Última actualización: 12.11.19

 

Cualquier mujer que sea fanática del maquillaje sabe que la limpieza del cutis es fundamental para mantener la piel saludable después de aplicar numerosos productos que, al cabo de varias horas, se convierten en impurezas. Es así que en el mercado existen las toallitas desmaquillantes, leches limpiadoras y las novedosas fórmulas de aguas micelares. Aquí hablaremos de cuál de estos es el mejor producto para desmaquillarte.

 

Antes de definir qué cosméticos para el cutis utilizar, debes identificar tu tipo de piel, ir al dermatologo y que él te recomiende los productos idóneos para tu cutis, de esta forma podrás cuidar la piel y mantenerla siempre saludable.

 

Tipos de piel

Los dermatólogos especifican 4 tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta. La primera se caracteriza por tener poros finos y lograr un equilibrio entre el sebo y la hidratación, para que la piel tenga una textura suave y aterciopelada. En este tipo de cutis no hay impurezas visibles, no existe sensibilidad ni áreas enrojecidas. En pocas palabras, es la piel soñada por la mayoría de las mujeres.

En cuanto a la piel seca, se determina que es aquella que tiene baja producción de sebo en comparación con la piel normal, pues no contiene los lípidos necesarios para retener el agua y mantenerla hidratada. Para las personas que tienen piel seca, las líneas y arrugas se acentúan mucho más.

Al contrario de la seca, la piel grasa es aquella que tiene una excesiva producción de sebo y una apariencia poco saludable, pues los poros son grandes y muy visibles, con tendencia acnéica y presencia de impurezas. 

Por su parte, la piel mixta, como su nombre lo indica, es la que tiene una mezcla de dos tipos de piel, es decir que algunas zonas del cutis pueden tener piel seca, mientras otras áreas tienen una tendencia más grasosa. Por lo general, la zona T que involucra la frente, nariz y mentón tienden a ser de piel grasa, mientras que el resto de la cara puede estar formada por piel normal o seca. 

 

El desmaquillante correcto

Como podrás darte cuenta, cada tipo de piel tiene sus necesidades, por esta razón existen productos cosméticos, maquillajes y otros, formulados específicamente para satisfacer las carencias de cada dermis. 

En este sentido, los productos desmaquillantes también se pueden adquirir de acuerdo al tipo de piel, pero cómo saber cuál es el más adecuado. Sigue leyendo y te lo explicamos. 

 

 

Para las pieles secas

Las leches limpiadoras son cremas desmaquillantes que se utilizan por la noche para retirar todos los productos que aplicamos durante el día. Su textura es suave y ligera, pero suelen ser un poco oleosas. Es esta propiedad lo que las hace adecuadas para pieles secas, pues permite hidratarlas y nutrirlas durante la noche para mejorar su elasticidad.

Lo más recomendable es usar una esponja desmaquillante húmeda para su aplicación, pero si no tienes este producto, también puedes usar un disco de algodón. Los dermatólogos sugieren elegir una leche limpiadora sin perfume, y usarla antes de ir a dormir o cuando se tiene la certeza de no usar más maquillaje por el resto del día. 

 

Para pieles grasas y mixtas

Los desmaquillantes en gel son productos adecuados para este tipo de piel, pues se deben evitar todos los cosméticos con base oleosa que aumentan la producción de sebo y favorecen la aparición de acné. En este sentido, las toallitas faciales específicas para los cutis grasos son muy apropiadas, al igual que las aguas micelares, pues la mayoría de las marcas en la actualidad ha desarrollado líneas de productos para reducir la grasa de la piel. 

Por otra parte, buscar ingredientes astringentes en geles y espumas faciales también resulta beneficioso para la piel grasa, especialmente al aclarar, porque así se retiran todas las impurezas dejando el rostro totalmente limpio. 

 

Para pieles normales

Para las pieles saludables, con poros reducidos y un pH equilibrado, hay muchos productos que pueden funcionar eficientemente, como las aguas micelares y algunos tipos de toallitas faciales. 

Desmaquillar correctamente el cutis normal permitirá mantenerlo hidratado y saludable, así como libre de impurezas. En el caso del agua micelar, algunos dermatólogos sugieren completar la rutina de limpieza con una crema hidratante. Sin embargo, varias marcas han incluido ingredientes humectantes para potenciar la efectividad del agua micelar que limpia, tonifica e hidrata la piel. 

 

 

Entonces, cuál es el mejor desmaquillante

Definitivamente, no podemos afirmar que determinado producto es el mejor para ti, ya que todo dependerá de tu tipo de piel. Afortunadamente, en el mercado hay todo tipo de cosméticos y surgen cada vez novedades para responder a las necesidades de cada mujer y su tipo de piel. 

De lo que si no hay duda, es que en los últimos años el agua micelar se ha perfilado como el producto favorito de las mujeres, pues su versatilidad y efecto todo en uno permiten hacer una inversión inteligente en un producto que se puede usar en el día y en la noche como parte de la rutina de limpieza facial. Además, se puede aplicar como el paso previo al maquillaje, pues prepara la piel con la hidratación necesaria antes de usar la prebase y el resto de productos para lograr un maquillaje ideal. 

Por otra parte, para quienes usan maquillajes cargados y a prueba de agua es fácil conseguir el producto correcto al realizar una comparativa de aguas micelares, ya que hay fórmulas bifásicas que pueden retirar las capas abundantes de máscara de pestañas, así como el resto de maquillaje e impurezas de la piel después de una larga jornada. 

Además que, por tratarse de fórmulas mayormente naturales, el agua micelar es ideal para las pieles sensibles, pues no es abrasiva y no hay que frotar la piel para retirar el maquillaje. Solo se debe aplicar con discos de algodón dando toques firmes en todo el rostro, ya que la acción de este producto radica en su capacidad de absorber y encapsular la suciedad. 

En conclusión, si aún sigues usando toallas desmaquillantes o la leche limpiadora, no pierdes nada en probar los efectos del agua micelar y comparar los resultados. Asi, podrás tomar una decisión basándote en tus propias experiencias y elegir el producto que mejor te funciona.