Última actualización: 29.01.23

 

¿Ya tienes un nuevo secador de pelo, pero no sabes cómo utilizarlo o para qué funcionan sus accesorios? No te preocupes, aquí te ayudaremos a conocer tu nueva adquisición para que puedas prepararla y secar tu cabello de forma sencilla, cómoda y rápida.

Revisa el equipo y sus accesorios

Abre la caja de tu nuevo secador de pelo y verifica que incluya todos los accesorios anunciados. Por lo general, la mayoría incluye algunas boquillas para que puedas obtener diferentes aspectos y darle más libertad de uso al secador.

En este punto, es recomendable probar cada una de las piezas, así podrás asegurarte de que encajan correctamente y tienes la compatible con el modelo de secador que adquiriste.

 

Instala el accesorio de tu preferencia

Por lo general, los accesorios que suelen incluirse con los secadores son los difusores y las concentradoras. El primero te ayudará a aplicar volumen al secado del pelo y el segundo suele utilizarse para alisar.

No obstante, además de estos, también podrías encontrarte con un peine para secador, con el que podrás ir peinando el cabello al mismo tiempo que va haciendo efecto el aire caliente, o también un gorro térmico con conexión para la boquilla muy útil para tratamientos químicos.

 

Conecta el secador de pelo

Cuando hayas escogido e instalado el accesorio en la boquilla del secador de pelo, lo siguiente que debes hacer es encontrar un lugar cómodo donde sentarte o estar de pie si lo prefieres y que tenga un espejo para que puedas ir secando tu cabello con más comodidad.

Toma el cable de alimentación del secador y conéctalo a un enchufe cercano. Evita que el cable quede demasiado tenso, ya que un movimiento brusco podría desconectar el equipo y esto no sería bueno para mantener su integridad e incluso podría quemar la resistencia por la baja de tensión repentina.

 

Encendido y ajustes

Ahora, toma el secador de pelo con tu mano dominante y presiona el botón de encendido. Esto debería activar el motor del aspirador y ofrecer una corriente de aire a temperatura normal. Si tu secador cuenta con un sistema de ajuste, entonces selecciona entre los diferentes niveles de calor a que temperatura quieres que se encienda la resistencia.

Te aconsejamos tener cuidado de no colocar la boquilla directamente sobre el cabello, ya que el calor excesivo podría dañarlo y tendrías que aplicar tratamientos hidratantes para recuperar la buena salud de tu pelo.

 

Apagado y almacenaje

Después de que hayas terminado de secar tu cabello, baja el nivel de temperatura al mínimo y procede a presionar el botón de apagado. Desconecta el secador del enchufe y déjalo reposar unos minutos sobre alguna superficie para que se enfríe y regrese a temperatura ambiente. No debes guardar un secador caliente en un espacio cerrado si quieres evitar que se vea afectada su estética o su funcionamiento.

Cuando el secador esté frío al tacto, ya podrás guardarlo en algún cajón o en su bolsa de transporte si es que tienes una a mano.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS