Última actualización: 18.01.22

 

Implementar una rutina de belleza no siempre exige realizar una alta inversión. Con productos alimenticios como la maizena es posible preparar diversos tratamientos para el cuidado estético, a un precio considerablemente económico y obteniendo resultados bastante eficaces o similares a los que ofrecen ciertos productos de mayor coste.

 

La maizena, que también se conoce como fécula de maíz, es un ingrediente muy común utilizado en diversas recetas de cocina, siendo muchas de ellas postres. Sin embargo, debes saber que tiene una aplicación mucho más amplia, ya que puede servir para realizar diversos tratamientos enfocados en el cuidado de la piel.

Se trata de un polvo blanco con una similitud notable respecto a la harina de trigo. No obstante, debes saber que es básicamente un tipo de almidón que se obtiene del maíz. Aunque parece poco creíble que un ingrediente alimenticio de este tipo puede servir para mejorar el aspecto de tu piel y funcionar de forma muy eficiente en una mascarilla, esperamos que al final de esta lectura puedas comprender que sí es posible.

 

De la gastronomía a la belleza

No se sabe en qué momento ocurrió la migración de la maizena desde el mundo de la gastronomía al de la belleza. Esta especie de harina de maíz es un integrante que siempre está presente en las alacenas de muchos hogares, ya que sirve para preparar algunos tipos de masas.

Asimismo, puede que hayas escuchado de su uso en la preparación de ciertas sopas, consomés y atoles, o bien en salsas y cremas. En todos estos casos, su función es la de ayudar a que estas preparaciones se hagan más espesas y, generalmente, suele recomendarse que se mezcle con algún componente líquido como leche o agua tibia, para evitar que se formen grumos cuando se agregue al resto de la receta que se esté realizando.

Aunque es difícil encontrar registros sobre la primera vez en que este ingrediente se utilizó para fabricar productos de belleza, la maizena comenzó a aparecer entre los componentes de talcos para los pies, desodorantes, cremas y principalmente, tratamientos y remedios caseros.

 

Propiedades de la maizena para la piel 

El uso de la maizena para la piel se debe principalmente a que es producto del maíz, un cereal con un alto poder nutritivo, que contiene algunas vitaminas del grupo B y betacaroteno, que se deriva de la vitamina A. 

Asimismo, el almidón de maíz tiene algunos minerales en su constitución, que están incorporados de forma natural, a diferencia de los productos cosméticos, que los contienen mediante un proceso químico industrial. En este sentido, este alimento contiene ciertos antioxidantes que tienen un papel protagónico para el cuidado de la piel.

Así, su efecto está enfocado en acciones como reducir los niveles de grasa, limpiar las capas de la piel y retirar las células muertas, disminuir la intensidad de las manchas o erradicarlas por completo, servir como antiséptico en situaciones como irritación, quemaduras, enrojecimiento e inflamaciones, etc.

Ahora que hemos explicado para qué sirve la maizena, es momento de que conozcas cinco mascarillas muy utilizadas para prevenir y tratar algunos problemas comunes que se manifiestan en la piel del rostro

Mascarilla para tratar la piel grasa

Gracias a sus propiedades de limpieza, con esta mascarilla puedes lograr disminuir la grasa sobre tu rostro.

 

Ingredientes:

  • 20 gramos de maizena
  • 1 cucharada de miel
  • 30 ml de leche
  • 10 gramos de azúcar morena

 

Preparación:

  • Coloca en un recipiente los ingredientes líquidos y luego los sólidos.
  • La maizena deberá integrarse por último y de forma progresiva, a fin de evitar la formación de grumos.

 

Aplicación: después de lavar y secar tu rostro, procede a colocar una capa compacta de la mezcla y déjala actuar por unos 20 minutos. Para retirarla, utiliza agua fresca. Aplica esta mascarilla al menos una vez a la semana.

 

Mascarilla para aclarar la piel

Como mencionamos anteriormente, el efecto de reducción de la intensidad de las manchas es otro de los atribuidos a la maizena, y esto podrás evidenciarlo con esta mascarilla de miel para la cara.

 

Ingredientes:

  • 20 gramos de maizena
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 1 cucharada de miel 

 

Preparación:

  • Al igual que en la preparación anterior, mezcla los ingredientes líquidos en un cuenco y agrega por último la maizena, para lograr una integración homogénea.

 

Aplicación: puedes aplicar esta preparación con tus propios dedos o con ayuda de una brocha. La idea es que cubras la región que deseas tratar de abajo hacia arriba. Esta mascarilla puede usarse dos veces por semana y debes dejarla actuar sobre la dermis por 20 minutos, aproximadamente.

Mascarilla para reducir los poros

Cuando se reducen los poros, se le da a la piel un aspecto más liso. Esto ayuda a tratar diversos problemas como los puntos negros y el acné.

 

Ingredientes:

  • 100 ml de agua tibia
  • 20 gramos de maizena
  • 2 cucharadas de miel

 

Preparación: 

  • Esta vez, puedes mezclar primero la maizena con la miel y, con el agua caliente, ir disolviendo la preparación hasta que logre cierta densidad. Si consideras que ha quedado muy acuosa, entonces agrega un poco más de maizena.

 

Aplicación: antes de aplicar la receta, asegúrate de que tu rostro esté limpio y seco. Concéntrate en zonas estratégicas como la frente, la barbilla y la nariz. Después de 15 minutos, puedes usar agua tibia para retirar el tratamiento. Repite este procedimiento al menos una vez cada semana.

 

Mascarilla con efecto botox

Los usuarios se refieren a esta como una mascarilla de efecto botox, porque mientras se seca sobre la piel da la sensación de que no se pueden hacer muchos gestos con el rostro, pero después del aclarado vuelve a la normalidad.

 

Ingredientes:

  • 10 gramos de maizena
  • 100 ml de agua
  • 2 cápsulas de vitamina E

 

Preparación:

  • Coloca en una olla el agua y enciende el fuego hasta que hierva. 
  • Agrega la maizena y la vitamina E, removiendo continuamente.
  • Apaga el fuego y deja reposar.

 

Aplicación: emplea una brocha para aplicar una capa densa de la mascarilla. Espera por 20 minutos y procede a lavar tu tez con agua fría, lo que ayudará a cerrar los poros. Repite el tratamiento cada ocho días.

Mascarilla de tratamiento antiarrugas

Para tratar las arrugas, prueba esta receta económica y de preparación simple cuyos resultados pueden sorprenderte.

 

Ingredientes:

  • 5 gramos de maizena
  • 20 ml de leche

 

Preparación:

  • Mezcla los ingredientes en un cuenco hasta que estén homogéneos.

 

Aplicación: sumerge un algodón en la mezcla y aplícalo en las zonas que desees tratar. Deja que actúe por 25 minutos, aclara con agua y aplica una crema o aceite.

Existen muchas otras opciones de tratamientos en los que puede integrarse la maizena, como en la mascarilla de clara de huevo para las arrugas. Lo importante es utilizar ingredientes naturales que protejan tu piel. Del mismo modo, recuerda que es fundamental conocer qué tipo de piel posees, para determinar si un tipo de mascarilla es apto para ser aplicado o no sobre tu tez.

Por otro lado, no te olvides de reforzar el uso de estas mascarillas con las cremas hidratantes de tu preferencia, ya que te permitirán potenciar los resultados que obtengas con el uso de las diferentes fórmulas que hemos enumerado aquí.

 

Última actualización: 18.01.22

 

Entre los productos naturales para el cuidado de la piel que existen, el aguacate es uno de los más recomendados; y su efecto puede llegar a ser mejor que el de productos químicos. De allí que muchas personas decidan preparar diversas mascarillas que tienen al aguacate como ingrediente principal.

 

Probablemente estés acostumbrado a comer aguacate en recetas saladas o incluso dulces, ya que es un fruto bastante versátil. Sin embargo, debes saber que el aguacate también admite su utilización en la preparación de mascarillas, para lograr el mejoramiento del aspecto de la piel de tu rostro.

Ciertamente, al consumir aguacate en un guacamole o acompañarlo con otros ingredientes de diversas recetas, el organismo ya está recibiendo varias de las diferentes propiedades que ofrece este producto alimenticio. 

Sin embargo, cuando se trata de fines estéticos, sus propiedades tienen mucho más que ofrecer, de modo que, para obtener el máximo provecho, es recomendado aplicarlo sobre la piel directamente, a través de la combinación con algunos otros ingredientes que también provienen de una fuente natural o tienen una baja presencia de componentes químicos perjudiciales.

Al hablar de las propiedades del aguacate en la piel, son muchas las ventajas a mencionar, pero nos centraremos en que aporta un alto nivel de vitamina C sobre las células, estimula la circulación sanguínea, favorece la producción de colágeno y sirve como protector de la piel ante los rayos del sol.

Una vez que se identifican estos beneficios, resulta más fácil pensar en otros ingredientes con los que el aguacate puede combinarse, con el fin de obtener algunas mezclas especiales para atacar problemas estéticos de la piel, tal es el caso de las arrugas, el acné, o simplemente regular los niveles de grasa en el rostro.

En este sentido, a continuación presentamos tres mascarillas cuyo uso ha sido recomendado y puesto en práctica por diversas personas en el mundo de la cosmética, aún cuando se trata de remedios caseros, con el fin de reducir o eliminar por completo algunas de las condiciones mencionadas anteriormente.

 

Mascarilla para regular los niveles de grasa en el rostro 

La presencia de grasa en el rostro puede considerarse un proceso natural. Sin embargo, en ciertos casos se torna un problema, pues la grasa se vuelve cada vez más abundante. 

Para combatir esta situación, se ha descubierto que la mezcla del aguacate con limón resulta altamente efectiva, ya que ayuda a reducir las impurezas en tu tez, así como el brillo facial en la zona T, las mejillas y demás áreas del rostro. Aquí te explicamos cómo preparar esta provechosa mascarilla. 

Ingredientes:

  • 100 gramos de pulpa de aguacate
  • 3 cucharadas de zumo de limón

 

Modo de preparación:

  • Extrae la pulpa del aguacate y resérvala.
  • Extrae el zumo de limón y resérvalo.
  • Coloca ambos ingredientes en un cuenco.
  • Mezcla hasta que la preparación esté homogénea.

 

Aplicación: es necesario aplicar este tipo de mascarillas para la cara grasosa una vez que la mezcla esté lista. Si se prefiere, podría dejarse en la nevera por unos minutos. En todo caso, procede a limpiar el rostro y expande la pasta de aguacate por toda la zona de la tez.

Debes dejar actuar esta mascarilla por un lapso mínimo de 15 minutos. Al finalizar el tiempo, puede retirarse la preparación utilizando agua tibia y el jabón para el rostro que utilices regularmente, con el fin de retirar correctamente los residuos.

 

Mascarilla para el acné

El acné es uno de los grandes problemas estéticos que afecta a una gran cantidad de personas en todo el mundo. Sus causas son muy variadas, de modo que puede llegar a ser muy difícil controlarlo. 

Entre las mascarillas caseras para el acné que existen, la de aguacate es una de las más recomendadas, porque ayuda a reducir la presencia de bacterias en el rostro, que es uno de los inconvenientes del acné, independientemente del motivo que haya causado su aparición. 

Ingredientes: 

  • 100 gramos de pulpa de aguacate
  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 1 cucharada de miel

 

Modo de preparación:

  • Separa la pulpa de aguacate en un cuenco.
  • Agrega el yogurt y la miel.
  • Mezcla hasta que observes una textura homogénea.

 

Aplicación: Es importante que el rostro esté completamente limpio. Además, se debe utilizar una brocha para aplicar la preparación y la mezcla puede expandirse sobre todo el rostro o apenas sobre las áreas donde se observa mayor presencia de acné, o hay tendencia a su aparición.  

Después, deja que la mascarilla actúe sobre la piel por unos 20 minutos y procede a aclarar tu tez con agua fresca y jabón. Asimismo, debes saber que otra de las ventajas que tiene esta mascarilla, es que puede ayudar también en la reducción de manchas y cicatrices en general.

 

Mascarilla para el tratamiento de arrugas

Las arrugas son uno de los signos de envejecimiento que genera cierto temor en las personas. Sin embargo, hoy en día existen muchos remedios caseros o industriales para retrasar al máximo posible su aparición. Esta mezcla de aguacate tiene un efecto antioxidante que aporta vitaminas y minerales sobre tu rostro, lo que constituye el secreto de su efectividad.

Ingredientes:

  • 100 gramos de aguacate
  • ½ taza de leche

 

Modo de preparación:

  • Coloca en un cuento la pulpa de aguacate con la leche y mézclalos hasta lograr una buena integración entre ellos, sin grumos.

 

Aplicación: una vez que hayas limpiado la piel de tu cara, procede a aplicar esta pasta de forma cuidadosa con la ayuda de una brocha o pincel. Deja que la mascarilla realice su efecto sobre tu rostro por al menos media hora. Al finalizar, remueve el tratamiento con agua fresca.

Ya sea la mascarilla de aguacate con miel, limón o leche, asegúrate de aplicar la preparación entre dos y tres veces por semana, con el fin de obtener los resultados esperados. 

Igualmente, durante la aplicación del tratamiento está prohibido tener contacto con la luz solar, porque esto podría causar manchas o algún efecto secundario no deseado. Así, los mejores momentos para aplicar estas mascarillas son durante la noche o las primeras horas del día. Además, no olvides aplicar una crema hidratante (si pulsas aquí, encuentras varias opciones para comprar) después de finalizar el proceso de aplicación de estos tratamientos.

Probablemente ya no te preguntas si es bueno el aguacate, pero, en caso de que aún tengas dudas, una de las mejores formas de resolverlas es poniendo en práctica los consejos de aplicación de estas mascarillas, que resultan fáciles de preparar y además son bastante económicas.

 

Última actualización: 18.01.22

 

El bicarbonato es un producto que tiene múltiples aplicaciones en el hogar. Ya sea en la cocina, para labores de limpieza o remedios caseros, este polvo blanco siempre será una solución provechosa ante varias situaciones. Sin embargo, muchos desconocen que también sirve para diversos tratamientos de estética sobre la piel.

 

Cuando se trata de bicarbonato, las posibilidades para utilizarlo son muy amplias. Esto explica porqué es un producto que siempre está presente en los hogares. Una de sus aplicaciones más importantes es la correspondiente al área de la estética, donde puede servir para blanquear los dientes, remover manchas, eliminar el mal olor, exfoliar el rostro, entre otras funciones.

En esta oportunidad nos centraremos en las propiedades del bicarbonato para la piel en general y para el rostro en particular. Inicialmente, debes saber que los efectos de este producto sobre la piel pueden resumirse en tres, ya que funciona como antibacteriano, antiséptico y exfoliante.

De acuerdo a lo anterior, se ha comprobado su efectividad como limpiador, ayudando a eliminar las bacterias que se acumulan durante el día a día. Igualmente, puede servir en la reducción y tratamiento de manchas, así como prevenir la aparición del acné o ayudar a controlarlo mediante su efecto antiinflamatorio y antiséptico.

Al conocer todas estas propiedades beneficiosas, no es de extrañar que existan diversos remedios caseros con bicarbonato de sodio para la cara. Entre ellos, aquí presentamos una pequeña selección de cinco opciones que te servirán para mejorar el aspecto de tu tez.

 

Exfoliante facial: mascarilla de bicarbonato con manzanilla

Esta mascarilla tiene un efecto exfoliante en tu rostro, debido al poder limpiador del bicarbonato, reforzado con el resto de los ingredientes. 

Ingredientes:

  • Té de manzanilla (1 bolsa)
  • 1 cucharada de miel
  • 20 gramos de avena en polvo
  • 20 gramos de bicarbonato
  • 125 ml de gua

 

Preparación:

  • Haz el té de manzanilla y déjalo reposar.
  • En un cuenco agrega la avena, la miel y el bicarbonato. Procede a mezclar. 
  • Agrega el té de manzanilla de forma gradual mientras remueves la preparación, para que no quede ni muy líquida ni muy densa.
  • En caso de que quede muy líquida, puedes agregar más bicarbonato para aportar más cuerpo a la mascarilla.

 

Aplicación: una vez que identifiques cuáles son las áreas de tu rostro donde se concentra la suciedad, procede a aplicar esta mascarilla. Claro está, antes deberás limpiar tu tez como lo haces de forma regular. Deja que el tratamiento actúe por unos 20 minutos y procede a retirarlo con agua tibia. Al finalizar, puedes aplicar alguna crema hidratante en tu rostro. La frecuencia de aplicación de esta mascarilla puede ser una  vez por semana.

 

Tratamiento del rostro graso: mascarilla de bicarbonato y limón

Aprovechando la utilidad que tiene el limón para la cara, si se combina con bicarbonato, estamos ante una fórmula especial para nivelar la presencia de grasa en tu rostro. Esto, si es del tipo graso. De lo contrario, no necesitas aplicar este tratamiento.

Ingredientes:

  • 30 gramos de bicarbonato de sodio
  • El zumo de 1 limón pequeño o ½ limón grande
  • 30 ml de agua mineral
  • 4 gotas de un aceite esencial (de almendras, por ejemplo)

 

Preparación:

  • Mezcla de forma progresiva el agua con el bicarbonato en un recipiente.
  • Agrega el zumo de limón.
  • Incorpora las gotas de aceite y continúa mezclando hasta formar la pasta.

 

Aplicación: tu rostro debe estar limpio y seco, de modo que, haz el lavado convencional y sécalo realizando leve presión con una toalla. Aplica la pasta realizando movimientos circulares en las zonas de tu rostro donde percibas una mayor concentración de grasa, que suelen ser la frente, la nariz y las mejillas.

Espera a que la preparación surta efecto durante 20 minutos y retírala empleando agua tibia. Evita que la mascarilla entre en contacto con los ojos. En algunos casos, si en la región aplicada hay presencia de puntos negros, puede que sientas cierto escozor.

 

Hidratación de la piel seca: mascarilla de bicarbonato con miel

Si sufres de piel seca, entonces puedes acudir a este simple remedio casero, que, de hecho, es muy similar al anterior.

Ingredientes:

  • 30 gramos de bicarbonato
  • 30 ml de agua mineral
  • 1 cucharada de miel
  • 4 gotas del aceite esencial de tu preferencia

 

Preparación:

  • Añade el bicarbonato en un cuenco y después el agua hasta que la mezcla se torne espesa.
  • Agrega la miel y las gotas de aceite, para continuar mezclando hasta que todo esté correctamente integrado.

 

Aplicación: cuando tu cara esté completamente limpia, aplica la mascarilla en toda la zona o donde haya mayor tendencia a la sequedad. Espera aproximadamente 15 minutos y retira la preparación con agua tibia. Para reforzar el efecto, puedes colocar sobre tu tez alguna crema hidratante o el aceite esencial de tu preferencia.

 

Prevención y control del acné: mascarilla para los puntos negros

La idea de esta mascarilla es prevenir la aparición del acné y eliminar de manera progresiva la presencia de puntos negros, mediante la remoción de células muertas, bacterias y desinflamación de los poros.

Ingredientes:

  • 30 gramos de bicarbonato
  • 30 ml de té de romero

 

Preparación:

  • Haz el té de romero y espera que alcance la temperatura ambiente.
  • Mézclalo con el bicarbonato hasta lograr que se integren bien.

 

Aplicación: identifica las áreas donde se observan los puntos negros y aplica la pasta de forma generosa. Después de 15 minutos, utiliza agua tibia para aclarar tu rostro y, una vez que tu piel esté limpia, termina el ciclo con una crema hidratante. Realiza este procedimiento al menos dos veces por semana.

 

Reducción de arrugas: mascarilla de bicarbonato y aceite de coco

Esta mezcla de bicarbonato para las arrugas tiene un efecto rejuvenecedor, en la medida en que contribuye con la hidratación de tu dermis.

Ingredientes:

  • 20 gramos de bicarbonato
  • 20 ml de aceite de coco

 

Preparación:

  • Coloca los dos ingredientes en un recipiente y remueve hasta formar una pasta.

 

Aplicación: después de quitar la suciedad de tu tez, aplica de manera circular esta mascarilla y déjala actuar por 20 minutos. Retírala con agua tibia y refuerza su efecto con alguna crema hidratante.

 

Cuidado con los efectos secundarios

Antes de aplicar cualquiera de estas recetas, debes tener presente que el contacto con el bicarbonato puede causar efectos secundarios como enrojecimiento o irritación. La explicación de ello radica en que no todas las pieles son iguales y existen unas más sensibles que otras. De allí que debes ser cuidadoso. 

Un consejo bastante útil es aplicar una pequeña capa de la mascarilla sobre la palma de la mano y esperar unos minutos para observar si ocurre alguna reacción negativa. Si es así, procede a lavar tu mano inmediatamente. De lo contrario, podrás aplicar el tratamiento natural sobre tu rostro sin problemas.

Ahora estás listo para aprovechar los beneficios del bicarbonato para la cara. Lo mejor es que tiene un precio económico, por lo que podrás tener un cutis bien cuidado sin tener que invertir mucho dinero en ello.

 

Última actualización: 18.01.22

 

No todas las mujeres eligen usar uñas largas, pero la mayoría quiere una manicura bonita que haga destacar las manos, para lo cual una longitud promedio es conveniente. En este sentido, algunos remedios caseros pueden favorecer el crecimiento rápido de las uñas, si se aplican regularmente.

 

Las uñas son estructuras anexas de la piel, formadas por células muertas endurecidas que protegen la punta de los dedos y las terminaciones nerviosas. Estas están compuestas principalmente por queratina, una proteína producida naturalmente por el organismo, y calcio.

Sin embargo, la dureza de las uñas puede verse comprometida, así como su crecimiento, por algunos factores individuales como la alimentación, ausencia de suplementos y vitaminas, además de malos hábitos relacionados con la mordedura de las uñas por ansiedad, estrés u ocio. Por su parte, el uso constante de limpiadores químicos y abrasivos puede perjudicar la salud de las uñas, haciéndolas más débiles y quebradizas.

A continuación, vamos a conocer un poco sobre cómo favorecer el crecimiento de las uñas con trucos simples y baratos que te ayudarán a lograr una manicura muy femenina.

 

Crecimiento de las uñas

Si te preguntas cuánto tardan en crecer las uñas, debes saber que crecen, aproximadamente, 1 milímetro por semana o cada 10 días, lo que en promedio significa unos 6 meses para la renovación completa de una uña. En tal sentido, debido al grosor de las uñas de las manos, su ritmo de crecimiento es mucho más acelerado que el de los pies. 

Por otro lado, el crecimiento de la uña depende de una eficiente irrigación sanguínea que alimente la raíz de esta. Es por ello que si no existe una buena circulación, el crecimiento será mucho más lento.

Ahora bien, aunque no existe una receta mágica o una dieta específica que te ayude al crecimiento de las uñas de forma inmediata, podemos darte algunos tips o enseñarte remedios naturales que te ayudarán a tener uñas bonitas naturales, más fuertes y largas. 

  • Zumo de limón

Las propiedades del limón son ampliamente conocidas, ya que es una fruta polivalente que tiene poder bactericida, fortalece el sistema inmunológico, mejora las funciones cerebrales, entre otros. Usar limón para las uñas también resulta muy útil, ya que su contenido de vitamina C fortalece las uñas y las ayuda a crecer sin quiebres repentinos. 

Para usarlo se recomienda colocar una cucharada de zumo de limón recién exprimido en un recipiente y mezclar con 3 cucharadas de aceite de oliva. La mezcla debe calentarse en el microondas durante unos 20 segundos. Después, removemos muy bien y colocamos las uñas dentro de la mezcla, durante unos 15 minutos. Finalmente, puedes aclarar con agua tibia y secar bien las manos. 

Otra forma de aprovechar la vitamina C del limón es cortando una rodaja y frotando directamente sobre cada uña por unos 5 minutos. Pasado este tiempo, debes aclarar y secar bien las uñas. Estos tratamientos puedes aplicarlos dos veces por semana. 

  • Ajo

El ajo es conocido por su capacidad de fortalecer las uñas para que crezcan fuertes, ya que repara las estructuras dañadas, aumenta el brillo y actúa como un fungicida para evitar el crecimiento de hongos o bacterias. Para usarlo existen diferentes formas, todas muy sencillas y baratas de aplicar. Aquí te explicamos algunas de las más populares:

Agua y ajo: En un recipiente, lo suficientemente grande para colocar tus manos dentro, coloca un poco de agua y 3 dientes de ajo sin piel y cortados a la mitad, dejando reposar la mezcla por unos 20 minutos. Después de este tiempo retira los dientes de ajo y sumerge tus uñas durante 15 minutos. Este tratamiento lo puedes repetir varias veces por semana.

Pasta de ajo: Pela y tritura bien 2 dientes de ajo hasta formar una pasta. Aplica un poco de esta en cada una de las uñas, dejándola actuar durante 10 minutos. También puedes cortar el ajo a la mitad y frotar cada uña, tal como lo explicamos con el limón. 

Esmalte de ajo: En un bote de esmalte transparente que esté usado debes agregar 3 dientes de ajo bien machacados y media cucharada de aceite de oliva. Agita bien el esmalte y aplícalo en las uñas 3 veces a la semana antes de dormir.

  • Aceite de coco

En algunos tips sobre cómo cuidar las uñas se recomienda el uso de aceite de coco debido a sus propiedades hidratantes, tanto de la piel como de la uña en sí. En este sentido, se recomienda calentar un poco del aceite para aplicarlo directamente sobre los dedos y las uñas, haciendo masajes circulares hasta que se absorba por completo. Con esto ayudas a activar la irrigación sanguínea en la raíz de la uña, favoreciendo su crecimiento.

  • Vinagre de manzana

Las propiedades antifúngicas del vinagre de manzana evitan el crecimiento de bacterias en las uñas y, por ende, favorecen su crecimiento saludable. Para usarlo, solo debes mezclar 100 ml de vinagre con 200 de agua y sumergir las uñas en esta solución durante 15 minutos. Este procedimiento lo puedes hacer dos veces por semana.

  • Alimentación e hidratación

La verdad es que no podemos cuantificar cuánto crecen las uñas en determinado tiempo con una dieta específica, pero lo que sí podemos afirmar es que una alimentación variada, rica en carnes magras, frutas y verduras, aporta los minerales, vitaminas y nutrientes necesarios para el crecimiento saludable del cabello y las uñas también. Asimismo, una buena hidratación es igual de importante para mantener un buen estado de salud y favorecer el crecimiento de estas partes del cuerpo.

 

Cuidados adicionales

Además de los remedios naturales y consejos que mencionamos anteriormente para ayudar a las uñas a crecer rápidamente, también debemos destacar algunos cuidados importantes y sencillo para mejorar su apariencia:

  • Evitar el uso frecuente de uñas postizas.
  • Colocarse guantes al usar productos químicos de limpieza.
  • No morderse las uñas.
  • Evitar cortar la cutícula.
  • Dejar reposar las uñas durante unas 48 horas antes de la aplicación de un nuevo esmalte.
  • Cortar las uñas en forma cuadrada o almendrada.
  • Usar crema de manos frecuentemente, haciendo énfasis en la piel alrededor de las uñas para hidratar la cutícula.
  • Esterilizar tus herramientas de manicura. 

 

Última actualización: 18.01.22

 

El exceso de grasa abdominal en la mujer es uno de los problemas estéticos más comunes, especialmente cuando se acerca el verano y todas quieren verse espectaculares en sus bikinis. Por esta razón, vamos a conocer algunos trucos caseros para perder barriga, usando quemadores de grasa naturales y algunos ejercicios para perder grasa abdominal. 

 

Si aun con una dieta saludable y una rutina de ejercicios regular sigues con una tripa abultada, sin saber qué hacer para perder barriga, existen algunos remedios caseros para adelgazar que te ayudarán a eliminar toxinas de tu cuerpo, al mismo tiempo que ayudan a bajar la barriga y lucir un abdomen más plano. Aquí te presentamos 5 opciones con ingredientes fáciles de adquirir y pasos sencillos para su preparación. 

 

1. Bebida de limón y ajo

Tomar limón para adelgazar es muy común, pues existen muchas recetas caseras que utilizan este cítrico como principal ingrediente debido a sus propiedades desintoxicantes, así como su rico contenido en vitamina C, antioxidantes y otros elementos que aceleran el metabolismo.

En esta oportunidad, la combinación del limón y el ajo dan como resultado una potente bebida para quemar grasa abdominal, ya que entre las propiedades del ajo mencionamos su influencia en el sistema digestivo, así como la desintoxicación del organismo para un mejor funcionamiento hepático. Estos dos ingredientes favorecen la eliminación de los líquidos que inflaman los tejidos y, por ende, desinflaman el abdomen.

Para hacer esta infusión quema grasa abdominal necesitarás 1,5 litros de agua, dos cabezas de ajo (preferiblemente del morado) y tres limones.

Preparación:

En primer lugar, empieza por pelar y machacar los ajos o, si prefieres, también puedes cortarlos en láminas. En segundo lugar, corta los limones en rodajas.

Seguidamente, coloca en una olla el agua, los ajos triturados y los limones cortados. Lleva al fuego y deja hervir durante 15 minutos. Después de este tiempo, dejamos enfriar un poco la preparación y la colamos en una jarra para su consumo.

Cómo tomarlo:

Esta bebida funciona como un desintoxicante, por lo que se recomienda repartir la cantidad obtenida en tres tomas diarias, preferiblemente en ayunas la primera toma y las siguientes antes del almuerzo y la cena. Este remedio se aplica por 3 días seguidos y después se puede repetir al pasar una semana.

2. Té de jengibre

Cuando buscamos recetas sobre qué tomar para adelgazar hay un ingrediente que es muy recomendado: el jengibre. Con este tubérculo se prepara un té quema grasa altamente eficaz, pues se trata de un alimento termogénico, es decir, que aumenta la temperatura del organismo para quemar grasa abdominal, eliminar toxinas y líquidos.  

Por esta razón, se considera un quema grasas natural que puedes usar individual o combinado con piña, pimienta, cúrcuma, limón o miel. Con los dos últimos también resulta eficaz para el tratamiento de resfriados e infecciones respiratorias. En nuestra receta vamos a utilizar jengibre, canela y un poco de miel.

Preparación:

En una olla calienta 250 ml de agua y antes de que comience a hervir retírala del fuego. Agrega dos rodajas de jengibre fresco, una rama de canela y tapa la olla para que infusione por 10 minutos.

Después, pasa el té por un colador y agrega un poco de miel para endulzar la preparación. 

Cómo tomarlo:

Este té debe tomarse en ayunas y dejar pasar media hora antes de comer un desayuno ligero, bajo en calorías. No se recomienda usar el jengibre a diario, ya que puede tener algunos efectos secundarios, especialmente en personas hipertensas. Por tanto, puedes utilizarlo ocasionalmente para potenciar una dieta baja en grasas.

3. Canela y laurel

En nuestra cocina tenemos grandes aliados para adelgazar la barriga rápido, cosas naturales e ingredientes que usamos en nuestras comidas, pero que consumidos como infusión pueden convertirse en el mejor quemador de grasa abdominal.

Tal es el caso de la canela y el laurel. Estas especias tienen propiedades diuréticas y antiinflamatorias, por lo que ayudan a eliminar el exceso de líquido retenido en el organismo, así como favorecer el funcionamiento digestivo. La canela también es conocida por controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, ayudando en la prevención de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Si quieres saber cómo eliminar la grasa abdominal con estos dos ingredientes, te lo explicamos a continuación.

Preparación:

En una olla coloca un litro de agua, 2 ramas de canela y 10 hojas de laurel. Al hervir baja el fuego y deja cocinar durante unos 15 minutos más. Después de este tiempo, deja reposar la infusión. 

Cómo tomarlo:

Se recomienda consumir esta bebida tres veces al día, siendo la primera en ayunas, otra después del almuerzo y la última en la noche antes de dormir. Esto se realizará durante una semana.

4. Agua de berenjena 

En el proceso de perder peso una buena hidratación es fundamental porque permite eliminar los desechos del cuerpo con mayor facilidad, estimular el metabolismo y mejorar el rendimiento físico al hacer ejercicio.

Por esta razón, es conveniente sumarle propiedades al consumo de agua con numerosos ingredientes ricos en antioxidantes, como la piña, el limón o la berenjena. En el siguiente remedio casero para perder barriga se pueden aprovechar las propiedades de la berenjena para acelerar la pérdida de peso.

Preparación:

En una jarra coloca 2 litros de agua y 4 berenjenas medianas, previamente lavadas y cortadas en cubos. Deja reposar durante toda la noche a temperatura ambiente para que la bebida se macere y al día siguiente puedes consumirla.

Cómo tomarlo:

Puedes tomar el agua de berenjena como agua común, manteniendo una hidratación durante todo el día, especialmente antes de las comidas. Si quieres, puedes agregar unas gotas de limón al agua para adicionar sus propiedades antioxidantes y aumentar la eficacia de la berenjena. 

5. Tomate y avena

No tenemos un remedio casero que combine estos ingredientes para bajar de peso, pero su consumo diario en tus comidas como parte de una dieta equilibrada te ayudarán en tu rutina quema grasa desde casa. El tomate tiene un alto contenido de agua, vitaminas y fitonutrientes que ayudan a reducir los niveles de lípidos en el organismo, reduciendo así la grasa en el cuerpo. 

En cuanto a la avena, este ingrediente es uno de los más populares en las dietas ricas en fibra y bajas en grasa para adelgazar. Puedes preparar ricos desayunos con avena, combinarla con yogurt, frutas y semillas para sentirte satisfecha, así como para aumentar tus niveles de energía. 

Es importante aclarar que estos remedios caseros no funcionan por sí solos. Su eficacia será notoria siempre que se acompañe de una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios para bajar grasa abdominal. En esta categoría, los ejercicios cardiovasculares son los más recomendados, así que no es un mito que andar adelgaza la barriga, pues una caminata diaria de 30 minutos puede ayudarte a perder esos kilos de más. 

También, andar en bicicleta adelgaza el abdomen, al igual que nadar, bailar, correr o saltar la cuerda. Cualquiera de estos ejercicios realizados diariamente durante 30 minutos, seguidos de ejercicios de fuerza pueden ayudar a quemar la grasa y tonificar el abdomen. Y si tu tripa ya tiene la antiestética piel de naranja, puedes finalizar tu rutina de entrenamiento con un masaje, usando una crema anticelulítica para ayudar a disolver la grasa en esta zona y evitar que se acumule nuevamente.

 

Última actualización: 18.01.22

 

Todos en algún momento hemos sufrido alguna herida. Pero, como el proceso de cicatrización no es igual, algunas personas pueden llegar a padecer los efectos sintomáticos, estéticos y emocionales que trae el tener una cicatriz dura y abultada. No obstante, existen tratamientos tanto médicos como naturales enfocados en mejorar dichas cicatrices.

 

El organismo humano tiene la capacidad natural de restaurar el tejido dérmico ante una herida, indistintamente sea superficial o profunda. Sin embargo, dicha respuesta fisiológica puede verse afectada por diferentes factores. De ahí que varía su tiempo de cicatrización pese al uso de alguna crema cicatrizante.

En tal sentido, no son pocos los que se dan a la tarea de eliminar cicatrices de manera profesional, ya que dependiendo del sitio en el que hayan quedado, pueden afectar emocionalmente a las personas y disminuir su calidad de vida. En este contexto, conviene conocer que dependiendo del resultado estético, se establecen diferentes tipos de cicatrices. Entre las que se distinguen: las cicatrices atróficas o planas, las cicatrices hipertróficas, las cicatrices queloides, las cicatrices de quemaduras o normotróficas y las úlceras crónicas. Siendo estas 4 últimas las que mayor incomodidad causan por su patología.

 

¿Qué hacer con una molesta cicatriz?

Cicatrizar heridas de forma natural es algo que le concierne al cuerpo, pero a veces el proceso no ocurre como se espera. En cualquier caso, lo mejor es evitar que se origine una mala cicatrización y, por ende, un resultado menos estético, ya que eliminarlas, después de que han madurado, es aún más difícil. Para ello, el cuidado post aparición de la herida es importante, a fin de que no surjan complicaciones o infecciones.

En el caso de las heridas superficiales, con una buena higiene y la aplicación de algún producto antibacteriano sería suficiente. Pero, cuando se trata de una herida quirúrgica profunda los cuidados son más rigurosos.

En tal sentido, además de la asepsia, desinfección y demás consejos emitidos por el especialista médico, debe resguardarse la cicatriz del sol, así como evitar cualquier contacto físico o tensión que estimule la hipertrofia.

Por otra parte, se debe seguir una dieta baja en grasas y rica en alimentos con alto contenido de vitamina A, vitamina K y zinc, ya que este mineral favorece la síntesis de colágeno. Por ello, la industria farmacéutica se preocupa en formular la mejor crema para cicatrices a base de este componente.

Además, su cuidado puede apoyarse con el uso de parches de silicona, sérum, pomadas con acción cicatrizante y masajes. Los cuales pueden contribuir en la recuperación de la tonicidad del tejido.

Ahora bien, si después de todos los cuidados anteriormente mencionados se genera una cicatriz hipertrófica o queloide, incluso si ya se tiene una cicatriz vieja puede atenuarse a través de:

1. Remedios caseros

Aunque no reducen por completo la cicatriz pueden mejorar su apariencia. Lo importante es ser consecuente en su tratamiento, ya que sus beneficios se ven influenciados por el tipo de piel y la capacidad cicatrizante de cada individuo.

Entre los principales productos con efectos positivos en la cicatrización están: el aceite esencial de rosa mosqueta, el aceite esencial de lavanda, el aceite de oliva, el aceite de coco, el gel de aloe vera, las batatas, la centella asiática y la miel, entre muchos otros.

 

2. Tratamientos médicos específicos

Corticoterapia local. Es una técnica que resulta más eficaz en el tratamiento de queloides que en cicatrices hipertróficas, donde se observa reducción del tamaño de la cicatriz gracias a la infiltración de potentes antiinflamatorios.

Crioterapia. Su objetivo es modificar la producción de colágeno. Siendo un tratamiento ampliamente utilizado para atenuar las cicatrices hipertróficas torácicas.

Terapias con láser. Mediante el empleo de rayos de luz se retrasa temporalmente la síntesis de colágeno y por tanto la reproducción de los queloides. Sin embargo, su resultado no es definitivo, por lo que deben repetirse las sesiones.

Extirpación quirúrgica. Se trata de un procedimiento meticuloso para reducir la cicatriz. El cual debe complementarse con otros procedimientos para mejores resultados, además de ser realizados por personal experto. Esta es la mejor opción para eliminar cicatrices quirúrgicas o producidas por traumatismos severos.

Radioterapia. Esta opción terapéutica busca inhibir los procesos fibroblásticos y no vasculares y, por ende, la producción de colágeno.

Claro está que estos procedimientos sólo pueden estar indicados por profesionales médicos. Además, la cicatriz debe haber tenido tiempo suficiente para completar sus fases de cicatrización.

 

¿Cómo se origina una cicatriz problemática?

Poco nos preocupamos en saber cuánto tarda en cicatrizar una herida. Por lo general, después que se produce, la misma pasa por una serie de fases progresivas hasta completar su cicatrización, cuyo resultado debe ser una línea tenue e indolora (cicatriz atrófica).

Pero, cuando dicho proceso es alterado por factores sistémicos (organismo en general) o locales (inherentes a la herida) dan lugar a una cicatriz roja, ligeramente abultada, como es el caso del tejido hipertrófico. El cual resulta de la producción excesiva de colágeno en la zona y puede notarse una vez que la herida se cierra. En general, esta es la condición por la que muchos buscan en internet cómo quitar cicatrices.

Ahora bien, cuando al exceso de colágeno se une una producción anómala de los vasos sanguíneos, la cicatriz se descontrola y su consistencia se torna dura, que es lo que comúnmente se conoce como queloide, además de la notable sensibilidad de la zona.

El problema se agudiza cuando dichas lesiones comprometen la funcionalidad física del individuo como ocurre en las cicatrices normotróficas, al contraer el tejido afectado. Todo esto sucede como producto del complejo proceso celular al que reacciona naturalmente el organismo para reparar el daño.

Cicatrices problemáticas más comunes

Son pocas las cicatrices que no generan desagrado, pues su presencia tiene relación con momentos gratificantes. Tales como un nacimiento (cesárea, estrías) o los retos de superación personal (cáncer, traumatismos, quemaduras).  Pero, esto depende, en gran parte, de la fortaleza emocional de cada individuo, pues en la mayoría de casos pueden llegar a afectar su desenvolvimiento social; sobre todo si la cicatriz se encuentra en una zona visible.

Estadísticamente entre las cicatrices faciales y corporales que más buscan tratar los usuarios están:

  • La cicatriz de piercing en nariz, ceja, oreja y boca.
  • Queloide de tatuaje.
  • Cicatrices producto del acné.
  • Quirúrgicas como: la cicatriz del apendicitis, cirugía torácica, cesárea, cicatriz de labio leporino, entre otras.

Finalmente, queda mencionar que, como todo proceso fisiológico, la cicatrización, debe acompañarse de cuidados, indistintamente de la profundidad y naturaleza de la herida. Sobre todo, si se tiene conocimiento de antecedentes de curación queloide, ya que puede dejar una huella poco grata para toda la vida.

 

Última actualización: 18.01.22

 

El romero es una planta de gran popularidad en el mundo herbario, ya que posee una serie de propiedades en pro de la salud del cuerpo humano. Además, es fácil de cultivar y es posible consumirlo en infusiones o aplicarlo en la piel a través de aceites o alcohol.

