Última actualización: 17.04.21

 

Una de las características que más se buscan dentro del mercado de perfumes femeninos es la exclusividad. Encontrar un perfume para mujer que se salga de lo normal no siempre es fácil. Afortunadamente, existen propuestas como el perfume de Lolita Lempicka, con el que es fácil disfrutar de esa sensación única y exclusiva.

 

Al igual que ocurre con el color y el estilo de nuestro pelo, el maquillaje que utilizamos a diario o en ocasiones especiales o bien las prendas que vestimos según cada ocasión, el perfume de mujer es otro de los elementos básicos dentro de nuestra imagen personal. De hecho, las sensaciones olfativas son unas de las que más huella dejan a la hora de marcar estilo. Por eso es habitual que muchas mujeres busquen perfumes diferentes a lo habitual, que ofrezcan una cierta exclusividad o que se aparten de los convencionalismos de siempre.

Esta búsqueda no siempre es fácil, sobre todo en un mercado globalizado como el actual. Cualquier perfume que pueda suponer una novedad puede convertirse en un producto más de consumo en poco tiempo, a poco que se ponga de moda. Afortunadamente, existen opciones interesantes, exclusivas y que aún mantienen su esencia, como el perfume para mujer de Lolita Lempicka.

 

De un vistazo

Lo primero que llama la atención de este perfume es el diseño de su frasco. Algo que nos previene para lo que vamos a encontrar en su interior: un perfume exclusivo, con un diseño que desde la propia caja nos sorprende.

No obstante, la sorpresa mayor llega cuando abrimos el frasco y disfrutamos por primera vez del perfume que contiene. Una esencia adictiva e hipotónica con una intensidad notable y todo lo necesario para darle a tu imagen personal ese toque especial que un perfume debe aportar. Además, pese a estar basado en un planteamiento mixto entre frutas y flores, lo cierto es que el resultado final no es lo que puedes esperar de un perfume clásico.

Este ha sido uno de los principales éxitos de los responsables detrás de este perfume: el ser capaces de actualizar a los nuevos tiempos un producto lanzado por primera vez en 1997. Fue en 2017, veinte años después de su primera aparición, cuando la marca decidió hacer un restyling sobre la fragancia y adaptarla para la mujer de hoy. Y viendo el resultado, nadie puede negar que la operación ha sido todo un éxito. El resultado es un clásico actualizado, pensado especialmente para la noche o para darle un toque diferente a tu aroma en cualquier ocasión que lo merezca.

En profundidad

Analizando en profundidad el aroma que despliega este perfume, encontramos una intensa presencia de toques frutales y florales, en un planteamiento gourmet de alto nivel. Hablamos de un perfume fresco durante su salida, mediante una combinación de hiedra y cereza, a la que se añade la intensidad propia del anís estrellado.

Respecto de las notas de corazón, las que dan buena parte del cuerpo del perfume y generan la esencia del mismo junto a las notas de fondo, la principal presencia es de la del grupo floral. En esta fase, notaremos la esencia de la amarilis, el iris o la violeta, aunque modificado ligeramente por el toque fresco que le aporta el regaliz. De nuevo, la combinación se plantea para generar olores frescos e intensos, pero sin la pesadez de otros perfumes más espesos y pesados en su elaboración.

Como era esperable, este planteamiento también perdura en las notas de fondo, donde destacan las notas de vainilla, almizcle o vetiver. A ellas se añaden el haba tonka y el almizcle, en una combinación que une lo mejor del pasado y del presente. Una propuesta muy equilibrada con las notas de corazón, para crear una sensación integral y muy agradable.

Por cierto, si estás interesado en el medio ambiente y el bienestar animal, con este perfume no tienes que preocuparte por nada. Uno de los objetivos de este nuevo diseño fue convertir la fórmula del producto en una que fuera totalmente vegana, lo que finalmente ha sido posible. Tampoco está testado en animales.

 

Sobre la marca

Aunque Lolita Lempicka es una marca que lleva muchos años tanto en el mundo de la moda como en el de la perfumería, es posible que no hayas oído hablar de ella. La historia de esta marca empieza en 1982, cuando Josian Maryse Pividal elige esta denominación como su seudónimo. En su alias se combinan la conocida novela Lolita, de Vladimir Nabokov, como la pintora polaca Tamara de Lempicka.

Ambos forman parte de los elementos que dan sentido a las prendas de esta diseñadora. Su primera colección rescató el estilo de los años 40, aunque con un planteamiento actualizado conforme a las últimas tendencias. Algo en lo que también destacó Lempicka, perteneciente al movimiento Art Decó y que tuvo en el retrato, el bodegón y el desnudo sus principales éxitos. Respecto de la obra de Nabokov, la imagen de Lolita añade ese toque pícaro y especial que se refleja en las prendas y en sus perfumes.

Tras el éxito de estas primeras colecciones, la marca amplió su propuesta con el salto al mundo de los perfumes femeninos, a los que no tardarían demasiado en unirse los masculinos. Una propuesta que, como hemos visto, cuenta con un diseño exclusivo en cuanto a sus frascos, pero también en sus esencias. Algo que confiere a Lolita Lempicka un aroma y un perfil único, incluso dentro de un mundo tan complicado como el de la perfumería.

En esencia

– El perfume de Lolita Lempicka es un perfume para mujer exclusivo e ideal para completar tu imagen personal.

– Esta nueva versión toma como base la primera fragancia, lanzada al mercado en 1997, aunque actualizada a los nuevos tiempos.

– Su aroma se forma con una agradable mezcla de contrastes, que no deja indiferente a nadie.

– El perfume ha sido desarrollado con notas de hiedra en cabeza, con toques florales y un fondo de praliné y vainilla en sus notas de corazón y fondo, en una agradable e intensa combinación.

–  El producto está hecho con ingredientes 100% veganos, siendo totalmente respetuoso con el medio ambiente y con los animales.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments