Última actualización: 12.11.19

 

No es tan extraño que en este mundo tan globalizado, los hombres también estén interesados en tener un cabello saludable, brillante, manejable y con volumen. Aunque ellos saben que ese estilo y peinado perfecto sólo se puede obtener con un buen secado, no todos saben cómo usar el secador de pelo.

 

Principalmente, el truco del secado consiste en pasar suavemente el secador durante el tiempo que sea necesario por todo el cabello, siempre que utilices un secador de buena calidad, no importa que corte de pelo llevas, si es muy largo o tienes un estilo militar, la cuestión está en saber combinar el secado con un buen producto capilar. 

Así que, si quieres secar tu cabello como todo un profesional, debes seguir leyendo nuestras recomendaciones donde te mostramos algunas técnicas para que aprendas a manejar este aparato, sacarle el mayor provecho, obtengas el look que deseas para tu pelo y que pueda complementar tu apariencia.

 

1. Limpia tu cabello.

En primer lugar, debes lavar tu cabello con champú y acondicionador para eliminar rastros de cualquier producto químico que pudiera interferir con el proceso. Seguidamente, debes secar el exceso de agua con una toalla de manera gentil y dejar el cabello en ese punto donde casi se secaría al aire libre. No es recomendable utilizar el secador con el cabello empapado, porque la exposición al calor será mucho mayor y los daños ocasionados al pelo pueden ser muy graves. En este punto, con el cabello húmedo, puedes aplicar alguna crema hidratante para el cabello o tu producto capilar preferido.

 

 

2. Protege tu cabello del calor.

Ahora bien, a pesar de que utilices una temperatura baja en el secador y emplees una técnica apropiada con este dispositivo, debes saber que es importante que te apliques algún producto sobre tu pelo que lo proteja de los efectos nocivos del calor. Existen muchos bálsamos y protectores que funcionan como acondicionadores, incluso protegen contra los rayos solares, otros pueden aplicarse antes del uso del secador, como un spray. Lo bueno de estos productos es que sirven para moldear y fijar el cabello, siendo útiles tanto para pelos lisos como para rizados, y su efecto protector funciona como una capa sobre la melena evitando que se encrespe.

 

3. Utiliza un secador de buena calidad.

Es importante que busques el mejor secador de pelo del momento (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) cuando vayas a comprar un aparato de este tipo, pues necesitas un secador potente para tener un mejor efecto de secado, siendo recomendables los equipos que superan los 1800 vatios de potencia, pues generan más aire y el calor es menor, por lo que son altamente eficaces. Aunque, si te decantas por un secador iónico, los beneficios serán más óptimos, porque el tiempo de uso es más reducido que el de uno convencional, seca el pelo con más rapidez y de esta forma expones menos tiempo tu pelo a los efectos dañinos del calor. 

 

4. Conoce tu secador y sus accesorios.

La mayoría de los secadores de pelo incluyen algunos accesorios con una función determinada, siendo los más comunes el difusor de calor y el concentrador. El difusor es ideal para las personas que tienen el cabello rizado, porque gracias a su gran estructura, distribuye de forma uniforme el calor y el aire en diferentes direcciones, minimizando la intensidad de la temperatura durante el secado, por lo que se pueden secar eficazmente los rizos con este accesorio, sin alisarlos y dándole un aspecto natural a las ondas. 

Por su parte, el concentrador es un accesorio que va unido al secador, con un aspecto estrecho y alargado, con el que se puede secar el pelo por divisiones de forma específica, dirigiendo el calor a esa zona particular. Es necesario sujetar el concentrador a una distancia mínima de 3 cm para ir secando cada mechón de cabello. Recuerda reducir la intensidad de la temperatura mientras uses este accesorio, así como mover el secador constantemente para evitar las quemaduras.

 

5. Distancia y movimiento.

Otro aspecto que debes considerar para obtener un secado adecuado es mantener el secador a una distancia mínima de 15 cm del cabello, así como también el constante movimiento del aparato. Nunca lo dejes fijo en un solo lugar, pues de ser así, conseguirás que tu cabello se queme y se dañe. Lo recomendado por los estilistas profesionales es mantener un movimiento uniforme del secador para distribuir mejor el calor.

 

 

6. Moldea tu peinado.

En la medida que vas secando tu cabello, debes ir moldeando el peinado para que tenga un efecto estilizado y con cuerpo, lo que dependerá del estilo que deseas crear. Es importante que durante el proceso de peinado, utilices un cepillo para moldear el cabello, puede ser uno redondo para dar forma y volumen, aunque también puedes utilizar tus dedos para dar forma a tu estilo. 

Ten en cuenta que debes verificar el cepillo con el que vas a moldear tu cabello mientras te peinas, pues este debe ser de cerdas naturales para no maltratar el pelo; también, debe ser un cepillo de dientes anchos para minimizar los tirones y evitar que el cabello quede húmedo. Recuerda que el cepillo es el complemento perfecto para obtener un secado como de salón de belleza, así que, si tu cepillo no es adecuado es hora de renovarlo por el indicado.

 

7. Fija el peinado con aire frío.

Ten en cuenta que algunos secadores disponen de un botón que al presionarlo emite aire frío, dejando a un lado el calor. Este botón es perfecto para fijar el peinado, ya que el aire caliente se encarga de mantener activos los productos que aplicamos en nuestro cabello, para que se mantenga en un lugar determinado, pero en cambio, el aire frío viene a bloquear ese efecto, reduciendo de forma considerable el daño que ocasiona el calor excesivo. Además, con ese impacto de aire frío le darás un efecto profesional al peinado sin dañar el cabello.