 

Salvia Rosmarinus es el nombre científico dado a la conocida planta mediterránea de romero, perteneciente a la familia de las Lamiaceae y cuya apariencia se caracteriza por tener un follaje verdoso, tallo leñoso y flores en un tono púrpura, blanco o rosa. Se trata de una planta visualmente atractiva que, en ocasiones, es incorporada en arreglos florales, tanto por su belleza, como por el exquisito aroma que se desprende de sus hojas.

Por otra parte, están los usos del romero y sus propiedades tanto estéticas como medicinales, entre las que podemos mencionar su poder aperitivo, es decir, que ayuda a abrir las vías digestivas, así como también disminuye los espasmos a nivel gastrointestinal y alivia los síntomas de la gastritis, debido a que es un potente antiespasmódico de origen natural. De igual manera, el romero es empleado para eliminar el mal aliento y calmar las jaquecas

Con respecto al aceite de romero, tenemos que es excelente para combatir el envejecimiento, brinda hidratación profunda en la piel, alivia las dolencias y mejora la circulación sanguínea. De hecho, la esencia de romero puede ser mezclada con el dentífrico para combatir directamente las bacterias alojadas en las encías y en la lengua.

Además, el aceite de romero para la celulitis es un aliado excelente para la piel. Igualmente, puedes aplicar alcohol de romero como el reemplazo de tu crema anticelulítica habitual, así como para aliviar dolencias articulares o musculares. A continuación, te explicamos cómo hacer alcohol de romero natural en sólo tres sencillos pasos.

 

Paso a paso sobre cómo hacer alcohol de romero casero

Hacer alcohol de romero es una tarea realmente sencilla, para la que sólo se necesitará tener a mano un par de recipientes de cristal oscurecidos con sus respectivas tapas herméticas y un colador. 

De igual manera, están los dos ingredientes activos: romero fresco, preferiblemente de tu propia huerta, para que conserve un mayor número de propiedades, y alcohol etílico al 96% de concentración, que se puede adquirir en cualquier farmacia o tienda departamental.

Una vez recolectados los utensilios e ingredientes, podrás iniciar la preparación de este alcohol de romero casero. Para ello, deberás seguir este paso a paso.

Pon a macerar el romero

Coge la planta de romero y lávala cuidadosamente con agua del grifo. De esta manera, eliminarás cualquier partícula de polvo que se encuentre alojada en sus hojas o tallo. Después, con ayuda de una tijera de jardinería corta la planta en pequeños segmentos para que puedan entrar con facilidad en el recipiente de vidrio seleccionado. También, debes incorporar al tarro las flores.

Para continuar, vierte el alcohol etílico hasta que cubra completamente el romero y sella el recipiente de manera que no entre ni luz ni aire. Deberás dejar reposar la preparación en un sitio fresco y con sombra por un lapso de tiempo correspondiente a 15 días exactos. Si quieres que todo sea mucho más artesanal, investiga sobre cómo hacer alcohol y haz tú mismo la preparación de este ingrediente.

Además, si lo deseas, puedes añadir lavanda, alcanfor o tomillo, ya que son plantas que complementan las propiedades del alcohol de romero, en lo que respecta al alivio de las dolencias articulares o musculares.

 

Filtra el líquido

Transcurridos los 15 días de la maceración del romero, tendremos que continuar con la siguiente etapa de preparación de este alcohol casero. Para ello, necesitarás un recipiente de cristal con amplia embocadura y sobre él colocar un colador. Así, podrás verter el contenido de la botella, para que el líquido se filtre y podamos desechar las ramas y flores, que ya han cedido todas sus propiedades al alcohol.

Después, coge una nueva botella de cristal oscurecido y rellénala con el alcohol de romero filtrado. Puedes emplear un embudo para una mayor precisión durante el proceso de llenado. Además, si lo deseas podrás lavar y esterilizar previamente la botella inicialmente usada para la maceración. Así, resulta posible reusarla.

Almacena el alcohol de romero

Almacenar el alcohol de romero preparado es uno de los pasos menos complicados, pero requiere de algunas precauciones. Por ejemplo, la botella deberá ser oscurecida y la tapa ofrecer un cierre hermético, ya que, de esta manera, se evita el paso de los rayos solares, aire y humedad, que son los principales causantes del deterioro de las cualidades del producto.

Además, el sitio seleccionado para la colocación del recipiente debe ser un área ventilada, oscura y completamente seca, en la que se mantenga una temperatura ambiente. De esta manera, podrás conservar el alcohol de romero por mucho tiempo, aprovechando al máximo todo su poder curativo y terapéutico.

Con este paso a paso, ya no tendrás que preguntarte más cómo se hace el alcohol de romero. Se trata de un procedimiento que no te restará mucho tiempo realizar y con el que conseguirás preparar un alcohol de romero de precio asequible, que no tiene nada que envidiarle a un producto patentado por un laboratorio.

 

Acerca del alcohol de romero

Los beneficios del alcohol de romero han sido comprobados con el pasar de los años, siendo empleado de forma externa como medicamento descongestionante, para aliviar los principales síntomas del resfriado común y dolencias a nivel de las articulaciones en deportistas de alto rendimiento o personas con padecimiento de artritis. Asimismo, el uso del alcohol con romero es recomendado como tonificante para la piel y anticelulítico casero.

Lo mejor de esta planta es su fácil adquisición en herbolarios, supermercados o tiendas especializadas en la web. Además, puede ser cultivada en cualquier jardín, lo que permite aprovechar aún más sus propiedades, ya que, de esta manera, podemos estar seguros de que la planta no posee ningún tipo de químicos que altere su composición natural.

Del mismo modo, al usar el alcohol de romero las propiedades son mucho más variadas cuando se mezcla con otros ingredientes. Incluso, existen muchas más recetas, como el alcohol de romero y aspirina.

Finalmente, cuando utilices el alcohol de romero, las contraindicaciones pueden surgir. Por ejemplo, no se recomienda el alcohol de romero para la cara ni el alcohol de romero para el pelo, especialmente sin contar con una respectiva vigilancia o asesoría profesional.