuir el producto en el pelo, desde la raíz hasta las puntas y masajear especialmente el cuero cabelludo, para que se desprenda la suciedad. El masaje debe durar alrededor de 5 minutos.

Posteriormente, procede a aclarar muy bien el pelo, eliminando cualquier resto del producto.

 

 

Última actualización: 13.07.24

 

La apariencia de nuestra melena depende de muchos factores; por ejemplo, la dieta y los productos que utilizamos para modelarla. Sin embargo, el cepillado también debe ser parte importante de la rutina capilar, ya que hacerlo de forma adecuada puede contribuir a su fortalecimiento y salud.

Existen muchos mitos alrededor del tema del cepillado. Por tal motivo, aún hay muchas personas que tienen una gran cantidad de dudas en relación a este tema. Hoy te invitamos a descubrir qué beneficios ofrece y cómo puedes realizarlo correctamente. De esta forma, se convertirá en tu mejor aliado para tener un pelazo de ensueño y conservarlo a través del tiempo.

 

Eligiendo el cepillo correcto

Un buen cepillado comienza por tener el cepillo correcto. Eso es indiscutible. Es un error creer que todos los cepillos para el pelo pueden utilizarse, por ejemplo, en una melena con un pelo frágil y quebradizo. De igual manera, una melena muy rizada necesita un tipo de cepillo específico para trabajarla. Esto evitará que el proceso termine en un lío de tirones y nudos. Como podemos notar, la estructura del pelo y sus características serán las que nos indiquen cómo debe ser este accesorio para que cumpla su finalidad sin estropearlo.

En reglas generales, si tu pelo es grueso y de longitud media a larga, deberás utilizar un cepillo grande y plano; puede ser cuadrado o redondo, lo importante es que tenga una base amplia. Si tienes un pelo fino, puedes utilizar uno de menor tamaño y con púas estrechas.

Por otro lado, cuando se trata de elegir un cepillo para modelar, puedes optar por uno circular; el diámetro y la densidad de las púas también se seleccionará de acuerdo al grosor de tu pelo.

 

Beneficios que aporta el cepillado

Ahora pasaremos a conocer cuál es la importancia del cepillado en el pelo. Primero, vamos a aclarar que se trata de un cepillado de mantenimiento, no de modelado.

El cepillado activa la microcirculación de los folículos capilares, ayudando a que el pelo reciba los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte. De igual forma, distribuye los aceites naturales a través de cada filamento, con lo cual se consigue mantenerlo acondicionado y brillante.

Por si fuera poco, las impurezas y restos de suciedad que se adhieren al pelo durante el día pueden eliminarse con el cepillado, sin olvidar mencionar que un pelo sin enredos siempre se ve mejor.

Consejos y técnicas para cepillar el pelo correctamente

Sin importar si tu pelo es grueso o fino, lo debes cepillar comenzando por la sección de las puntas. Esto ayudará a que los nudos no se acumulen en ellas, lo que contribuye a que se dañen. Una vez que las puntas están libres de enredos, ve cepillando secciones cada vez más arriba, hasta llegar cerca de la raíz.

Comienza el cepillado desde la sección de la nuca, no desde la capa externa.

Nunca uses el cepillo cuando el pelo está húmedo. Espera a que seque. Si necesitas desenredarlo, utiliza un peine de dientes anchos y asegúrate de haber utilizado algún tipo de acondicionador en tu pelo.

Es importante cepillar el pelo antes de lavarlo, esto ayudará a desprender los fijadores y otros productos que se utilizaron para moldearlo. También, eliminará pequeños nudos que se podrían haber formado, lo que permitirá que el proceso de lavado del pelo sea más sencillo. Además, si al frotarlo con champú para lavarlo lo haces con delicadeza, el proceso para desenredarlo será mucho más rápido, sencillo y menos agresivo para el pelo.

Siempre cepíllate gentilmente; sin utilizar demasiada fuerza. Es mejor que el proceso dure más tiempo que dañar tu melena.

Aplica aceites naturales, si es necesario. Esto es más importante en melenas rizadas, para ayudar a mantener cada rulo humectado, lo que ayudará a que tenga más movimiento.

No trabajes demasiado el área de las raíces con el cepillo. Puedes estimular las glándulas sebáceas y fomentar una producción excesiva de sebo.

Mantén limpios tus cepillos. Te recomendamos crear una rutina de limpieza breve después de cada uso, para eliminar el pelo que pudo quedar depositado en las púas. Después, cada mes, colócalos en agua caliente con algún limpiador suave que ayude a remover la grasa.

Prefiere los cepillos de fibras naturales. Este tipo de cepillos evitan el frizz y son más gentiles con tu pelo.

No hay un número de pasadas específico que debas contar al cepillar tu pelo. El objetivo es pasarlo por toda la melena.

Ahora que sabes más sobre el cepillado, no dudes en mimar tu melena cada día. Recuerda que estarás otorgándole un suave masaje que ayudará a que se mantenga sano y fuerte.

 

Última actualización: 13.07.24

 

Pasando por las intensas Monkey piece, hasta las sutiles babylights o melting, las mechas siguen siendo tendencia en el 2024, realzando el tono natural del cabello y reinventando estilos. Si nos falta inspiración para darle nueva vida a la melena, lo cierto es que hay mucho de donde escoger.

Los expertos en coloración siguen innovando para obsequiar nuevas alternativas para cambiar la apariencia de tu melena y renovarla. No importa si deseas un cambio sutil o si sientes que estás lista para una transición realmente dramática, siempre hay una opción de mechas perfecta para combinar contigo. 

Si analizas estas opciones, estamos convencidos de que terminarás por darle un rotundo “Si” a alguna de ellas. Además, la experiencia de renovar tu imagen puede ser tan emocionante como obtener en un casino Online Dinero Real, lo que te permitirá liberar adrenalina y reinventarte para la nueva temporada. Sin más preámbulo, vamos con las tendencias más destacadas de este año.

 

1. Balayage

Desde que surgieron las mechas balayage, en los años 90, con la finalidad de añadir luminosidad al pelo, continúan situándose entre las favoritas de las peluquerías de mayor renombre. Básicamente, se sigue con la técnica del “barrido” de color, eligiendo siempre tonos que van por debajo del color natural, sin alejarse demasiado, lo que convierte a esta técnica en la preferida de quienes desean lograr una apariencia natural, pero llena de vida. 

Para este 2024 las mechas balayage más solicitadas son las mechas ombré. Estas se identifican por mostrar un color más dramático en las puntas, por lo que su resultado es un difuminado gradual que crea efectos muy interesantes con el peinado, especialmente cuando se realizan ondas.

Por otro lado, tenemos las mechas shatush, que a diferencia de las ombré, van desde la sección media de la melena hasta las puntas. Las mechas shatush son la elección  perfecta para quienes desean volver a su tono de pelo natural, sin perder el estilo.

Ahora bien, si te preguntas por los tonos más populares a elegir en mechas balayage, debes saber que el cobre o tangerina lideran las tendencias. No te preocupes por tu tono de piel, solo deberás elegir un tono más rojo, en el caso de que tu piel tenga un color frío, o uno que tienda al dorado, si se trata de una tez más cálida. Sin embargo, si deseas un tono más sutil y tu melena es oscura, puedes elegir algún tono almendra, ya que creará reflejos muy bonitos en ella.

 

2. Babylights

Otro cambio de gran tendencia en el 2024 son las mechas Babylights. De hecho, algunos las consideran como un verdadero clásico que siempre triunfa y llegó para quedarse. Su capacidad para añadir dimensión a la melena y luz las convierte en la mejor elección de las melenas que carecen de brillo, pero quieren un cambio sutil. Son mechas que favorecen a cualquier tono de piel, ya sea morenas o claras. De igual manera, combinan con cualquier tono de melena. 

Podemos definirlas como unas mechas que tratan de dramatizar el efecto natural que causan los rayos del sol en la melena, aclarando ciertas zonas de ella. Tal y como sucede a los bebés, debido a la composición tan fina de las fibras capilares, las cuales son más susceptibles a este tipo de factores.

Si optas por esta técnica, debes saber que, a diferencia de las mechas balayage, son un tipo de coloración, por lo que requieren mayor cuidado en el día a día, evitando la exposición frecuente a los rayos del sol. También deberás retocarlas cada 2 meses.

 

3. Umbrella

Para un cambio más notable en la melena, pero sin que implique caer en la esclavitud de los retoques, las mechas umbrella son la tendencia más relajada por la que se puede optar. Básicamente consiste en dejar la parte superior de la melena con su tono natural, mientras que en la sección media se elige un tono más claro. Esto no solo crea un efecto interesante, sino que también puede aportar dramatismo cuando se recoge el cabello, por lo que podrás lucir una melena siempre diferente, dependiendo de cómo la peines.

4. Money Piece

Siguiendo con las mechas de mayor dramatismo, para añadir contraste a la melena y mayor personalidad, tenemos las mechas money piece. Esta técnica implica rubios intensos con la finalidad de enmarcar el rostro, por lo que suelen colocarse en mechones delanteros, a ambos lados de la cara. 

La coloración se realiza desde la raíz hasta la punta, lo que crea un efecto difícil de ignorar. Además, cabe destacar que las mechas money piece son bastante versátiles, ya que se pueden adaptar en cortes bob o largos. De igual manera, para las melenas que tienen algunas canas, los tonos grises claros también son una alternativa que permite crear el efecto de enmarcado.

 

5. Scandi Hairline

Si de enmarcar el rostro se trata, también se puede recurrir a la coloración Scandi Hairline, que trabaja solo los mechones de pelo más finos alrededor de la frente, aclarándolos un par de tonos para darle luminosidad al rostro. Esta técnica suaviza las raíces alrededor de la cara y crea un efecto natural que no se puede ignorar. Además, funciona muy bien tanto para peinados con pelo recogido, como con pelo suelto, ya que en cualquier de las dos opciones enmarcará el rostro.

Otra de las ventajas de este tipo de mechas es que no requieren demasiado mantenimiento, solo deben realizarse con mucho cuidado, ya que el pelo de esta zona suele ser más fino y, por lo tanto, reaccionar rápidamente a los tintes, por lo que se pueden decolorar excesivamente.

Las mechas Scandi Hairline se pueden aplicar solo un par de veces al año como máximo.

Conclusión

Las peluquerías seguirán realizando mechas durante mucho tiempo, ya que se trata de un cambio versátil, que se adapta muy bien a la composición del pelo y las necesidades personales. Permiten realzar la belleza natural de tu melena y enmarcar tu rostro; solo decídete, ponte en las manos de tu experto favorito y disfruta del proceso.